Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Palestina, armas dentro, ayuda fuera

Spread the love

No es Israel el único responsable de esta estrategia. Así lo muestra este escrito de la Internacional Progresista.

Buenos días. Compartimos datos e información sobre la guerra genocida en contra del pueblo de Palestina. No es Israel el único responsable de esta estrategia. Así lo muestra este escrito de la Internacional Progresista.

Luis Pedraza Leduc

Armas dentro, ayuda fuera
Dos nuevos informes revelan la magnitud del apoyo militar de los Estados Unidos y sus aliados a Israel antes y después del 7 de octubre de 2023 y de una década de desfinanciación de la ayuda a Palestina. En pocas palabras, los Estados Unidos y sus aliados desfinancian y destruyen Palestina con una política de “armas dentro, ayuda fuera”.
 En vísperas del 7 de octubre de 2023, por cada dólar dado a Palestina en ayuda humanitaria bilateral, los Estados Unidos dieron a Israel 59 dólares en apoyo militar. Desde el 7 de octubre, los Estados Unidos han dado a Israel más de 23.000 millones de dólares en armas y han desfinanciado la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas (UNRWA), el mayor proveedor de ayuda y apoyo a los palestinos. Los informes Who’s Arming Israel (Quién está armando a Israel), elaborados por el Instituto de Periodismo y Cambio Social en colaboración con Action on Armed Violence (Acción contra la Violencia Armada) e Internacional Aid for Palestine (Ayuda Internacional para Palestina), ponen al descubierto el papel de los Estados Unidos en la prolongada violencia y la denegación de medios de vida a lxs palestinxs, especialmente a quienes viven en la Franja de Gaza. Es bien sabido que los Estados Unidos arman a Israel. Entre 2019 y 2023, los Estados Unidos representaron alrededor del 69 % de las importaciones de armas de Israel, con un acuerdo de 10 años firmado en 2016 que suministra a Israel 3.800 millones de dólares estadounidenses anuales en ayuda militar. Lo que es menos conocido es su desfinanciación durante una década —bajo administraciones presidenciales tanto republicanas como demócratas— de la ayuda humanitaria a lxs palestinxs. Entre 2013 y 2022, los Estados Unidos recortaron sus flujos de ayuda bilateral a Gaza y Cisjordania en más de un 90 %. Los aliados de Estados Unidos han seguido su ejemplo: un recorte del 74 % de la ayuda del Reino Unido y un recorte del 30 % de Canadá. En conjunto, en la década examinada, los flujos anuales de ayuda a Palestina procedentes de donantes oficiales disminuyeron aproximadamente un 15 %. Palestina es el único receptor de ayuda de Asia Occidental que ha visto disminuir sus flujos anuales de ayuda. Habrían disminuido aún más de no ser por el aumento de las contribuciones de algunos países, entre los que destaca Qatar, que informó de una ayuda de más de 1.300 millones de dólares para Cisjordania y Gaza sólo entre 2019 y 2022. Este programa específico de desfinanciación por parte de los Estados Unidos y sus aliados se produjo en un momento de gran necesidad, en el que el 80 % de la población de Gaza dependía de la ayuda internacional, según la ONU. Antes de la embestida posterior al 7 de octubre, la mayor parte del agua de Gaza era «no potable» y «envenenaba lentamente a la población», según grupos de derechos humanos. Desde el 7 de octubre, esta tendencia de «armas dentro, ayuda fuera» se ha intensificado, a pesar de la colosal magnitud de las necesidades en Gaza y de que el más alto tribunal del mundo ha dictaminado que Israel podría estar cometiendo un genocidio. En respuesta a las acusaciones infundadas del gobierno israelí sobre el personal de la UNRWA, nueve de los mayores donantes de la agencia, que representan más de la mitad de la financiación total, incluidos los Estados Unidos y el Reino Unido, anunciaron que suspendían o revisaban su apoyo financiero. Por otra parte, se ha intensificado el flujo de armamento y apoyo militar a Israel. Desde el 7 de octubre, los acuerdos armamentísticos de los Estados Unidos han superado los 23.000 millones de dólares, y desde entonces se han aprobado más de 100 ventas militares no reveladas a Israel. Alemania es ahora el segundo mayor exportador de armas a Israel. En 2023, Alemania autorizó 326,5 millones de euros en municiones a Israel, diez veces más que el año anterior. Esta semana, Alemania fue llevada ante la Corte Internacional de Justicia, acusada por Nicaragua de «facilitar la comisión de genocidio» contra xs palestinxs de Gaza. Los abogados de Nicaragua dijeron al más alto tribunal del mundo que Alemania es «patética» por suministrar ayuda a lxs palestinxs mientras proporciona armas a Israel. A pesar de que el gobierno británico afirma que no ha suministrado ayuda letal a Israel desde el 7 de octubre, empresas británicas como BAE Systems siguen suministrando componentes militares para aviones de combate israelíes, incluidos los F-35. Las publicaciones en Internet del ejército israelí muestran a los F-35 en el bombardeo de objetivos en Gaza. Entre mayo de 2015 y agosto de 2022, el gobierno británico concedió a Israel licencias de armas por valor de más de 448 millones de libras esterlinas, entre ellas para aviones, misiles y otras tecnologías militares letales. A raíz de un recurso judicial interpuesto por Al-Haq, organización palestina de derechos humanos, se reveló que existen 28 licencias británicas en vigor y otras 28 solicitudes pendientes para material militar que podría ser utilizado por las fuerzas aéreas israelíes en Gaza. Se desconoce quién es el titular de estas licencias. A principios de abril de 2024, más de 600 personalidades jurídicas escribieron al gobierno del Reino Unido llamando al cese de las exportaciones de armas a Israel, a la imposición de sanciones contra quienes inciten a un posible genocidio y al restablecimiento de la financiación de la UNRWA para garantizar que la ayuda humanitaria llega a Gaza. El 9 de abril de 2024, el ministro de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, declaró que el Reino Unido no suspendería las armas a Israel tras «revisar el último asesoramiento jurídico». Al parecer, funcionarixs que supervisan las exportaciones de armas a Israel están considerando la posibilidad de declararse en huelga debido a la preocupación por su responsabilidad legal. Los fabricantes de armas que reciben tales licencias están registrando ganancias récord, y sus ejecutivxs se lucran con la venta de acciones personales. Por ejemplo, BAE Systems declaró unas ganancias antes de intereses e impuestos de 2.700 millones de libras en 2023, con unas ventas de 25.300 millones de libras. A principios de 2024 se produjo un notable aumento de las cotizaciones bursátiles de las empresas que armaban al ejército israelí. Northrop Grumman y Lockheed Martin, proveedores clave de la Fuerza Aérea israelí, experimentaron importantes subidas de cotización, con las acciones de Northrop Grumman subiendo un 11,43 % y las de Lockheed Martin casi un 9 % desde el 7 de octubre. Who’s Arming Israel identificó a ejecutivxs de algunos de los principales fabricantes de armas del mundo que figuran como vendedores de armas a Israel que recientemente se han beneficiado personalmente de importantes ventas de acciones. Altxs ejecutivxs de BAE Systems General Dynamics, Rheinmetall y L3Harris Technologies recibieron millones más en ventas de acciones debido al aumento del precio de las acciones tras el 7 de octubre. Mientras continúen estas ganancias, continuará la destrucción de Palestina y la desposesión del pueblo palestino. Por eso es tan vital actuar contra la maquinaria de guerra de Israel y su cadena de suministro mundial. Ciudadanxs de todo el mundo están exigiendo a sus gobiernos que pongan fin a la venta de armas a Israel. Según una encuesta reciente, el 56 % de lxs británicxs quiere un embargo de armas, y sólo el 17 % se opone. En los Estados Unidos, las cifras son similares, con un 52 % de apoyo y sólo un 27 % de oposición. Lxs activistas se están enfrentando directamente a la maquinaria de guerra, y está funcionando. Palestine Action ya ha cerrado instalaciones enteras e interrumpido las actividades de Elbit Systems, la mayor empresa armamentística de Israel. Desmantelando la máquina de guerra, podemos invertir y transformar la fórmula armas dentro, ayuda fuera: ocupación fuera, liberación dentro. En solidaridad,El Secretariado de la Internacional Progresista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *