Skip to content

Luis Pedraza Leduc: La salud, servicio esencial

Spread the love

Sin salud no tenemos trabajo, no podemos tener vivienda. Sin salud no podemos educarnos. No podemos convivir en familia. Por ello la salud es un derecho humano.

Buenos días. Si usted tuviera que decidir sobre cuál debe ser el principal servicio que el gobierno debe garantizar o dar al  ciudadano, ¿cuál escogería? La salud. Este es el servicio que nos permite disfrutar de la vida, de otras condiciones en sociedad. Sin salud no tenemos trabajo, no podemos tener vivienda. Sin salud no podemos educarnos. No podemos convivir en familia. Por ello la salud es un derecho humano.

Como derecho humano no puede ser una mercancía en manos de una empresa privada que establece el costo del servicio. Recientemente nos decía un compañero que tuvo una condición que requería tomar un medicamento diario que su costo es de $9,000.00 diarios. Su cubierta médica lo cubrió, no sin antes escuchar su enérgico reclamo, ya que algún burócrata había decidido darle el alta sin reconocerle el medicamento que le garantiza la vida y sin mejorar su condición. Todos hemos escuchado de un caso así, o peor, lo hemos sufrido.

Los médicos reconocen que actualmente los seguros médicos intervienen en los diagnósticos y tratamientos del paciente basados en el costo del mismo. A menor costo mayor ganancias para las aseguradoras privadas. El Partido Independentista Puertorriqueño, PIP, continúa presentando su propuesta de país ante los medios de comunicación. Hoy le tocó el turno a su propuesta de un plan universal de salud. Más allá de un reclamo histórico del PIP, como dice la nota que compartimos, es una necesidad que como sociedad tenemos que asumir. No podemos permitir que la salud sea una mercancía que la puedan pagar los de mayor ingreso y los de menos ingreso simplemente la padecen hasta fallecer. No podemos permitir que la vida dependa de hipotecar una propiedad, de la caridad humana, de colectas entre amigos o familiares o de vivir precariamente.

La salud debe ser la prioridad en una sociedad. De ello depende todo lo demás. Como reconoce el PIP será un proceso que se inicia pero con una transición ordenada para que pueda llegar a un final seguro y correcto. Son demasiados los intereses económicos que están en juego. Estos intereses deben entender que la salud está por encima de sus ganancias y deben apoyar el proceso. Al final ellos ganan. Tal vez menos, pero ganan. Los que no ganamos, si esto no cambia, es el pueblo.

Luis Pedraza Leduc

Insiste en la creación de plan médico universal

El candidato a la gobernación del PIP contempla sacar a las aseguradoras como intermediarias

El candidato a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, presentó ayer sus propuestas de acceso a la salud, entre las que destacan un plan médico universal y la atención primaria desde las comunidades. El denominado “Seguro Nacional de Salud” que propone el exsenador sería administrado por la “Corporación Nacional de Salud”, una entidad sin fines de lucro que funcionaría desde un método cooperativista y que uniría a los “actores de salud”, es decir, a los proveedores, el gobierno y los asegurados. De esta manera, se “sacaría” a las aseguradoras como intermediarias y dejaría a la Corporación como principal y único pagador a los proveedores.

“Partimos de la premisa de la defensa de la salud como un derecho humano, por lo tanto, lo que hemos visto del colapso de nuestro sistema de salud es que ha estado fundamentado en los elementos del lucro y que, además, ha estado divorciado de los aspectos integrales sociales que precisamente provocan muchos de los problemas de servicios de salud”, indicó Dalmau Ramírez, en una conferencia de prensa en la plaza Antonio R. Barceló, en Barrio Obrero.

“Las aseguradoras no desaparecen. Esa no es la propuesta. Salen como intermediarias del manejo del sistema de salud de los fondos que tiene acceso el gobierno de Puerto Rico”, subrayó. El seguro universal sería costeado con fondos estatales y federales y con el pago de las primas. Sin embargo, no sería absoluto, sino que incluiría aquellos servicios que personas expertas determinen que son los más importantes para la población en Puerto Rico.

“Los servicios que no se cubran por el Seguro Nacional de Salud, la ley va proveer para que haya un mercado secundario complementario, (en) que las aseguradoras privadas van a poder vender pólizas para cubrir esos servicios que no cubra el Seguro Nacional. O sea, que van a tener un mercado, lo que pasa es que no va ser como ahora, que ellas tienen el 80% o 90% del bizcocho, va a ser al revés”, destacó, en tanto, el economista Heriberto Marín Centeno, catedrático de la Escuela de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico, quien formó parte del grupo que redactó la propuesta.

El sistema de salud universal ha sido uno de los planteamientos históricos del PIP. Al ser cuestionado por El Nuevo Día sobre qué haría más viable esta propuesta en el contexto actual, Dalmau Ramírez respondió que el “colapso” del sistema “ha sido tan dramático”, que da una fuerza adicional al reclamo, y el hecho de que la población de adultos mayores ha aumentado y requiere unos servicios de salud más accesibles. “La idea de crear redes comunitarias y, por lo tanto, añadir a eso el tema, para los más jóvenes, de prevención, son unas realidades actuales que complementan el sistema de salud universal. Ahora, hemos sido más enfáticos de cuáles son las fuentes de financiamiento con lo que es Medicaid, CHIP (Programa de Seguro Médico Infantil), lo que son fondos federales, estatales y las primas que se pagan por persona”, recalcó el candidato, quien reconoció que su principal propuesta conllevará un proceso de transición y no pudo proveer un estimado de tiempo para lograrlo.

El sistema universal sería parte de una visión holística bajo el concepto de “una salud”, es decir, que contemple la salud humana –mental y física–, ambiental y veterinaria desde un enfoque comunitario, que tome en cuenta los determinantes sociales de la salud.

ATENCIÓN AL ÉXODO DE PROFESIONALES

De ganar las elecciones generales, Dalmau Ramírez crearía un “Fondo de Apoyo Nacional para la Salud Pública y Atención Primaria”. “Es un fondo que tendría una primera inyección, en 2025, de $100 millones. Esos $100 millones se dividen en un 40% para promover la salud y prevención, un 40% para la atención primaria y un 20% para la preparación para emergencias de salud que podamos enfrentar”, detalló.

Con esos fondos, se pretende crear una “Red Nacional de Comunidades Saludables”, que se enfocaría en la prevención de enfermedades, a través de la promoción de la alimentación balanceada, la actividad física y fomentar espacios saludables para las personas, así como establecer servicios de salud mental, indicó. En la Red, también se trabajaría con “líderes comunitarios de salud”, es decir, miembros de las comunidades que sean adiestrados y sirvan de enlace.

Para atender el éxodo de los profesionales de la salud, Dalmau Ramírez propone facilitar la inserción a las redes de proveedores, estableciendo incentivos de pagos para préstamos estudiantiles y hacer un registro de las necesidades de salud que haya en Puerto Rico, para fomentar la formación en las áreas de mayor necesidad.

“Nuestra visión de restructurar la salud es tratarlo con el concepto de ‘una salud’, no un concepto de salud disgregada, donde se atienden elementos aislados sin considerar condiciones sociales, económicas, de prevención”, comentó el postulante a La Fortaleza. Marín Centeno resaltó, en tanto, que las propuestas se realizaron en consulta con profesionales y fueron basadas en ciencia. El tema acumula 149 páginas y contempla múltiples enfoques de la salud por sector, como las mujeres, las personas LGBTQ+, los niños, los hombres y personas con diversidad funcional, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *