Skip to content

NYT: La ONU investiga los malos tratos a los gazatíes en instalaciones militares israelíes

Spread the love

Entre los detenidos había hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 6 y 82 años, y algunos de ellos murieron durante la detención, asegura el diario

APAimages / Legion-Media

RT

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés) está preparando un informe sobre los malos tratos infligidos a los residentes de la Franja de Gaza recluidos en instalaciones militares en Israel, reporta The New York Times que asegura haber tenido acceso al documento. 

Según el informe, al menos 1.000 civiles de Gaza fueron recluidos en tres instalaciones militares israelíes y posteriormente liberados sin cargos. Entre los detenidos había hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 6 y 82 años, y algunos de ellos murieron durante la detención, detalla NYT.

"Nuestra guerra es con Hamás": Israel insiste en que no disparó contra la multitud en Gaza

«Nuestra guerra es con Hamás»: Israel insiste en que no disparó contra la multitud en Gaza

El texto describe «toda una serie de malos tratos a los que gazatíes de todas las edades, capacidades y procedencias denunciaron haberse enfrentado en centros de detención improvisados en Israel», señala el periódico. El informe concluyó que dicho trato «se utilizó para extraer información o confesiones, para intimidar y humillar, y para castigar».

Entre otras cosas, el documento incluye relatos de detenidos que afirmaron haber sido golpeados, desnudados, robados, vendados, sometidos a abusos sexuales y privados de acceso a abogados y médicos, a menudo durante más de un mes.

Fadi Bakr, de 25 años, estudiante de derecho que aportó las respectivas pruebas, reveló a NYT que mientras se encontraba recluido le habían golpeado tan fuerte que sus genitales se pusieron azules y, como consecuencia de ello, aún tiene sangre en la orina. Bakr declaró que los guardias le hicieron dormir desnudo al aire libre junto a un ventilador que soplaba aire frío, y que fue puesto en libertad después de que los militares concluyeran que no tiene vínculos con Hamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *