Skip to content

Más de 100 detenidos tras irrupción policial en Universidad de Columbia

Spread the love

Con la detención de un centenar de personas y el desalojo de los manifestantes solidarios con Palestina y que rechazan la complicidad de Estados Unidos en la guerra de Israel contra la franja de Gaza que mantenían ocupado el edificio Hamilton Hall de la Universidad de Columbia, la policía de Nueva York dio por concluido al filo de las 23:50 un operativo inciado unas dos horas antes

Nueva York. Con la detención de un centenar de personas y el desalojo de los manifestantes solidarios con Palestina y que rechazan la complicidad de Estados Unidos en la guerra de Israel contra la franja de Gaza que mantenían ocupado el edificio Hamilton Hall de la Universidad de Columbia, la policía de Nueva York dio por concluido al filo de las 23:50 un operativo inciado unas dos horas antes.

La corporación dijo que no hubo heridos, y que el campamento con carpas que instalaron los universitario fue desmontado. Los agentes se encontraban esta noche levantando las barricadas que erigieron los manifestantes, señaló NBC

El desalojo de esta noche se produjo en el segundo piso el edificio, horas después de que unas 40 personas fueron detenidas en el primer piso durante la mañana, añadió NBC.

Cientos de agentes de policía irrumpieron en la Universidad de Columbia esta noche noche para poner fin a una ocupación pro-palestina de ese edificio administrativo y barrer un campamento de protesta, actuando después de que la presidenta del centro de estudios, Minouche Shafik, aseveró que no había otra manera de garantizar la seguridad y restablecer el orden en el campus.

La escena se desarrolló poco después de las 9 de la noche cuando la policía, con cascos y escudos antidisturbios, se concentró en la entrada de la universidad. Decenas de agentes treparon por una ventana para entrar al edificio ocupado e irrumperon por una rampa elevada desde lo alto de un vehículo policial. Varios manifestantes fueron detenidos y sacados del campus en autobuses.

El enfrentamiento ocurrió más de 12 horas después de que los manifestantes tomaran el Hamilton Hall poco después de la medianoche del martes, extendiendo su alcance desde un campamento en otro lugar en el campus que ha estado allí durante casi dos semanas para protestar contra la guerra de Israel contra Hamas.

La acción policial ocurrió en el 56º aniversario de una acción policial similar para sofocar una ocupación de Hamilton Hall por parte de estudiantes que protestaban contra el racismo y la guerra de Vietnam.

La universidad, en un comunicado emitido después de que la policía ingresó al campus, indicó que solicitar ayuda del Departamento de Policía de Nueva York fue su último recurso. El departamento de policía señaló antes que los agentes no entrarían al recinto sin la solicitud de las autoriddaes de la universidad o sin una emergencia inminente. Ahora, las fuerzas del orden estarán allí hasta el 17 de mayo, cuando finalicen los eventos de graduación de la universidad.

«Después de que la Universidad se enteró de la noche a la mañana que Hamilton Hall había sido ocupado, destrozado y bloqueado, no nos quedó otra opción», dice el comunicado de la Universidad, y agregó que el personal de seguridad pública de la escuela fue obligado a abandonar el edificio y un trabajador de las instalaciones fue «amenazado”.

«La decisión de acercarse a la policía de Nueva York fue en respuesta a las acciones de los manifestantes, no a la causa que defienden», subrayó la Universidad en su comunicado. «Hemos dejado claro que la vida en el campus no puede verse interrumpida infinitamente por manifestantes que violan las normas y la ley”, sostuvo.

Las protestas en Columbia comenzaron a principios de este mes y dieron inicio a manifestaciones que ahora se extienden desde California hasta Massachusetts. A medida que se acercan las ceremonias de graduación de mayo, las autoridades universitarias enfrentan una presión adicional para expulsar a los manifestantes.

Más de mil manifestantes han sido arrestados en las últimas dos semanas en universidades de estados como Texas, Utah, Virginia, Carolina del Norte, Nuevo México, Connecticut, Luisiana, California y Nueva Jersey, algunos después de enfrentamientos con policías con equipo antidisturbios.

Horas antes, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, aconsejó a los manifestantes que se marcharan antes de que llegara la policía. “Aléjese de esta situación ahora y continúe su defensa por otros medios”, dijo. «Esto debe terminar ahora».

Antes de que llegaran los agentes, la Casa Blanca condenó los enfrentamientos en Columbia y la Universidad Politécnica Estatal de California, Humboldt, donde los manifestantes habían ocupado dos edificios hasta que agentes con porras intervinieron durante la noche y arrestaron a 25 personas. Las autoridades estimaron que los daños totales al campus del norte de California ascendieron a más de 1 millón de dólares. En la Universidad del Sur de Floridad se reportaron enfrentamientos con manifestantes y la policía que empleó gases lacrimógenos.

El presidente Joe Biden cree que la ocupación de las instalaciones por parte de estudiantes es “un enfoque absolutamente equivocado” y “no es un ejemplo de protesta pacífica”, declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

El ex presidente Donald Trump llamó al programa de Sean Hannity en Fox News Channel para comentar sobre la agitación en Columbia mientras se transmitían imágenes en vivo de la policía limpiando Hamilton Hall. Trump elogió a los oficiales.

«Pero nunca debería haber llegado a esto», le dijo a Hannity. “Y deberían haberlo hecho mucho antes que antes de tomar el edificio porque habría sido mucho más fácil si estuvieran en tiendas de campaña en lugar de en un edificio. Y también se ha causado un daño tremendo”.

Las protestas comenzaron en Columbia en respuesta a la ofensiva de Israel en Gaza después de que Hamas lanzó un violento ataque contra el sur de Israel el 7 de octubre. Los militantes mataron a unas mil 200 personas, la mayoría de ellas civiles, y tomaron aproximadamente 250 rehenes. Israel, que prometió acabar con Hamas, ha matado a más de 34 mil 500 palestinos en la franja de Gaza, según el Ministerio de Salud local.


estados unidos universidad de columbia manifestacion propalestina policia nueva york conflicto israel palestina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *