Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Mujeres envejecientes decidirán las elecciones

Spread the love

Se destaca la fuerza del voto de la mujer envejeciente y pobre. Su consistencia y firmeza frente al voto masculino

Buenos días. Compartimos una nota de la periodista Sandra Rodríguez Cotto quien analiza y resume la encuesta sobre las elecciones, el elector y las tendencias del voto en base a el género, edad y temas, entre otros factores. El análisis aplica a otros intentos de organizar o entender cómo piensa la gente y como consecuencia actúa.

Se destaca la fuerza del voto de la mujer envejeciente y pobre. Su consistencia y firmeza frente al voto masculino. También resulta interesante los temas, como LUMA aparece en la encuestas aunque no se pregunte.

El movimiento sindical y todo el que aspire a organizar debe tener en cuenta esta radiografía de nuestro pueblo.

Pensemos.

Luis Pedraza Leduc

Mujeres viejas y pobres decidirán las elecciones

El experto encuestador y profesor Jorge Benítez da las tendencias En Blanco y negro: Mujeres mayores de 62 años seguidas 40-60 años serán la fuerza electoral, comunidad LBGTTQ+ con 7%

Por Sandra Rodríguez Cotto

 
 

Ningún partido político ni candidato en las primarias o en las elecciones generales les presta atención hasta ahora, pero son las mujeres viejas y pobres la mayor fuerza electoral y quienes decidirán los comicios de noviembre. Eso concluyen los estudios que realiza el reconocido encuestador y catedrático retirado de la Universidad de Puerto Rico, Jorge Benítez.

El miembro de Consultoría de Investigación Social, que nunca ha fallado en sus estudios de campo y en las predicciones electorales desde hace más de una década, conversó en exclusiva en el programa de radio EN BLANCO Y NEGRO de las principales tendencias que afectarán los resultados en las primarias y las elecciones de este 2024.

“Insisto y esto que te voy a decir se lo he dicho a 20 líderes políticos. Aquí hay una gran mayoría electoral, desde el punto de vista cuantitativo, que son las mujeres viejas, y pobres. Esa es la gran mayoría electoral de este país, y el que no le hable ese grupo, tiene un problema” dijo Benítez.

“Ese es el grupo que va a definir elecciones en este país. No son los jóvenes. Los jóvenes no pasan del 17% del voto. Pero aquí estamos hablando de este grupo que es entre 28 o 30%. O sea, las mujeres mayores de 62 años en adelante”, agregó.

También dijo que la mujer, especialmente las de mayor edad, tienden a ser más consecuentes que el hombre a la hora de ir a votar, contrario a lo que pasaba en Puerto Rico hace 40 y 50 años. “Eso ha cambiado”, dijo Benítez.

Los hombres, en cambio, están más preocupados por la seguridad en empleo y la educación de sus hijos.  “La educación sale como un tema bien importante en el caso de los varones, pensando en los hijos, en qué políticos están limitando las oportunidades educativas para mis hijos. Que yo trabajé para que mi hijo estudiara y llegara a un lugar socioeconómico mejor que el mío, pero en Puerto Rico quienes están teniendo esas oportunidades son unos pocos y la única manera de buscarlas es yéndose del país. Esa situación que parece existencial se plantea bastante entre los electores varones”, dijo.

Sobre la comunidad LGBBTQ+ que estuvo mucho más activa en campañas y elecciones anteriores, representan sobre el 7% del total de los votos.

“Un 7% que empieza a ser significativo porque estamos hablando de un número que ya es mayor de lo que sacaban algunos partidos políticos aquí dos elecciones atrás. Pueden definir quien gana y quien pierde”, dijo Benítez. En algunas regiones, esa comunidad supera el 8% de universo electoral.

LUMA Y TEMAS CANDENTES

Un tema recurrente que aparece en todos los grupos de demográficos, regionales y por género es Luma y el casi absoluto rechazo a esa empresa. Muchos de los encuestados recuerdan que el gobernador Pedro Pierluisi anunció que no habría aumentos en este cuatrienio, pero en Luma ya han hecho más de siete mientras que el servicio sigue plagado de interrupciones.

“El asunto de Luma es cómo tú tratas de evitarlo en las encuestas. No puedes. No preguntas sobre él y sale. El tema está ahí, y definitivamente yo creo que es el gran tema electoral en estas elecciones”, dijo Benítez.

La salud, la seguridad, los problemas de transportación también son temas prioritarios para el electorado. Pero los datos corroboran que el elector está más preocupado por aquello que le sea más cercano. “Lo que pasa en donde vivo, la seguridad de mi barrio, la recreación disponible. Todo eso es bien importante”, y tampoco se habla de eso en lo que va de campaña primarista, sostuvo.

“Al elector no le importa quién esté o de qué partido sea, siempre y cuando me resuelva la situación de que yo pueda pagar los medicamentos. Se hace la pregunta de ¿quién es esa persona que me que me va a resolver esta situación y yo estoy dispuesto a votar por esa persona, pero no porque sea más lindo o feo, o porque sea de mi partido. Yo creo que eso es bien importante porque ha sido consistente en todas las encuestas que hemos hecho durante el último año en Puerto Rico”, agregó.

Para la población entre 40 y 60 años, los temas prioritarios son el acceso a la vivienda, al trabajo, y a la educación para poder reinventarse. “Como decimos ahora, para reeducarte y tener acceso a las nuevas tecnologías. Eso es importante para para las mujeres de 40 a 60 años”, agregó Benítez.

Para los electores de 50 años en adelante, tanto hombres como mujeres, es el tema de los sistemas de retiro, pero más que nada, conocer qué candidatos apoyan que no sigan cortando los fondos del retiro.

OTROS TEMAS PRINCIPALES

Según las encuestas que realiza el grupo de Benítez, y que precisamente se han reactivado a partir del 1ro de abril, hay otros temas que afectarán el resultado electoral. Estos incluyen salud, religión, narcotráfico y la desconfianza en las instituciones.

SALUD – El acceso a los médicos y medicinas, la falta de acceso y servicios es una prioridad en los distintos grupos demográficos.

RELIGIÓN – Más de la mitad de los puertorriqueños se identifica como religioso o creyente. Esto equivale a un 52% del electorado boricua, comparado con menos del 41% en los Estados Unidos.  La proporción aumenta fuera de la zona metropolitana, donde sube a casi un 60%. Quizás esto explica el auge del mensaje del Proyecto Dignidad o las posturas asumidas por el gobernador Pedro Pierluisi y la Comisionada Jennifer González en cuanto a ser creyentes cristianos, no de otras religiones.

MEDIOAMBIENTE – Aunque han proliferado las protestas y la preocupación general por el acelerado daño ambiental en Puerto Rico, y por el robo de las costas, las encuestas revelan que el tema no está entre las primeras tres prioridades a nivel nacional. Por el contrario, el ambiente sí es una prioridad a nivel regional. Por ejemplo, en zonas como Guayanilla y Yauco la preocupación por el daño de las cenizas de carbón está entre los tres temas prioritarios, según los datos.

NARCOTRÁFICO – Todas las encuestas en los últimos 30 años siempre hablan de una preocupación por la criminalidad, pero en los últimos meses prolifera el problema del narcotráfico.

“Somos un narcoestado total. Yo no tengo ninguna duda. Lo dice la encuesta del mes pasado. ¿Por qué los líderes políticos que están compitiendo para primaria han forrado los puntos de droga con sus propagandas? Entonces vete barrio a barrio y busca donde están los retratos de los candidatos. En los puntos de droga, que la sociedad, algún tipo de relación, no entre una cosa y la otra. Bueno, son elementos de poder, verdad”, dijo. Mencionó que en las encuestas trasciende la preocupación de que el ingreso per cápita en Puerto Rico no tiene ninguna relación con la cantidad de autos de lujo que tenemos.

DESCONFIANZA EN LA JUDICATURA – En el 2005 un 34% de los puertorriqueños confiaba en la Rama Judicial. Hoy, la confianza en la Judicatura bajó a un 18%. “Es cercano a lo que se ha mantenido la Legislatura que está entre un 11y un 13%, de manera consistente por 30 años. Es decir, la gente ahora percibe a los jueces como a los legisladores”, dijo Benítez.

Los estudios de Benítez y su equipo reflejan que el elector puertorriqueño tiende a creer más en su alcalde, por ser más cercano.

CRISIS MEDIÁTICA – Otro renglón donde se perciben bajas en credibilidad es en los medios corporativos. “Vamos a ponerlo así. Ahora los ven casi como parte del gobierno. Te estoy hablando desde el punto de vista de la opinión pública”, dijo Benítez.

“Hay un estudio mundial que yo participé con casi por dos décadas y se sigue haciendo como en 60 países que se llama el World Values Studies, que dice que cuando la confianza en la prensa baja mucho, podemos empezar a ver lo que llamamos crisis de legitimidad en las instituciones. Y aquí yo creo que tenemos que empezar a mirar en esa dirección para tomar medidas para que no ocurra” agregó.

ISSUES NO CANDIDATOS – “Desde hace un año para acá, a través de tres encuestas regionales, nacionales, municipales, ha salido un dato muy importante que es que para el elector puertorriqueño Hoy es más importante el issue (asunto) que las cualidades de los candidatos, y eso no pasaba aquí hace muchos años”, dijo Benítez.

FUERA DE SAN JUAN – Por otro lado, los candidatos y los partidos deberán enfocar sus campañas a manera regional y no pensar que un anuncio desde San Juan será recibido y aceptado por todo el país. Esto porque hay grandes diferencias sociales y comportamientos electorales en cada región.

“La cultura política puertorriqueña varía mucho de costa a montaña, de este a oeste, hay muchos issues. Mira el asunto racial, por ejemplo, es mucho más fuerte en la costa que la montaña. Entonces son temas que se manejan distinto. El hecho religioso es lo mismo, que varía mucho con la geografía puertorriqueña. Si yo cojo a Puerto Rico y lo trato como un todo porque es como mira la zona Metro, pues estoy equivocándome”, advirtió Benítez.

 “En general en Puerto Rico piensan de la misma manera que ese grupo de personas que nosotros seleccionamos. Y ahí viene todo el toda la ciencia de hacer una buena selección o muestra. Porque si la muestra o el resultado de esa muestra no se parece a ese universo que queremos estudiar, pues lo hicimos mal. Así que debemos tener una serie de cuidados para que se parezcan lo más posible, que la muestra o el perfil de la muestra y el perfil del grupo grande pues sean lo mismo”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *