Skip to content

Luis Pedraza Leduc: No hay duda que el trato dado a Haiti responde a los intereses de las potencias esclavistas, hoy imperialistas, de impedir que una nación de negros libres se constituyan en ejemplo para la humanidad

Spread the love

Debemos protestar la invasión anunciada. Debemos estar claros que los intereses de EEUU son los que prevalecen en esta misión militar. El proximo miércoles, 11 de octubre, a las 5:00 pm se hará una movilización y manifestación frente al edificio federal en la Avenida Chardon en Hato Rey a la cual todos y todas debemos asistir.

Buenos días. Hoy se “celebra” el Día de la Raza. En mis años de escolar lo conocían como el día del “Descubrimiento de América” y se celebra el 12 de octubre. Por legislación adoptada según los intereses económicos, los días feriados se mueven a principios o finales de semana independientemente del día real de la celebración.

La realidad es que hay poco que celebrar. No hubo tal descubrimiento. Las llamadas Américas estaban pobladas por pueblos originarios con su organización social, económica y sobre todo cultural. La intervencion de las potencias imperialistas representan hasta hoy una historia de saqueo, conquista y genocidio en contra de los pueblos originarios.

Para nosotros en Puerto Rico la conquista y el saqueo no ha terminado. Nuestro estatus colonial niega cualquier derecho que como pueblo debemos tener. Pero, lamentablemente hay más. Hace una semana el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la intervención militar en Haití, la cual iniciará posiblemente en enero 2024.

A mediados de agosto publicamos varios artículos sobre Haiti, su historia, los reclamos actuales de sectores civiles en oposición a una invasión y las contradicciones en el cierre de frontera por parte de República Dominicana. Hoy se hace importante recordar y actualizar estos datos sobre la primera república construida por una población negra que fue esclavizada, arrancada de sus tierras y castigada por ejercer sus derechos a ser libre, pensar y querer vivir.

No hay duda que el trato dado a Haiti responde a los intereses de las potencias esclavistas, hoy imperialistas, de impedir que una nación de negros libres se constituyan en ejemplo para la humanidad.

Debemos protestar la invasión anunciada. Debemos estar claros que los intereses de EEUU son los que prevalecen en esta misión militar. El proximo miércoles, 11 de octubre, a las 5:00 pm se hará una movilización y manifestación frente al edificio federal en la Avenida Chardon en Hato Rey a la cual todos y todas debemos asistir.

Reproducioms hoy una nota sobre el proceso en el Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar la invasión y también reproducimos el manifiesto de organizaciones politicas y civiles de Haití a las naciones africanas para evitar la invasión.

Luis Pedraza Leduc

DEL PUEBLO HAITIANO A LOS PAÍSES AFRICANOS

Puerto Príncipe, 06 de agosto de 2023

Carta abierta a los países hermanos de África, tierra de nuestros antepasados, en particular a los países de la Unión Africana (UA)

“Ninguno de los países de la tierra de nuestros antepasados (África) debe servir de caja de resonancia para las antiguas potencias coloniales, esclavistas, transformadas en potencias imperialistas y hoy comprometidas activamente en el proyecto criminal de desestabilización de Haití, de sabotaje sistemático de su soberanía, donde la ocupación estadounidense-ONU representa una etapa peligrosa”

Honorables Jefes de Estado y de Gobierno de los hermanos países de África,

Nosotras, organizaciones haitianas signatarias, hemos recibido con asombro la sorprendente noticia de que un país hermano como Kenya ha aceptado dirigir contra Haití una fuerza de ocupación estadounidense-ONU disfrazada bajo el rótulo de “fuerza multinacional” para seguir engañando mejor a la opinión pública nacional e internacional, tratando así de ocultar el lado maquiavélico de esta iniciativa criminal. Cabe señalar que para preparar a la opinión pública nacional e internacional para la aceptación de esta felonía, se han movilizado bandas armadas a escala nacional con el objetivo de crear un caos total susceptible de justificar la ocupación estadounidense-ONU de nuestro país. Así, las bandas armadas están autorizadas para violar colectivamente a niñas y mujeres jóvenes, masacrar, secuestrar y aterrorizar a la población indefensa a diario.

Honorables Jefes de Estado y de Gobierno de los hermanos países de África

Queremos llamar su atención sobre la participación de los Estados Unidos de América en el proceso de suministro de armas y municiones a las bandas que, sin problema alguno, siembran terror y muerte en Haití. Según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (UNODC) publicado en marzo de 2023, las armas y municiones utilizadas por las pandillas provienen en particular de los Estados Unidos de América. La UNODC, en este mismo informe, ha confirmado un incremento en el tráfico ilegal de armas, principalmente desde Estados Unidos hacia Haití, desde el Estado de Florida. ¿Cómo entender o esperar que Estados Unidos, teniendo una responsabilidad tan grande en la entrega de armas y municiones a las pandillas, pueda al mismo tiempo pretender ayudar a combatirlas de manera efectiva a través de una supuesta fuerza multinacional? ¿Paradojalmente qué interés tendría repentinamente Estados Unidos en combatirlas?

Sorprendentemente, a pesar de esta situación contradictoria, el gobierno de Kenya, en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, anunció que estaría listo para asumir el liderazgo de una fuerza multinacional y desplegar en Haití un contingente de 1.000 policías supuestamente destinado a ayudar a la formación de la policía haitiana para eventualmente restaurar la normalidad en Haití. Sólo espera un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, así como el acuerdo de las autoridades locales para iniciar su operación de despliegue. Incluso ya tiene, en su entusiasmo, planeado en las próximas semanas, según la Agencia France Presse, “el envío de una misión de evaluación dirigida por un equipo operativo de la Policía de Kenya”. ¿Qué operatividad es? ¿Qué conocimiento de la realidad sobre el terreno tendría un equipo de este tipo para llevar a cabo la evaluación de una situación que percibe a lo sumo sólo a través de informes sesgados escritos por agentes cómplices del Core Group?

Cabe subrayar que Kenya accedió apresuradamente a involucrarse en esta sospechosa aventura política luego de que Canadá y otros países tuvieran que, bajo la presión de una serie de ciudadanos informados, rechazar la solicitud de Estados Unidos de asumir el liderazgo de esta fuerza de ocupación que el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres y el gobierno de los Estados Unidos quieren imponer por todos los medios. ¿Se ha preguntado el gobierno de Kenya por qué Canadá y otros países se negaron, a pesar de la presión o las ventajas ofrecidas, a involucrarse en esta dudosa empresa criminal? ¿Se preguntó acerca de los objetivos reales de tal empresa? ¿Se ha tomado, como los demás países ya contactados al respecto, el tiempo necesario para reflexionar sobre la trascendencia política y las desastrosas consecuencias de tan sospechosa aventura? En un momento en que varios países de África comienzan a liberarse de las garras de Occidente o a desviarse de la lógica de las nocivas prácticas neocoloniales de Occidente, ¿puede Kenya permitirse, para mayor desgracia de Haití, contribuir al reforzamiento de prácticas tan perniciosas y desestabilizadoras?

¿Ha tratado el gobierno de Kenya de entender los objetivos ocultos y no reconocidos de tal empresa que va en contra de lo proclamado solemnemente en el Acta Constitutiva y la Carta de la Unión Africana (UA)? De hecho, se menciona en el Artículo II de la Carta: “Los objetivos de la Organización son los siguientes: a) Fortalecer la unidad y la solidaridad de los Estados africanos;  b) Coordinar e intensificar su cooperación y  sus esfuerzos para brindar mejores condiciones de vida a los pueblos de África; c) Defender su soberanía, integridad territorial e independencia; d) Eliminar todas las formas de colonialismo de África; e) Fomentar la cooperación internacional, teniendo debidamente en cuenta la Carta de las Naciones Unidas y la Declaración Universal de Derechos Humanos ». El Artículo III continúa: “Los Estados Miembros, en cumplimiento de los propósitos establecidos en el Artículo II, afirman solemnemente los siguientes principios: Igualdad soberana de todos los Estados Miembros; No injerencia en los asuntos internos de los Estados; Respeto a la soberanía e integridad territorial de cada Estado y su derecho inalienable a una existencia independiente»[1]

Honorables Jefes de Estado y de Gobierno de los hermanos países de África,

Estarán de acuerdo con nosotros en que el enfoque de los líderes de Kenya es parte de una lógica totalmente opuesta a lo proclamado en la carta de la UA y que hay razón en esta situación para invitarlos, en nombre de estos principios cardinales adoptados oficialmente, a revisar urgentemente este enfoque, que socava gravemente la soberanía de Haití, su derecho a la libre autodeterminación y su derecho a tomar las riendas de su destino. Depende de Ustedes encontrar la estrategia más eficaz para explicar a los líderes de este hermano país que tal elección probablemente alentará y reforzará en Haití la ya inaceptable injerencia de las potencias imperialistas, incluidos los Estados Unidos de América en particular.

Asegurar el liderazgo de esta fuerza de ocupación para los EE.UU. simplemente significa ayudarlos a asegurar mejor su dominio genocida sobre este país, el nuestro, que llevó a cabo la primera y única revuelta de esclavizados exitosa en toda la historia de la humanidad y que al mismo tiempo cambió el orden mundial, colonial, racista y esclavista. Esta revolución constituyó una gran esperanza para el mundo negro y todos los pueblos oprimidos del planeta en busca de la libertad y el bienestar colectivo. Christiane TAUBIRA destacó lo que Haití representa para el mundo y los negros en particular en estos términos: “No es solo a mí que el pueblo de Ayiti abrió las avenidas de un mundo de justicia y fraternidad. Fue también al mundo negro, en su conjunto, que reconoce allí la primera República Independiente, arrancada luego codificada por antiguos esclavos, construida en la morgue del imperio colonial. …También fue un regalo para el mundo oprimido en su búsqueda de referencia y modelo en un universo que no sólo era hostil, sino que, como afirmaba Frantz Fanon, ya se estaba apoderando de su pasado para desfigurarlo, distorsionarlo.”[2]

Esta terrible crisis multidimensional por la que atraviesa Haití es, por tanto, cínicamente fabricada y mantenida en gran parte por las antiguas potencias coloniales esclavistas y racistas hoy transformadas en potencias imperialistas. Estas últimas están en proceso de asfixiar a nuestro país con la asistencia efectiva de colaboradores locales conformados por líderes políticos títeres, corruptos, criminales, mafiosos impuestos por Washington y la de oligarcas corruptos, criminales que financian las bandas armadas.

Todo esto es parte de una guerra global de estas antiguas potencias coloniales, racistas, contra Haití porque se había atrevido a romper las cadenas de la esclavitud y así crear las condiciones para el establecimiento de un nuevo orden antiesclavista, anticolonial y anti -mundo racista.

Se trata ahora de que estos poderes esclavistas desestabilicen nuestro país, borren al pueblo haitiano como a los primeros habitantes de esta tierra, al pueblo taíno diezmado por los colonos españoles y construyan un Haití sin los haitianos y las haitianas. En esta perspectiva, alimentan el caos construido para tratar de justificar y legitimar su proyecto de ocupación militar en aras de un control político mucho más sistemático y el saqueo total de nuestras riquezas. En estas condiciones, ¿cómo podemos creer que Estados Unidos tendría la voluntad de ayudar al pueblo haitiano a eliminar las bandas armadas cuando en realidad se trata de una estrategia de aniquilamiento de la resistencia del movimiento popular?

Honorables Jefes de Estado y de Gobierno de hermanos países de África,

Los instamos a que investiguen la repugnante situación de nuestro país para comprenderla mejor, para ayudarnos mejor a superarla y, sobre todo, para convencer a Kenya de la necesidad de no dejarse arrastrar por la lógica criminal de las potencias imperialistas que están empeñadas en enterrar la soberanía de Haití.

Hermanos países de África de los antepasados, es imperativo actuar de tal manera que ningún país del continente africano desempeñe el papel de caja de resonancia de las antiguas potencias coloniales, esclavistas e imperialistas. Y que la solidaridad activa de África con Haití sea en adelante la consigna privilegiada. Como señaló el profesor André Ntonfo: “África encarna la tensión sociológica de Haití; Haití simboliza la lucha por la liberación de los negros colonizados y esclavizados por las naciones imperialistas”.[3]  En nombre de este sólido vínculo, en nombre de lo que simboliza Haití y en nombre del panafricanismo, “del movimiento de solidaridad por la emancipación de los pueblos negros en todo el mundo”[4] que, por lo tanto, conlleva una visión política de emancipación tanto para África como para su diáspora, Kenya no debe “elegir la servidumbre imperialista en lugar de la solidaridad panafricana”, como lo señala la Alianza Negra por la Paz.

Es importante recordar que Haití tiene una larga tradición de solidaridad con los pueblos en lucha, incluidos los de América Latina, Grecia y África. Es en esta lógica que el presidente haitiano Nord Alexis había confiado a Benito Sylvain, considerado como uno de los primeros apóstoles del panafricanismo, el cuidado de llevar el apoyo efectivo de Haití a Etiopía amenazada por Italia. El presidente Alexis “ayudó al rey Menelik II a comprar cañones de Rusia para derrotar al ejército italiano en la batalla de Adoua en Etiopía”.[5] El presidente Nord Alexis insistió: “Debemos ayudar al emperador Menelik de manera completamente desinteresada a mantener la independencia nacional de su imperio y asegurarle en la plenitud de sus derechos soberanos una vía normal de progreso. Si cae Etiopía, seremos los únicos en luchar contra el colonialismo, pero si resiste, nuestro ejemplo llegará lejos y liberará a África del yugo colonial”.[6]

Honorables Jefes de Estado y de Gobierno de los hermanos países de África,

He aquí un ejemplo concreto de solidaridad que los invitamos a seguir y practicar para ayudar a Haití a recuperar su soberanía hipotecada y perpetuar el símbolo de libertad y dignidad del pueblo negro que siempre ha sido. El pueblo haitiano desea encontrarlos a su lado y les agradece de antemano su solidaridad concreta para ayudarlo a salir de este peligroso callejón sin salida, para sortear el inminente desembarco de este proyecto bélico y asesino de ocupación. Tal solidaridad permitirá a Haití descartar resueltamente el despliegue de tropas extranjeras de ocupación y en consecuencia obtener:

– La recuperación de su soberanía nacional para poner fin a la injerencia de las potencias imperialistas;

– El fin del indecente apoyo internacional, en particular EE.UU., Canadá y Francia, al gobierno criminal del PHTK de Ariel Henry y el establecimiento de un gobierno de transición creíble;

– La aplicación efectiva de la Resolución 2653 (2022) adoptada por el Consejo de Seguridad el 21 de octubre de 2022 que prohíbe el tráfico de armas de los Estados miembros de la ONU a Haití;

– La suspensión por parte de Estados Unidos del suministro de armas y municiones a las bandas, así como la rápida recuperación de las armas ya introducidas;

– La creación de una Comisión de Investigación Independiente responsable de evaluar los dieciocho años de apoyo de la ONU para actualizar sus responsabilidades en la caótica situación actual;

– Obtener indemnizaciones y reparaciones para Haití y en particular para los familiares de los treinta mil (30.000) muertos y ochocientos mil (800.000) contagiados de cólera introducidos por soldados de la MINUSTAH, entre los que lamentablemente se encontraban varios países africanos hermanos;

– La restitución y reparación de los agravios y las graves injusticias sufridas por Haití a lo largo de la historia, en particular la histórica deuda de la esclavitud, el robo de sus recursos, el escandaloso rescate de la independencia, el secuestro de sus reservas de oro por parte de los Estados Unidos de América;

– La recuperación de la isla haitiana de La Navase y el reclamo de indemnización. Los Estados Unidos de América, al tomar el control de esta parte del territorio, durante 165 años, más de siglo y medio, no han cesado de pisotear la Constitución del país que especifica “El territorio de la República de Haití comprende: a) la parte occidental de la isla de Haití, así como las islas adyacentes: La Gonâve, La Tortue, Ile à Vache, Les Cayemites, LA NAVASE, Grande Caye y las demás islas del mar territorial…” (Cap. 2, art1 -a);

– La concesión de otro decenio de afrodescendientes 2024-2033 a nombre de Haití. Nótese que Haití, el primero en romper las cadenas de la esclavitud y por ello considerado por el poeta Víctor Hugo y muchos otros como una luz, quedó relegado a la última fila como parte de la celebración de este Decenio Internacional de personas de ascendencia africana cuando la ONU debería haberle otorgado un lugar de honor.

Nosotras, organizaciones firmantes, queremos terminar recordándoles la urgente necesidad de brindarnos su solidaridad concreta en esta situación de extrema amenaza. Queremos mantener la firme convicción de que Ustedes no dejarán de tomar una posición abierta contra el criminal proyecto de ocupación de Haití y particularmente contra la lamentable decisión de Kenya de persistir en involucrarse en tal empresa que socava nuestra soberanía nacional ya mancillada.

¡Viva la solidaridad de todos los países africanos con Haití!

¡Viva la solidaridad de los pueblos del mundo entero con Haití!

 Firman

Alternative Socialiste (ASO) / Jean Hénold Buteau et Jean-Paul Bastien

ALBA MOVIMIENTOS, Chapitre Haïti /Islanda Micheline Aduel

Michel Frantz Grandoit, prêtre engagé

Comité Democràtico Haitiano en Argentina / Henri Boisrolin

KONAKOM, Dunois Erick Cantave

NEHRO / Josue Renaud

Me Jean Oreste Junior Appilar Morin

Réseau caribéen Panafricanistes / Mirtha Desulme

Mouvement des Jeunes carrefour feuilles / Joseph Fenel

Inisyativ Patriyòt Maryen (IPAM) / Hugues Célestin

Tèt Kole Ti Peyizan Ayisyen / Origène Louis

Sek Makandal/Wendy Mentor

Esklav Revòlte / Jean Wilgins Charles

Latibonit Kanpe pou Ayiti (LAKAY) / Rigaud Velumat

Grandans Reveye / Legagneur Bouchensky

PPN / Bernadin Kény

Georges Eddy Lucien / citoyen engagé

James darbouze /  citoyen engagé

Òganizasyon Feminis Danto / Vanessa Jeudi

BRIGADA DESSALINES / Ricardo Cabaño

Rezistans pou Ayiti / Patrice Célestin

Mouvman Revolisyonè pou Liberasyon Mas yo (MORELIM) / Nelio Petit-Homme

COMIPOL/ Ernso Ertilus et Julio Fils Cham

Union Nationale des Normaliens-nes d’Haïti (UNNOH) / Péguy Noel

Kolektif Solidarite, Idantite ak Libète (KSIL) / Rudy Prudent

Konbit Ayisyen pou Lojman Altènatif (KAYLA) / Francia Pierrette

KOPI / Raimy Ysmael

Platfòm Ayiti Vèt (PAV) / Saico Jean Michel Sévère

Inisyativ 109 / Luckner Jabouin

Union Syndicale des Transporteurs Haïtiens (USTRAH) / Venès Junior Many

Asosyasyon Viktim Masak Leta nan Katye Popilè yo (AVIMEKP) / Nevelson Jean-Baptiste

Antèn Ouvriye / Reyneld Sanon

Nou se Dorval / Iswick Théophin

Rezo Òganizasyon Nòdwès / Kerby Joseph

MODÒD / Jose Félix

Rezo Òganizasyon Marigo / Lainé Louis

AJ3L / Kerly Dubréus

Platfòm Oganizasyon pou Ideyal Bwawon Tonè / Hugues-Capè Mondésir

FGPB / Edmond Jean-Paul

SECD / Georges Réginald

MOSSOH / Gary Lindor

Rasanbleman Fanm Peyizan Aken / Louise Marie Naissant

Kowòt Patriyotik / Francisco Alcide

MOPDES –Nòdès / Astride Noel

OJPDCP-NIPPES / Simon Wallan

Cercle Grégory Saint-Hilaire / Cilien Luxenat

Armand Joseph Jules / Citoyen engagé

SITWAYEN / Gustave Augustin

Fòs Dèlma 32 / Clerveaux Fritznel

Sèk Janil / Wasly Simon

Baugé mon cœur/citoyen engage

PLANARE / Victor Charidieu  

Kolektif medsin tradisyonel /  Berthony Jean Charles

MSTH-ROZO / Mario Maisonneuve

ASJPCH / Luckner Chéry

ESKANP/ Mario Coty

ROZO/Mirtha Elie

FOSYNPO/Gedeon Junior Georges

FRAKKA/ Francois Philippe

ZOULA/ Pierre Dieudonné Delice

Òganizasyon Konbit Aksyon Popilè / James Francisque

Schneider Alcereste / NOUVOLIB

Kolektif Atis Angaje (KATAN) / Kébert Bastien

Konbit Òganizasyon Sendikal, Politik ak Popilè / Josué Mérilien

Plateforme Haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif (PAPDA) / Camille Chalmers

MOLEGHAF / David Oxygène

Mouvman Leve Kanpe pou yon Lòt Endepandans / Patrick Joseph

Pour authentification :

Camille Chalmers / PAPDA

Rudy Prudent / KSIL

Josué Mérilien / KONBIT

________________________________________

[1]http://www.leganet.cd/Legislation/Conventions.int/charteUA.25.05.63.htm

[2] ] https://ayibopost.com/la-lettre-de-christiane-taubira-au-peuple-haitien-en-2004/

[3]  https://www.alterpresse.org/spip.php?article2440

[4] https://archipel.uqam.ca/5941/1/M13225.pdf

[5] https://forumhaiti.forumactif.com/t14044-ayiti-et-l-ethiopie-sous-le-gouvernement-du-president-nord-alexis

[6]  Ibid

La ONU aprueba una misión de seguridad a Haití liderada por Kenia

Se espera que las fuerzas de seguridad de Kenia viajen a Haití durante un año para combatir la violencia de pandillas que ha acabado con la vida de miles de personas.

Una pandilla haitiana pidió la destitución del primer ministro, Ariel Henry, durante una protesta convocada en septiembre en Puerto Príncipe, la capital del país.Credit…Johnson Sabin/EPA vía Shutterstock

Por Frances Robles y Farnaz Fassihi

2 de octubre de 2023

Este lunes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizó una misión multinacional de seguridad de un año de duración para Haití, liderada por Kenia, con el objetivo de tomar medidas enérgicas contra la violencia desenfrenada de las pandillas que ha trastocado la vida de muchas personas en la nación caribeña.

El Times  Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos. Get it sent to your inbox.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, conformado por 15 miembros, votó a favor de autorizar una misión de seguridad para proteger infraestructura crítica como aeropuertos, puertos, escuelas, hospitales e intersecciones de tráfico clave y ejecutar “operaciones selectivas” junto con la Policía Nacional de Haití. Kenia se ha comprometido a enviar al menos 1000 efectivos de seguridad y se espera que otras naciones ofrezcan otros recursos.

La resolución se aprobó con 13 votos a favor y dos abstenciones.

La aprobación marcó un momento cada vez más inusual en el que el consejo pudo actuar. Desde la invasión rusa a Ucrania, las divisiones entre sus cinco miembros permanentes, cada uno con poder de veto, han impedido que esa instancia apruebe resoluciones y adopte medidas.

Rusia y China se abstuvieron, lo que sugirió que ninguno de los países respaldó la resolución pero no iba a bloquear su aprobación. Los diplomáticos declararon que las negociaciones con ambos países habían sido tensas durante varias semanas y que el texto fue reescrito varias veces, pero que al final se alcanzó un consenso.

La idea de que el Consejo de Seguridad despliegue una fuerza multinacional en Haití fue propuesta por António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, tras la ruptura de la ley y el orden en el país y luego de que las pandillas se apoderaran de puertos y depósitos de combustible, declaró el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, el lunes.

Personas evacuando un barrio de Puerto Príncipe en agosto.Credit…Ralph Tedy Erol/Reuters

“También le estamos pidiendo a los Estados miembros que envíen a sus propios ciudadanos a un entorno muy difícil y desafiante con un riesgo real de vida o muerte. Por eso entendemos que esto podría tomar mucho tiempo. Hay implicaciones políticas y logísticas”, dijo Dujarric.

Dujarric añadió que los países que envíen policías u otras fuerzas de seguridad a Haití serán responsables por las acciones de sus tropas y deben garantizar que cumplirán con los más altos estándares de conducta y respeto a los derechos humanos.

Casi 3000 personas fueron asesinadas en Haití desde octubre del año pasado hasta junio, cuando las pandillas tomaron el control de grandes zonas del país, en particular de Puerto Príncipe, la capital, según las Naciones Unidas. Muchos barrios han sido desalojados porque la población ha decidido huir de la ola de asesinatos, secuestros y extorsiones generalizadas.

Las pandillas alineadas con partidos políticos han fortalecido su control sobre el país desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse en 2021. Desde hace años no se han celebrado elecciones municipales, legislativas o parlamentarias, lo que ha creado un vacío de poder.

Miembros de pandillas durante una protesta en Puerto Príncipe en 2021 tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse.Credit…Victor Moriyama para The New York Times

El gobierno de Biden ha prometido enviar 100 millones de dólares más otros 100 millones de dólares del Departamento de Defensa en forma de inteligencia, puentes aéreos, comunicaciones y asistencia médica.

Alrededor de una decena de países afirmaron que se unirán a la misión, incluidos Jamaica, Barbados, Antigua y Barbuda.

Hace un año, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, instó a la comunidad internacional para que se tomaran medidas.

Pero los defensores de los derechos humanos que consideran ilegítimo el nombramiento de Henry criticaron la decisión de autorizar una fuerza extranjera y la calificaron como una medida más de la comunidad internacional para respaldar a un gobierno corrupto que no fue elegido por la población.

“Históricamente, las intervenciones no han mejorado las cosas, e históricamente las han empeorado”, afirmó Alexandra Filippova, abogada principal del Instituto para la Justicia y la Democracia en Haití, un grupo de defensa legal. “Esto estabilizará a un gobierno represivo corrupto e ilegítimo, que es responsable de crear y perpetuar la crisis”.

Dos importantes grupos haitiano-estadounidenses le escribieron al gobierno de Biden oponiéndose al plan de Kenia, afirmando que servirá para “exacerbar su actual crisis política hasta convertirla en una catastrófica”.

Las misiones previas de la ONU en Haití terminaron generando más miseria para el país: una fuerza de mantenimiento de la paz que se mantuvo durante años propagó el cólera hace más de una década, matando a miles de personas. Los grupos de derechos humanos dijeron que muchos soldados de la ONU engendraron bebés y los abandonaron.

Además, Kenia ha sido criticada por cometer abusos contra los derechos humanos y actos de corrupción en otros países donde ha desplegado fuerzas.

Los funcionarios estadounidenses afirmaron que la propuesta actual, copatrocinada por Estados Unidos y Ecuador, exige fuertes protecciones para los derechos humanos.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, durante su intervención el mes pasado en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York.Credit…Dave Sanders para The New York Times

La resolución le otorga a la misión un mandato legal internacional y facilita que países terceros, en particular Kenia, trasladen tropas en el terreno. También ofrece apoyo logístico y de capacitación a estos países terceros.

La resolución establece un mecanismo de supervisión para prevenir violaciones o abusos a los derechos humanos, en especial la explotación sexual.

Un alto funcionario estadounidense declaró que la votación del lunes representó un hito importante en el esfuerzo del consejo para estabilizar a Haití desde que hace dos años cayó en una espiral de la violencia tras el asesinato de Moïse y un potente terremoto en 2010.

“El ánimo entre los diplomáticos del consejo ha estado cada vez más sombrío. Esta votación sobre Haití le dará un estímulo a muchos diplomáticos pesimistas. Sugiere que los miembros permanentes aún pueden determinar algunas áreas de acuerdo a pesar de sus diferencias”, afirmó Richard Gowan, director de la ONU para el International Crisis Group, una organización que trabaja para prevenir conflictos.

Los diplomáticos de la ONU dijeron que las negociaciones para aprobar la resolución comenzaron a fines de agosto después de que Kenia se ofreciera para liderar la misión. Fueron necesarias semanas de intensas conversaciones para lograr que China y Rusia se sumaran después de que formaron un frente unificado oponiéndose a dos partes importantes de la resolución.

Según algunos diplomáticos, un factor clave para lograr que Rusia y China se sumaran fue el liderazgo de Kenia en la fuerza policial y la visión general del consejo de ser más receptivos a las voces y demandas africanas. Tanto Rusia como China tienen fuertes vínculos económicos, militares y políticos con África. El apoyo a la resolución por parte de los países caribeños añadió un mayor impulso.

Rusia y China querían una misión de seis meses en vez de un año, lo que Estados Unidos, Europa y otros miembros del consejo rechazaron, alegando que llevaría la empresa al fracaso porque no daría a las fuerzas kenianas el tiempo necesario para cambiar las cosas, dijeron los diplomáticos.

El segundo punto de discordia fue que la resolución fuera emitida bajo una sección de la carta de la ONU que permite al consejo intervenir cuando la seguridad se ve amenazada. Rusia y China querían que la resolución se incluyera en una sección diferente que insta a las naciones a resolver las disputas por medios pacíficos.

Al final, el texto fue ajustado varias veces y se llegó a una concesión, contaron los diplomáticos.

La aprobación de la resolución es destacable debido a las divisiones cada vez más profundas entre los cinco miembros permanentes —Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia— desde que comenzó la guerra en Ucrania.

El consejo no ha podido tomar medidas para detener la agresión en Ucrania debido al veto de Rusia. En los últimos meses, las tensiones se extendieron a otros temas: Rusia bloqueó la acción sobre la entrega de ayuda transfronteriza a Siria y las sanciones contra individuos en Malí, y se denunció los lanzamientos de misiles de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad tiene el mandato de autorizar las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU, y es inusual que autorice a fuerzas multinacionales o de países terceros a entrar en un conflicto. Técnicamente, Kenia no necesitaba el voto de Naciones Unidas, pero había dicho que no procedería sin el respaldo internacional.

En 2007, el consejo autorizó la entrada de fuerzas de la Unión Africana en Somalia para ayudarla a combatir los grupos terroristas extremistas.

Un diplomático de la ONU dijo que el cronograma para el envío de fuerzas de Kenia a Haití aún no estaba claro, pero que al menos faltarían varios meses. El diplomático afirmó que Kenia quería tener la claridad de una resolución del consejo antes de comenzar a implementar la logística de un cronograma.

Frances Robles es periodista de investigación que cubre Estados Unidos y América Latina. Ha sido periodista durante más de 30 años. Más de Frances Robles

Farnaz Fassihi es reportera de The New York Times en Nueva York. Antes fue redactora sénior y corresponsal de guerra para el Wall Street Journal durante 17 años, con sede en el Medio Oriente. Más de Farnaz Fassihi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *