Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Se afianza la dominación colonial con la energía solar

Spread the love

¿Recuerdan los $1,000 millones en fondos federales para implantar placas solares? Dijimos que los mismos servían para continuar dominando y controlar los esfuerzos de sectores del pueblo por autogestionarse y asumir mayor responsabilidad. Hoy nos actualizan el destino de los fondos. 

El Departamento de Energía federal anunció esta semana las 16 organizaciones que fungirán como “embajadores” del programa conocido como el Fondo de Resiliencia Energética de Puerto Rico.

Buenos días. ¿Recuerdan los $1,000 millones en fondos federales para implantar placas solares? Dijimos que los mismos servían para continuar dominando y controlar los esfuerzos de sectores del pueblo por autogestionarse y asumir mayor responsabilidad. Hoy nos actualizan el destino de los fondos. 

El grueso va para las compañías que financian la instalación de placas en los hogares.  400 millones de dólares para tres compañías. Otros 50 millones se repartirán en organizaciones de base comunitaria para identificar beneficiarios, educar sobre el tema y servir de consejeros. Este proceso tardará unos cinco años de entretenimiento, presupuesto y coaptación en comunidades pobres.

Mientras tanto, la AEE firma contratos con 11 proyectos de fincas de placas solares que vendan su producción a la AEE via LUMA. Y las tarifas aumentarán en su costo de producción y por la construcción de las instalaciones de conección entre la fincas y LUMA. Esto debe ocurrir para el 2025.

Nada, que el gobierno esta trabajando para que las cosas pasen.

Luis Pedraza Leduc

Tardarán hasta cinco años las placas

La asignación destinada al programa federal proveerá para la instalación de hasta 40,000 sistemas fotovoltaicos

  • El Nuevo Día
  • 3 Dec 2023
  • MANUEL GUILLAMA CAPELLA manuel.guillama@gfrmedia.com

La fase de instalación de hasta 40,000 sistemas solares en residencias de familias consideradas vulnerables podría demorar cerca de cinco años a partir de la primavera de 2024, cuando el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE, en inglés) espera que las empresas y entidades sin fines de lucro seleccionadas comiencen a impactar directamente a la población. El director del Equipo de Recuperación y Modernización de la Red Eléctrica de Puerto Rico, Agustín Carbó, ofreció el estimado luego que el DOE anunciara las 16 organizaciones que, mediante una asignación de $3.85 millones, fungirán como “embajadores” del programa conocido como el Fondo de Resiliencia Energética de Puerto Rico (PR-ERF, en inglés), bajo el cual se financian las instalaciones de los sistemas y baterías de almacenamiento.

Las 16 entidades, anunciadas el miércoles, tendrán la responsabilidad de identificar a los beneficiarios del programa, a base de los criterios establecidos por el DOE, que incluyen a los residentes en comunidades de mayor demora en la respuesta a interrupciones de servicio energético (“last-mile communities”) y familias con miembros dependientes de equipo eléctrico para su supervivencia. “Confiamos que, para la primavera, empecemos lo que llamamos el ‘deployment’ (despliegue) de las casas. Eso es relativamente rápido, más o menos, entre el primer y segundo trimestre del año que viene. Hay una prisa que nos urge, no solamente porque reconocemos la urgencia que Puerto Rico tiene cada vez que viene una temporada huracanada, (sino que) sabemos lo que eso conlleva en la siquis de todos los que vivimos el huracán María. Nosotros, como departamento, y la secretaria (Jennifer Granholm), en particular, ha sido bien enfática de acelerar esto lo más pronto posible”, indicó Carbó.

En diciembre de 2022, el Congreso dio paso a una asignación de $1,000 millones con el objetivo de expandir el alcance, en Puerto Rico, de los sistemas de generación de energía distribuida, como son los paneles en techos. De esa cantidad, el DOE ha comprometido poco más de $450 millones para la primera fase del proyecto, que incluye las instalaciones en decenas de miles de hogares.

De esa partida, a su vez, $400 millones se destinarán a las compañías Generac Power Systems, Sunnova Energy y Sunrun, que instalarán los sistemas al grueso de los hogares. Otros $40 millones irán a un grupo de cinco organizaciones sin fines de lucro –Barrio Eléctrico, Comunidad Solar Toro Negro, Environmental Defense Fund, Let’s Share the Sun Foundation y Solar United Neighbors–, que harán lo propio en comunidades puntuales.

Mientras, la Federación Hispana y el Institute for Building Technology and Safety recibirán $10 millones para esfuerzos de educación y protección de los consumidores. Las 16 organizaciones seleccionadas como embajadoras, con la partida de $3.85 millones, son: Alianza de Médicos al Rescate, Fundación Borincana, los Centros Sor Isolina Ferré, Caritas de Puerto Rico, el Centro de Microempresas y Tecnologías Agrícolas Sustentables de Yauco, el Centro Madre Teresa de Calcuta, la Cooperativa Hidroeléctrica de la Montaña, la Corporación de Desarrollo Económico Vivienda y Salud, el Grupo Resiliente del Oeste, el Movimiento para el Alcance de Vida Independiente, Pathstone Corporation, Por los Nuestros, Productores de Café Puerto Rico, el Programa de Apoyo y Enlace Comunitario, Vieques Love y The Saint Bernard Project.

CLAVE EL COMPONENTE EDUCATIVO

Según Carbó, la parte de orientación a las comunidades beneficiarias es uno de los componentes del PR-ERF que tomará más tiempo. “El proceso, en general, puede tardar hasta cinco años, que es lo que les hemos dado. Hay algunas entidades, especialmente las más pequeñas y las sin fines de lucro, que conllevan un trabajo comunitario a la par, donde se toman decisiones conjuntas”, acentuó el abogado.

Carbó puntualizó que, por tratarse de una asignación limitada, se optó por delegar en las organizaciones embajadoras la selección de las familias que se beneficiarán del programa, en lugar de dejar espacio para que los ciudadanos solicitaran directamente.

“Es la mejor manera de poder trabajar esto de una manera equitativa”, sostuvo Carbó, quien afirmó que la velocidad con la que el DOE ha tramitado la distribución de los $450 millones iniciales “no tiene precedente” a nivel federal. Carbó, quien fue el primer presidente de la Comisión de Energía de Puerto Rico (ahora Negociado), adelantó que el DOE espera anunciar el uso para los $550 millones restantes en verano de 2024, un proceso para el que se buscará “el insumo de las comunidades”. “No es tratar de imponer una solución a la comunidad, la idea es también que ellos sean parte de la solución y se adueñen”

Avanzan 11 fincas de energía solar

Las obras deben comenzar a producir a finales de 2025, y las enmiendas en los contratos provocarán un alza en la tarifa eléctrica

MANUEL GUILLAMA CAPELLA manuel.guillama@gfrmedia.com

Según se indicó, las trabas para finiquitar las condiciones contractuales respondieron a factores como la inflación global y problemas en las cadenas de suministro, con sus consiguientes aumentos en los costos de materiales y equipo.

LUMA Energy y 10 desarrolladores privados cumplieron, antes de la medianoche de ayer viernes, con las condiciones requeridas para que 11 fincas de energía fotovoltaica procedieran a las fases de construcción e interconexión que, conforme a las disposiciones contractuales, deberán haberse completado, en la mayoría de los casos, para septiembre de 2025. El presidente de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Francisco Berríos Portela, informó que, antes del jueves, ya se habían concretado los acuerdos de interconexión y otras “condiciones subsecuentes” para ocho de las 11 obras previstas. Aunque se reservó los nombres de los proponentes que ya habían firmado el acuerdo de interconexión y cumplido con todas las condiciones, confirmó que los dos proyectos solares de Clean Flexible Energy –una filial de AES– estaban entre los tres que quedaban pendientes.

A inicios de noviembre, solamente se habían finiquitado las condiciones de cuatro proyectos solares: Solaner Puerto Rico (San Germán), Yabucoa Solar, Convergent Coamo y Go Green USA (Yabucoa). Por lo tanto, aún no se habían materializado los acuerdos correspondientes a Tetris Power (Arecibo), Pattern Barceloneta, CS-UR Juncos PV, Guayama Solar y Ciro Two Salinas, además de Clean Flexible Energy. LUMA confirmó ayer que se había logrado el cierre con todos los proponentes.

“El asunto de las interconexiones ya se resolvió con todos los desarrolladores, por lo que están en posición de firmar”, dijo Berríos Portela, en entrevista el jueves con El Nuevo Día, en la que insistió en que la AEE no hubiera concedido extensiones adicionales al plazo. A través de los acuerdos de interconexión, en síntesis, se estipulan los costos de las instalaciones que LUMA construirá para habilitar el transporte de energía desde los proyectos de generación hasta las líneas de transmisión que opera el consorcio.

Los 11 proyectos, aprobados por el Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) desde 2022, agregarán 855 megavatios (MW) de capacidad. La obra de mayor capacidad generatriz es CS-UR Juncos (125 MW), seguida de Clean Flexible Energy Aguirre (120), Go Green USA (100), Convergent Coamo (100), Clean Flexible Energy Jobos (80.35), Pattern Barceloneta (70), Ciro Two Salinas (68), Guayama Solar (50), Tetris Power (45), Solaner Puerto Rico (40) y YFN Yabucoa (32.1).

Con la excepción de Clean Flexible Energy –que tiene hasta el 30 de noviembre de 2025–, todos los proyectos de esta primera ronda de adquisición deben comenzar a inyectar energía a la red en o antes del 30 de septiembre de ese año. Clean Flexible Energy, además, tiene dos proyectos de almacenamiento de energía en baterías con 100 MW de capacidad cada uno, mientras que Convergent cuenta con tres proyectos –en Peñuelas, Caguas y Ponce– que suman 150 MW.

Aunque la mayoría de los proyectos solo tendrán 22 meses para entrar en operaciones –en lugar de los 24 meses previstos originalmente–, Berríos Portela se expresó confiado de que será posible completar la construcción dentro del término dispuesto. “Se otorgaron esas dispensas, a final de septiembre, bajo la consideración de que eran temas administrativos que estaban pendientes”, sostuvo el también secretario auxiliar de Asuntos Energéticos de La Fortaleza. Un proyecto adicional, denominado Esmeralda Solar Farm, fue cancelado luego que la Junta de Supervisión Fiscal rechazó el costo de venta de energía acordado en junio y, en una carta del 24 de noviembre, descartó las enmiendas contractuales que se introdujeron luego, al plantear que constituyeron una ventaja indebida para el proponente.

Las enmiendas que se aprobaron, en el primer semestre del año, incrementaron los costos de venta de energía en un 34% respecto a las versiones originales de los contratos, lo que repercutirá sobre las tarifas que eventualmente pagarán los consumidores. En entrevista con El Nuevo Día, el principal oficial regulatorio de LUMA, Mario Hurtado, expresó que los aumentos en los costos de interconexión negociados, igualmente, impactarán las tarifas, toda vez que se considerarán gastos de producción de energía.

“Los costos de la generación se recuperan bajo el PPCA (‘Power Purchase Cost Adjustment’), y estos proyectos, como todos los que ya existen, van a ser parte de ese mecanismo, y los costos del sector energético, en última instancia, se recuperan de los clientes. En este caso, también va a ser así”, afirmó Hurtado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *