Skip to content

Mujer sin sombras

Spread the love

Por Nubia Gonzareyes (Tomado de Facebook)

Ayer recibí la noticia de la inesperada partida de la compañera Aleida Centeno: Mujer acertiva, con opiniones propias que no dependia de la aprobación de los demás, sino, de su convicción. No aceptaba ni necesitaba sombra para sus luchas, las que asumía con la determinación de una soldadera curtida en batallas.

Coincidimos en Servicios Legales en el momento de su gloria, y en el espanto de su decadencia. En aquellos años cuando aún la corporación estaba viva y militante en la lucha por la reivindicación de los derechos los pobres, ahora relegados por un volumen de casos propios de una línea de producción. Ello, junto a la imposición de informes y trabajo secretarial, a las y los abogados, justifica los salarios y beneficios de la alta gerencia burocrática y parasitaria.

Por más de veinte años Aleida, trabajó como abogada en el Centro de Servicios Legales de Arecibo. Allí representó a victímas de violencia domeéstica y a grupos comunales en sus luchas en protección del ambiente.

Fue en la batalla contra el incinerador de Arecibo, ya en el declive de Servicios Legales, cuando frente, la pasividad e indiferencia de la burocrática gerencia, decidió asumir su representación legal por derecho propio. Lo que le costó una suspensión de empleo y sueldo por varias semanas que no aminoró su compromiso de lucha.

Fue la primera mujer en presidir la Unión de Abogados y Abogadas de Servicios Legales, abriendo camino en los intersticios patriarcales del sindicalismo nacional. En nuestra Unión se destacó por su atención y apoyo con aquel o aquella compañera unionada sancionada por el Patrono.

Fuiste una aguerrida compañera de lucha

por la independencia de Puerto Rico, te fuiste a destiempo. ¡Reencarna ese espíritu que nos hace falta!

Hasta siempre, Compañera

Nydia Gonzalez Reyes

20 de octubre de 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *