Skip to content

MINH acusa a Luma de desforestar a Puerto Rico

Spread the love

El consorcio canadiense-estadounidense Luma Energy, con el cual el gobierno de Puerto Rico  privatizó la operación de distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), amenaza con deforestar más del dos por ciento del territorio nacional puertorriqueño, alertó hoy la Dirección Nacional Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH)

INTER NEWS SERVICE El Post Antillano

(San Juan, 11:00 a.m.) El consorcio canadiense-estadounidense Luma Energy, con el cual el gobierno de Puerto Rico  privatizó la operación de distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), amenaza con deforestar más del dos por ciento del territorio nacional puertorriqueño, alertó hoy la Dirección Nacional Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH).

De acuerdo con la organización, Luma anunció hace un mes, el 12 de septiembre de 2023, la intención de desmontar “más de 16,000 millas de líneas de transmisión y distribución, subestaciones cruciales e infraestructuras de telecomunicaciones”.

Esas 16 mil millas equivalen, según el MINH, a más de 64 mil cuerdas de terreno, algo más de 250 kilómetros cuadrados y más del dos por ciento de nuestro territorio nacional.

“Equivalen a más de nueve veces el área del Caño Tiburones, el humedal más grande de Puerto Rico y el segundo más grande de las islas del Caribe, (por lo que) representa además la eliminación de más de 25 millones de árboles”, estableció la conducción de la organización hostosiana.

“Sabemos que se plantea esta deforestación con el objetivo de evitar desganchar regular de los árboles que se acercan a las líneas y equipos de transmisión y distribución de electricidad.  Pero eso no puede a ser a costa de tal nivel de deforestación y alteración del paisaje, con las consecuencias ambientales para especies, cuerpos de agua, hábitats y ecosistemas, la contaminación de suelos, escorrentías y la alteración del entorno en el que vivimos los seres humanos de este país”, dijo el MINH.

Consideró que la deforestación constituye un crimen ambiental grave en momentos del cambio climático que afecta a todo el planeta, por lo que no se debe permitir al consorcio norteamericano ejecutar su plan.

“Repudiamos la intención de esta corporación y el incumplimiento en la protección de nuestros recursos por parte de las agencias, como el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales,  que vienen obligadas a protegernos de este tipo de locura e irresponsabilidad”, reclamó la dirección nacional del MINH.

Acusó al gobierno de Puerto Rico, por su inacción o por su aceptación, de convertirse en complice de pretender ejecutar esta amenaza contra nuestro pueblo.

“Hacemos un llamado a que se paralice esta propuesta y asigne responsabilidad para aquellos que incumplieron su responsabilidad de proteger nuestro patrimonio”, indicó al exhortar a otras organizaciones para que se unan a este llamado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *