Skip to content

Masetti, Prensa Latina y la verdad como arma

Spread the love

Hace hoy 60 años, el Comandante Segundo desapareció en las selvas de Orán, en Salta, pero la vida y el legado del periodista argentino Jorge Ricardo Masetti quedaron guardados en cada cable de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina

Buenos Aires, 21 abr (Prensa Latina) Hace hoy 60 años, el Comandante Segundo desapareció en las selvas de Orán, en Salta, pero la vida y el legado del periodista argentino Jorge Ricardo Masetti quedaron guardados en cada cable de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina.

Masetti nació en 1929 en la ciudad de Avellaneda, en la provincia de Buenos Aires, y, además de ser uno de los fundadores de ese medio de prensa, dejó una profunda huella en Argentina, Cuba y Latinoamérica.

Era un alma inquieta, proclive a lo místico, preferentemente autodidacta. A los 15, descubrió el periodismo como una aventura y, aunque no lo sabía, como un destino, afirmó la investigadora María Seoane (1948-2023) en su libro Che, Masetti, Waslh, Prensa Latina.

Por su parte, el escritor y docente Hernán Vaca aseguró que, por su trayectoria profesional, su obra y los resultados de su praxis comunicacional, debería ocupar un lugar de privilegio en la historiografía de la comunicación política en la región.

Fue un cronista de guerra devenido protagonista de una Revolución que marcó a sangre y fuego la historia del continente. Sobresalió por su condición de fundador de la única agencia internacional de noticias de América Latina que compitió en su propio terreno con los grandes monopolios de la información, apuntó.

En declaraciones a Prensa Latina, el nieto de Masetti, Santiago, recordó que conoció de relatos familiares datos sobre su obra y su dimensión como militante revolucionario.

En 1958, su abuelo se convirtió en el primer argentino en llegar a la Sierra Maestra y entrevistar a Ernesto Guevara (1928-1967) y a Fidel Castro (1926-2016) como enviado especial de Radio El Mundo.

Desde ese entonces, su vida quedó vinculada a Cuba y un año más tarde, tras el triunfo de los rebeldes, convocó a Rodolfo Walsh (1927-1977) para crear, junto al Che, una agencia de noticias al servicio de la verdad, de la cual sería su primer director.

Así, el 16 de junio de 1959, nació Prensa Latina, un proyecto comunicacional de alcance internacional con una visión alternativa de la realidad de la región.

Los valores y sueños de Masetti lo llevaron a cumplir diversas misiones y a adentrarse en la selva de Orán para continuar la lucha guerrillera en esa zona limítrofe con Bolivia, de la cual no pudo salir.

Para Santiago, sus enseñanzas se resumen en el concepto formulado en la inauguración de Prensa Latina: “Nosotros somos objetivos, pero no imparciales. Consideramos que es una cobardía ser imparciales entre el bien y el mal”.

Según la reconocida escritora y analista Stella Calloni, esta agencia “es un ejemplo de la ética periodística, porque respeta el derecho de los pueblos a recibir una información veraz, en un mundo donde el poder hegemónico se apodera de la mayor parte de los medios masivos de comunicación y las tecnologías, sembrando la mentira y el odio”.

A casi 65 años de su fundación, Prensa Latina posee corresponsales en cerca de 40 países y una amplia producción informativa en diferentes formatos e idiomas.

Pese a las adversidades, mantiene la elaboración y transmisión diaria de cerca de 400 despachos, produce una veintena de espacios radiales, trabajos para televisión y redes sociales, así como publicaciones impresas.

Además, fomenta la cooperación con medios de todo el mundo, en especial del sur global.

mem/gas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *