Skip to content

Moscú publica actualización sobre desdolarización entre Rusia y China mientras los signos de la economía occidental cada vez son más negativos

Spread the love

La desdolarización del comercio entre Rusia y China está prácticamente completa, según Georgy Zinoviev, director del Primer Departamento Asiático del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, citado por RIA Novosti. El funcionario dijo que la participación del dólar estadounidense en los acuerdos mutuos entre las naciones vecinas se ha reducido sustancialmente en los últimos dos años. «La partici..

Geoestrategia

La desdolarización del comercio entre Rusia y China está prácticamente completa, según Georgy Zinoviev, director del Primer Departamento Asiático del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, citado por RIA Novosti.

El funcionario dijo que la participación del dólar estadounidense en los acuerdos mutuos entre las naciones vecinas se ha reducido sustancialmente en los últimos dos años.

«La participación de las monedas nacionales en los pagos ruso-chinos está creciendo a un ritmo extremadamente rápido», dijo Zinoviev a la agencia de noticias. “A principios de 2022 rondaba el 25%, ahora supera el 80%”.

Añadió que el volumen de negociación del par rublo-yuan en la Bolsa de Moscú (MOEX) hace tiempo que superó el volumen del par dólar-rublo.

Según Zinoviev, las empresas rusas y chinas se están «alejando rápidamente de las ‘tóxicas’ monedas occidentales, optando por el rublo y el yuan como medios de pago más fiables y seguros».

El diplomático señaló que Moscú y Beijing han desarrollado herramientas vitales para permitir “facilitar al máximo todas las transacciones necesarias”, a pesar de la inestabilidad política y económica internacional que afecta significativamente a las instituciones financieras y su capacidad para operar eficientemente.

Los cambios reflejan el alejamiento de Rusia de las transacciones en monedas de «países hostiles» en un contexto de sanciones. A principios de este año, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, dijo que el país ya no confía en el dólar, calificándolo de “un instrumento completamente poco confiable”.

Los comentarios de Zinoviev se producen antes del 8º Foro Económico Oriental, que comienza el 10 de septiembre en Vladivostok, Rusia. La mayoría de las discusiones en el evento anual se centrarán en el comercio, los negocios y la inversión.

Rusia regresa al comercio global – Insider

A pesar de las sanciones, la actividad comercial de Rusia aumentó en agosto, según un informe del Instituto Kiel de Economía Mundial, informa Insider.

Según los investigadores, el número de contenedores que llegan a los puertos de San Petersburgo, Vladivostok y Novorossiysk es “casi” igual al nivel observado antes del inicio del conflicto ucraniano.

“Esto sucede a pesar de las sanciones impuestas por los países occidentales y de la depreciación del rublo, lo cual es decepcionante. Parece que Rusia está volviendo al comercio mundial”, se quejó uno de los autores del informe, Vincent Stamer.

Putin llama a Kim a una cooperación “en todos los frentes”

Putin aboga por reforzar cooperación con Corea del Norte “en todos los frentes” y cree que ello garantizará la seguridad de la península de Corea y el noreste de Asia.

“Estoy convencido de que gracias a nuestros esfuerzos conjuntos seguiremos reforzando […] los lazos bilaterales en todos los frentes”, ha dicho el presidente ruso, Vladímir Putin, en un mensaje de felicitación al líder norcoreano, Kim Jong-un, con ocasión del 75.º aniversario del Día de la Fundación de la República Popular Democrática de Corea.

Conforme al mandatario ruso, el desarrollo de lazos entre Moscú y Pyongyang beneficiará los intereses de ambas naciones y garantizará la seguridad y la estabilidad en la península de Corea y en el noreste de Asia.

Ha señalado que la antigua Unión Soviética fue la primera en reconocer a Corea del Norte como un Estado soberano y ha destacado que, desde entonces, las relaciones entre ambos países “siempre se han basado en los principios de amistad, buena vecindad y respeto mutuo”.

Putin, asimismo, ha destacado que los dos países han conseguido una experiencia significativa de cooperación constructiva en diversos campos durante todos estos años.

En su mensaje, el líder ruso ha deseado a Kim “salud y éxito, así como la paz y prosperidad a todos los ciudadanos norcoreanos”.

Corea del Norte celebró la noche del viernes un desfile paramilitar con motivo del 75.º aniversario de la fundación del país el 9 de septiembre. Una delegación encabezada por el viceprimer ministro de China, Liu Guozhong, y una delegación militar rusa fueron invitadas al evento, aparentemente en una muestra de unidad de las tres naciones como fuerza contraria a Estados Unidos y sus aliados.

Últimamente, Rusia y Corea del Norte han manifestado su intención de fortalecer los lazos bilaterales en todas las áreas, pese al rechazo de Estados Unidos, que ha venido advirtiendo desde hace varios meses sobre el posible suministro de armas por Pyongyang a Moscú. Esto mientras Pyongyang ha rechazado tener “tratos armamentísticos” con Rusia.

Con todo, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, propuso a Kim durante una reunión mantenida el pasado mes de julio que Moscú y Pyongyangjunto con China, realicen una maniobra naval conjunta en medio de tensiones con EE.UU. en la región.

Corea del Norte, además, ha apoyado a Rusia en el conflicto con Ucrania y culpado al Occidente por la crisis vivida en el país eslavo.

Ellos confabulan…

Andrey Martyanov

Esto es lo único que pueden hacer.

Rusia, después de sufrir embargos petroleros occidentales y límites a los precios de su petróleo y sus productos, ha enviado su primer cargamento de petróleo crudo a Brasil en su búsqueda por encontrar más salidas para sus combustibles fósiles. El petrolero Aframax Stratos Aurora se encuentra ahora a menos de 500 millas de la costa de Brasil, según datos de seguimiento de barcos de Bloomberg, y transporta 650.000 barriles de petróleo crudo de Varandey desde el puerto de Murmansk. El petróleo ruso no se envía a Brasil desde 2016, pero las sanciones al crudo ruso, así como el límite de precios, han dificultado que el país encuentre salidas.

Acabo de regresar de Rusia y en ninguna parte encontré signos de «sufrimiento». Por el contrario, los rusos elogian abrumadoramente las sanciones. También es difícil explicar al «académico» o periodista occidental promedio que Rusia es absolutamente libre en sus decisiones sobre la producción de petróleo y lo hace como quiere. Si Londres y Washington quieren enviar barcos para «hacer cumplir» el límite de precios, son bienvenidos, que vean qué pasa. Todos sabemos que no se pudo hacer nada y que el límite de precios falló el primer día que se introdujo. Ahora, Rusia y Sudáfrica ampliaron su recorte de producción y aquí estamos hoy.

Mientras tanto, Daniel Larison reacciona a las húmedas fantasías de Walter Russel Mead de «desgastar a Rusia». Hay que reiterar una vez más que Mead no es un académico sino un picapleitos de lo que el WSJ llama geopolítica, pero dejemos hablar a Larison:

El columnista del Wall Street Journal, Walter Russell Mead, cree que la manera correcta de desgastar a Rusia en una guerra de desgaste es atacando los intereses rusos en zonas periféricas y remotas de todo el mundo. Mead afirma que “operamos en un entorno rico en objetivos” para llevar el “costo de la guerra al Kremlin” y expone una serie de políticas que son inviables, contraproducentes o inútiles. Entre otras cosas, pide que Estados Unidos “enrolle” al Grupo Wagner en el Sahel, trabaje con Turquía y otros para “hacer que la presencia de Putin en Siria sea ruinosamente costosa”, ejerza presión sobre las fuerzas rusas en Moldavia y «Apuntar a los aliados latinoamericanos del señor Putin».

Incluso suponiendo que fuera práctico y sabio que Estados Unidos hiciera cualquiera de estas cosas, es difícil ver cómo perjudicarían significativamente el esfuerzo bélico de Rusia o ayudarían a Ucrania en una guerra de desgaste. Si Estados Unidos lograra hacer las cosas lo suficientemente difíciles para las fuerzas y mercenarios rusos en otras partes del mundo como para que ya no valiera la pena para Moscú mantenerlos allí, eso sólo conduciría a que se redirigiran recursos y mano de obra adicionales a luchar en Ucrania. No está claro por qué Mead cree que Estados Unidos y “sus aliados en Europa y el Golfo” tienen la capacidad de eliminar la influencia rusa en el Sahel. La influencia francesa está en retroceso en muchos países, los socios de Estados Unidos siguen perdiendo el control en golpes militares y los llamados “aliados” del Golfo no están de manera confiable del mismo lado que Estados Unidos en las crisis políticas y militares en toda África. El problema no era que Estados Unidos y sus aliados estuvieran “permaneciendo pasivamente al margen”, sino que estaban aplicando activamente políticas militarizadas que repetidamente les han estallado en la cara.

Bueno, tengo la respuesta de por qué criaturas como Mead, e incluso muchos en el artículo que Larison publicó en Responsible Statecraft, creen esto. La respuesta es simple: el 99% de los «títulos» de universidades estadounidenses en historia, ciencias políticas, periodismo, economía y otras materias similares son fraude y descalifican a la abrumadora mayoría de sus titulares de cualquier discusión seria sobre el tema, como la estrategia REAL, la guerra, la gestión de recursos y la historia militar del siglo XX. Mead es sólo un propagandista que no tiene herramientas para comprender esas cosas, en cuanto al campo de estudio de Rusia, me repito hasta la saciedad. Ya NO existe tal campo en los EE. UU.

Supongo que tomará algún tiempo internalizar la desagradable verdad de que Estados Unidos está perdiendo la carrera económica frente a China y la carrera militar frente a Rusia, posiblemente por parte de las nuevas élites políticas estadounidenses, pero incluso si se supone que, como muchos informan (en ruso), Blinken estaba en Kiev tratando de obligar a Ze a sentarse a la mesa de negociaciones con Rusia, hay que tener en cuenta que Rusia no tiene ningún motivo para negociar nada con Kiev. El ciclo electoral en Estados Unidos no preocupa a Rusia, que ha descartado a Washington sin importar quién llegue al poder. En cuanto a Mead, tengo una sugerencia: en lugar de «enseñar» a Clausewitz y Estrategia, podría tomar clases básicas sobre historia de la Segunda Guerra Mundial, no la licenciatura que enseña y cómo funciona la economía real. No espero que tenga éxito en sus estudios sobre la guerra moderna: es demasiado complejo y requiere un título de posgrado en STEM (y autorización), pero puede intentarlo. Oye, a los 60 aprendí algunos acordes básicos de piano y hasta sé tocar La casa del sol naciente. Pero, hablando en serio, la mayoría de los académicos «geopolíticos» y «estratégicos» estadounidenses deberían ser despedidos y darles trabajo como porteros en las entradas de Walmart.

Gráficos sobre el estado de la economía

Los costos de intereses en Estados Unidos están ahora en su nivel más alto desde 2009 a medida que las tasas se disparan. Durante el próximo año, esta cifra seguirá aumentando a medida que la deuda estadounidense se refinancie a tasas más altas. Otra señal más de que 4 billones de dólares en «estímulo libre de COVID» no son realmente gratuitos. No existe el dinero gratis.

Se espera que los pagos de intereses se tripliquen de casi $475 mil millones en el año fiscal 2022 a la asombrosa cifra de $1,4 billones en 2032. Para 2053, se prevé que los pagos de intereses aumenten a $5,4 billones, más de lo que el gobierno de EE. UU. gasta en Seguridad Social, Medicaid, Medicare y defensa. El gasto por intereses de Estados Unidos como porcentaje del PIB total está aumentando sin ningún respiro a la vista.

– Substack Genco (https://genco.substack.com/p/absolute-collapse-or-our-path-to)

Los bancos estadounidenses han perdido depósitos durante 5 trimestres seguidos.

– Jack Farley (https://x.com/jackfarley96/status/1699895063013175759?l)

Este gráfico pone en perspectiva que incluso sin tener en cuenta el costo del servicio de la deuda, el gasto fiscal por sí solo representa más del 25% del PIB en Estados Unidos.

El gasto público actual ya ha superado los niveles observados después de la crisis financiera mundial.

-Otávio Costa (https://x.com/tavicosta/status/1699617370422366481?)

Los inventarios de crudo de EE. UU. cayeron MUCHO más de lo esperado.

6,3 millones de barriles frente a los 2,1 millones esperados.

-GRDector (https://x.com/grdecter/status/1699809241777729959?)

Las Reservas Estratégicas de Petróleo (SPR) de EE. UU. se encuentran ahora en su nivel más bajo desde 1983.

Sin embargo, el SPR ahora tiene sólo 46 días de suministro, con diferencia el más bajo registrado. En mayo de 2020, antes de que comenzara el agotamiento del SPR, tenía un récord de 92 días de suministro. El promedio histórico es de 65 días de oferta.

Ahora estamos un 50% por debajo del pico y un 29% por debajo del promedio.

– La carta de Kobeissi (https://x.com/kobeissilette/status/1700187620326719563?)

El crédito y los ahorros de los pequeños americanos

Una aclaración sobre el gráfico de arriba.

El ingreso anual promedio en Estados Unidos ronda los 54 mil dólares al año (la mediana es bastante baja, pero está bien).

Al mismo tiempo, la deuda media es de 93 mil (es decir, 1,7 ingresos anuales). Hace cinco años, por cierto, la deuda promedio rondaba los 53 mil, es decir, se ha más que duplicado en esos cinco años.

De esos 54.000 ingresos anuales, aproximadamente

– 8.000 se destinan al servicio de la deuda (más ahora que se ha elevado la tasa)

– 24.000 en alquiler (el 91% de los estadounidenses no son propietarios de una vivienda).

– el resto se destina a alimentos, gasolina y seguros médicos.

Más de la mitad vive de sueldo en sueldo, es decir, de sueldo en sueldo (y un poco más endeudado).

Además, la llamada «clase media» tiene ingresos más altos, pero también está significativamente más endeudada.

Más del 80% de todo el dinero estadounidense creado (impreso) se emitió entre 2020 y 2023.

Es decir:

– Parte de los ~7,6 billones de dólares de la deuda nacional de EE.UU. consiste en títulos con tasas antiguas, menos del 1%; en consecuencia, a los propietarios se les paga un interés anual relativamente pequeño;

– Durante el próximo año habrá que reembolsarlos, Estados Unidos no puede devolver tanto dinero, simplemente emitirá nuevos títulos de la misma denominación, pero a los tipos actuales: del 4,25% para los títulos a 10 años al 5,47% para los títulos más cortos, a tres meses;

– Esto añadiría alrededor de mil millones de dólares más por día al billón de dólares actual que se paga al año;

El florecimiento de la economía estadounidense continúa… pero son flores que huelen a materia muerta.

Las cosas están a punto de ponerse mal… muy mal.

– Cobertura cero (https://x.com/zerohedge/status/1699802254667030909?)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *