Skip to content

Luis Pedraza Leduc: Suiza Dairy no cumple

Spread the love

Los trabajadores llevan adelante una huelga justa por el cumplimiento del convenio

Buenos días. En la huelga que se lleva a cabo en la empresa Suiza Dairy se están revelando las principales contradicciones que encierra el modelo capitalista de producción. La huelga es provocada por la negativa del patrono a presentar una oferta de aportación patronal a plan médico para el segundo y tercer año de convenio, según previamente se había acordado entre el patrono y la unión. Llegado el momento de cumplir con el convenio, que es la ley entre las partes, el patrono se niega a negociar y pretende que los trabajadores asuman el aumento en el costo del plan médico. Esto sería una rebaja al ingreso de los trabajadores y un subsidio de los trabajadores a la empresa.
Suiza Dairy es una subsidiaria del Grupo Gloria, fundado en Perú en 1986 por los hermanos Jorge y Vito Rodríguez. El conglomerado está conformado, según el memorial anual de la Superintendencia del Mercado de Valores del 2021, por más de 50 empresas con actividades en diversos sectores de varios países latinoamericanos, como la producción de lácteos y alimentos, cemento, los papeles y cartones, la agroindustria, entre otros negocios. Así que no estamos frente a una industria netamente puertorriqueña, sino que tenemos a un patrono que invierte y espera ganancias por encima de la realidad del país.
La nota que acompañamos nos revela cómo la estrategia del Grupo Gloria es abrir varios frentes de litigio sin asumir responsabilidades. No cumple con los acuerdos del convenio y con los trabajadores. Despide empleados porque decide eliminar rutas con pequeños comerciantes. Reclama deudas al gobierno y le responsabiliza por sus alegadas pérdidas. Reclaman liberar precios de los productos sin importar el efecto en el bolsillo del consumidor. Nos presentan un abogado patronal como portavoz sin mayor compromiso que no sea justificar las acciones de la empresa. Aquí se muestra el capital en toda su extensión. Los dientes y huesos saludables de los infantes importan poco a la hora de sumar y restar ganancias. Al final da lo mismo vender leche que cemento si de ganar dinero se trata.
La solidaridad con los trabajadores y la unión se impone frente a las estrategias de la empresa, Grupo Gloria.
Luis Pedraza Leduc

En jaque Suiza Dairy

Huelga y crisis financiera atentan contra su permanencia en el mercado

• Stephanie L. López, EL VOCERO

Despidos de empleados, disminución de clientes y acciones legales, han sido algunas de las estrategias que ha implementado Suiza Dairy Corp., para mantener corriendo sus operaciones en la Isla.

Así lo informó Ángel Muñoz Noya, abogado de la empresa, luego de dos semanas de iniciada la huelga de trabajadores de Suiza Dairy, a quienes aún no les han presentado ninguna propuesta para poner fin a la protesta que inició el pasado 11 de junio, a causa de insatisfacciones relacionadas a la aportación patronal al plan médico.

“Suiza está operando con pérdidas. Hace un año que está perdiendo $3 millones mensuales y está subsistiendo con base en la contribución de la compañía matriz Grupo Gloria, que le está prestando ese dinero mensualmente. Con base en eso, la compañía ha tomado la determinación, con respecto a la negociación de la contribución del plan médico, de informar a la unión que necesitamos seis meses para poder revaluar la posibilidad de conceder alguna contribución adicional al plan médico”, dijo Muñoz Noya.

Asimismo, el abogado alegó que, en la planta de Aguadilla y San Juan, donde comenzó el piquete, el plan médico es administrado por el fideicomiso de la Central General de Trabajadores (CGT), que desde abril habían solicitado a la unión información sobre la utilización del plan médico, y que (esta) se ha negado a ofrecerla.“

La Ley Nacional de Relaciones del Trabajo establece que para negociar de buena fe ambas partes tienen la obligación de ofrecerse mutuamente información, si se lo solicitan. “Entonces, al no dar la información solicitada, si es relevante —como lo es en este caso— eso constituye una negociación de mala fe”, dijo.

No obstante, el presidente de la CGT, José Adrián López, catalogó como incorrectas las premisas de Muñoz.

Sostuvo que, en la última reunión, proporcionaron de inmediato la información solicitada por correo electrónico para evitar que abandonaran la mesa de negociación, pero luego pidieron más detalles sobre la utilización.

“Le indicamos que eso toma unos días porque no está en manos de nosotros, sino de la aseguradora, ya que es un informe que se le pide a la aseguradora. Ahí querían suspender la negociación, pero yo les indiqué que no podemos suspender la negociación, porque ya llevamos varias reuniones en donde tenemos una propuesta inicial de $125 y ellos no han presentado contraoferta”, recalcó López.

Despedirán empleados y dejarán de suplir a cientos de clientes

El abogado informó que los despidos de empleados responden a una decisión que había tomado la empresa de eliminar rutas de venta para mantener las operaciones rentables, mucho antes de que comenzara la huelga de la CGT.

“La compañía ha determinado que para ser viable económicamente su operación tiene que dejar de atender alrededor de 900 clientes a través de toda la Isla”, dijo Muñoz. “Son pequeños clientes cuyo volumen de venta no es suficiente para cubrir el gasto operacional de servirlos. Ante eso, la compañía tuvo la necesidad de eliminar rutas de venta y, al eliminar estas rutas, también hay que cesantear empleados de venta”, justificó el licenciado, tras admitir que la determinación redundará en una baja de aproximadamente 20% de las ventas de la empresa.

Dado esto, la empresa envió cartas de cesantía a 28 empleados de San Juan, 10 de Aguadilla y siete de Ponce, alegando razones estrictamente económicas.

Reclaman deuda millonaria

Por otro lado, el abogado de la compañía informó que otro de los golpes económicos que enfrentan, es que Indulac, así como la Oficina Reglamentadora de la Industria de la Leche (ORIL), le adeudan alrededor de $69 millones. Esto, de acuerdo con un recargo regulatorio, ordenado desde 2008, que compensa a Suiza y Vaquería Tres Monjitas por los márgenes de ganancia inadecuados establecidos por ORIL.

Al respecto, la empresa sometió una moción por desacato en el tribunal, la cual el Departamento de Agricultura respondió con una moción ante el Tribunal Federal, alegando falta de jurisdicción.

Ante la alegada deuda, el secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González, desmintió deuda alguna contra la manufacturera, asegurando que ni el pueblo ni el gobierno tienen que pagar por las ineficiencias de Suiza Dairy.

Acorde con el funcionario, en febrero de 2021 se celebró una vista pública sobre el estudio culminado antes de 2020. Como resultado, en mayo se produjo el primer aumento de precio de la leche, al año siguiente entró la segunda alza consecutiva y posteriormente se liberó el tope del precio de venta del producto.

Reconoció que, en el estudio actual, ya las manufactureras radicaron la información, faltando gran parte de los ganaderos, ya que solo 23 han entregado la información, al tiempo que también están trabajando con la de los detallistas.

“Como se recibió la información de las manufactureras, el perito de ORIL, tras analizar los datos se reúne con personal de Suiza, los cuales insultaron al personal de la ORIL, simplemente porque no se demostraba la necesidad de ningún aumento. El gobierno les debe cero. El pleito contra el gobierno se transó en 2013 y se culminó el 31 diciembre de 2017. No pueden estar reclamando toda la vida. Cuando entró Promesa, se recortó ese pago acordado, pero eso no es culpa de ORIL”, afirmó González.

Por otro lado, ante la posición de Suiza de dejar de suplir unos 900 puntos de venta, el funcionario resaltó que ellos mismos (Suiza) están poniendo el candado a su empresa, mientra, ellos seguirán pasando vaquerías a Tres Monjitas, manufacturera que aseguró tener la capacidad para producir toda la leche fresca requerida por el País.

“El reto es la distribución, pero estamos trabajando con ello. Vamos a lograr que el producto llegue a todos los puntos de ventas”, afirmó González, quien no teme un acaparamiento del mercado por parte de la leche UHT.

Reaccionan los supermercados

Manuel Reyes, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) reconoció que ya se siente la operación limitada de Suiza Dairy, ya que al existir solo dos manufactureras cualquier disloque se hace sentir, máxime cuando en el caso de Suiza manufactura otros productos.

“Esta industria (de alimentos) es una resiliente, que brega con cualquier situación que aparezca. En este caso ya se está moviendo a productos sustitutos para hacer frente a la limitación de productos”, afirmó Reyes.

Acorde con el ejecutivo, los supermercados están experimentando una demanda adicional, ya que otros tipos de comercios más pequeños, a los que ya no les están supliendo, se están abasteciendo de su inventario.

Ante la situación, Félix Aponte, presidente entrante de MIDA, reconoció que al no estar operando Suiza hay otros productos que se están afectando, que ellos producen, como la leche UHT, que ha incrementado su demanda, y los jugos.

En su caso particular, como presidente de Supermercados A Granel, reconoció contar con un contrato exclusivo con Tres Monjitas, por lo que no se ha visto afectado directamente. No obstante, se hizo eco de Reyes, al estar experimentando una demanda mayor, que en ocasiones deja las neveras en cero, por lo que ha tenido que solicitar que le dejen más productos.

“Cafeterías a las cuales antes les suplían, ya no lo hacen, por lo que(estas) acuden a los supermercados a adquirir el producto para continuar su operación. Por el momento, el producto está llegando a la mayoría de los puntos de venta. En algunos lugares quizás es limitado, pero está disponible”, afirmó Aponte.

Niegan acogerse a quiebra

Pese a las alegaciones que ha hecho la compañía sobre el pobre estado financiero que atraviesa, el abogado negó que acogerse a la quiebra estuviera sobre la mesa.

Asimismo, y a cuestionamientos de este rotativo, negó que la empresa esté contemplando cesar de operar, “en estos momentos”.

Se reafirmó en que la expectativa es poder recuperar dichas perdidas en los próximos seis meses, para revisitar la posibilidad de concretar una oferta para los trabajadores. Aunque admitió que no podría garantizar la misma.

“Tenemos que hacer lo indecible para lograr que sea una operación exitosa”, puntualizó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *