Skip to content

Luis Pedraza Leduc: La militancia silente

Spread the love

Norberto, como le llamamos todos, con esa familiaridad que rompe las barreras que su expresión o tema a tratar impone, recibió afectos y llantos de quienes le conocimos y le tratamos en sus diversos roles como compañero, dirigente, hombre de familia y combatiente de la patria caribeña.

Buenos días. El viernes 15 de marzo celebramos la Vida del compañero Norberto Cintrón Fiallo. Decenas de testimonios públicos y en privado fueron compartidos por personas del más amplio y representativo ambiente político y social de nuestro país y la comunidad caribeña.

Norberto, como le llamamos todos, con esa familiaridad que rompe las barreras que su expresión o tema a tratar impone, recibió afectos y llantos de quienes le conocimos y le tratamos en sus diversos roles como compañero, dirigente, hombre de familia y combatiente de la patria caribeña.

Hoy compartimos el mensaje leído por un grupo representativo de la Masonería Patriótica Puertorriqueña quien le rindió una merecida guardia de honor.

¡Viva Norberto Cintrón Fiallo!

Luis Pedraza Leduc


La Militancia Silente

Los masones acostumbramos despedir a nuestros hermanos con una sencilla Guardia de Honor. La misma, como han notado, discurre de forma ordenada y en silencio. Es así como realiza su labor la Masonería.

Hoy hemos venido a celebrar la vida de un Hermano que todos reconocemos por su compromiso con la libertad de nuestra Patria, por su trabajo organizativo de la clase trabajadora, por su permanente defensa de los derechos humanos y por la búsqueda constante de la felicidad colectiva.

Hoy la Masonería Patriótica Puertorriqueña viene a honrar la memoria de nuestro Hermano Norberto Cintrón Fiallo, un Hermano que supo hacer de la Militancia Silente un efectivo método de lucha.

El poder de la militancia silente está en su invisibilidad para el enemigo. En la posibilidad para crear desde el silencio las condiciones que permiten y hacen posible la militancia en la calle, la expresión en los medios o la acción ofensiva o defensiva, según dicten las circunstancias.

Su fortaleza está en el silencio y el anonimato que le permite estar donde se requiera su acción sin comprometer la integridad y la continuidad del trabajo organizativo.

La militancia silente permite igualmente la acumulación de fuerzas, de recursos, de pequeños avances imperceptibles que eventualmente se transforman en hechos que marcan significativos puntos de cambio que adelantan el objetivo de transformar la realidad.

La militancia silente es la reserva estratégica de las organizaciones que aspiran a la transformación total de la sociedad para garantizar a los pueblos una vida digna y el pleno disfrute de sus derechos.

Los militantes silentes, son los hombres y las mujeres que, al amparo de la infranqueable barrera que los protege, van generando la fuerza decisiva que cambia el rumbo de la historia.

Gloria y honra para los hombres y mujeres que, a riesgo de sus vidas y de todo lo que les es amado, dedican su vida a construir un mejor futuro para la humanidad. Honremos pues, en esta ocasión, la vida de nuestro Querido Hermano Norberto Cintrón Fiallo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *