Skip to content

Medios de comunicación y partidos obreros

Spread the love

Por un primero de mayo con conciencia de clase

Por Ricardo Santos Ortiz

El 1ro de mayo es el día internacional de la clase obrera. Es la fecha reconocida en todas partes del mundo en la que se recuerdan las luchas de los y las trabajadoras por adelantar nuestros derechos y construir una sociedad más justa en la que se gobierne por y en favor de los intereses de la clase obrera. En Puerto Rico, desde 1899, se han organizado manifestaciones obreras alrededor de esta fecha. Esta tradición de lucha, enmarcada en un contexto internacional ha ido desarrollando con altos y bajos la conciencia de clase de nuestro pueblo trabajador.

Si bien esta tradición es importante, debemos reflexionar sobre nuestros problemas y metas. Vemos que el costo de vida y la misma viabilidad de vivir en un país quebrado y manejado por y para los grandes intereses económicos nos ha empobrecido dramáticamente. Hoy, a pesar del reciente aumento al salario mínimo, se necesitan muchos trucos de magia para llegar a la siguiente quincena, y siempre rogando que un miembro de la familia no se enferme porque la cosa ahí sí que se pone imposible. Por otro lado, los servicios públicos privatizados y desgastados por la corrupción gubernamental y la burocracia politiquera nos deja con poco que esperar cuando se necesita apoyo de las agencias de gobierno.

Estos problemas generales afectan principalmente a la clase obrera que depende de un salario para sobrevivir. Estas realidades nos deben servir de muestra de la necesidad de ver la política con conciencia de clase. La conciencia de clase no es otra cosa que el entendimiento de que la sociedad en Puerto Rico y en el mundo está dividido entre quienes controlan los medios de producción, como los banqueros y empresarios y quienes dependen de vender su fuerza de trabajo para obtener lo necesario para vivir. Más claro aún: los patronos por un lado y quienes trabajan por un sueldo para una empresa por el otro. Ambos sectores tienen intereses distintos y antagónicos. El bienestar de la clase empresarial depende de la capacidad de explotar a la clase obrera, y la clase obrera logra su bienestar cada vez que le arrebata a los patronos parte de las ganancias generadas.

La clase empresarial es consciente de ello y siempre vela por sus intereses. Organizan grupos empresariales, partidos políticos y se encargan de mantener a su gente en el gobierno para ser servidos con las leyes y los recursos del gobierno.

Lograr que la clase trabajadora entienda que somos una clase con intereses propios y con metas comunes es el primer paso para la liberación real. Cuando se desarrolla la conciencia de clase se comprende la importancia de organizarnos en sindicatos para obtener más y mejores derechos laborales. También se comprende la necesidad de tener medios de comunicación de la clase trabajadora que publique noticias y análisis pertinentes a nuestros intereses y desde nuestra perspectiva. Debemos reflexionar sobre la creación de partidos políticos que aspiren a representar a la clase trabajadora en los espacios políticos con el fin de arrebatarle el poder hegemónico a los partidos tradicionales.

A 125 años de ese 1ro de mayo, la clase trabajadora ha construido importantes instrumentos de lucha que son claves para los logros alcanzados y para frenar la glotonería y el abuso patronal. Contamos con decenas de sindicatos y varias organizaciones políticas que aspiran a defender los intereses de la clase obrera. Nos falta mucho más, esfuerzos como la Bandera Roja, que aspira a ser un referente para los y las trabajadoras, es un ejemplo de lo que debemos apoyar para seguir llegando a más sectores obreros y fortalecernos como clase. Organizarnos en grupos como el MST nos brinda la oportunidad de educarnos colectivamente sobre las causas de la crisis en que vivimos y las maneras de revertir el orden capitalista, patriarcal y colonialista que nos oprime.

En fin, todas las actividades y esfuerzos que se realicen para conmemorar el 1ro de mayo deben realizarse con la meta de adelantar la conciencia de clase y el fortalecimiento de nuestras estructuras de lucha y autodefensa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *