Skip to content

Revista Nueva Pensamiento Crítico Núm. 20 Marzo de 2024

Spread the love

Crisis civilizatoria

Hay una multiplicidad de problemas al evaluar el momento actual que enfrenta la humanidad. Vivimos una crisis, pero no es una crisis puntual, como lo fue la crisis de 1929, la de 1974 durante la que se triplicaron los precios de los productos derivados del petróleo, o la del 2008, derivada de una crisis de los bienes raíces que terminó tumbando algunos bancos durante la llamada burbuja financiera.

En 2024 vivimos una crisis de nuevo tipo. Esta es una crisis de la civilización capitalista en su conjunto que lo abarca todo: la ecología, lo demográfico, lo sanitario, el comercio, las relaciones humanas. Es una crisis del capitalismo al nivel mundial. Es una crisis de la modernidad.

Los post fallaron en su premisa fundamental: ya superamos la modernidad. Por el contrario, está vivita y coleando. Es una crisis de todo el sistema que puede llevar a la desaparición de la especie humana, como advirtió Fidel Castro en 1992.

Frente a esta realidad de hoy no podemos quedarnos en luchas fraccionarias, puntuales: hay que ir contra todo el sistema. Las luchas ambientales, por los géneros, contra el racismo. Son issues particulares que movilizan sectores. Pero allí no podemos quedarnos.

Una de las características más cruentas de esta situación que vive el mundo de hoy es que en nombre de la racionalidad se bombardean escuelas, hospitales, comunidades civiles. El llamado de la Nueva Pensamiento Crítico es que hay que salvar la civilización y defender los derechos humanos.

La jefa del Comando Sur de los Estados Unidos[1] grita: el litio es nuestro, pero ¡qué curioso! El litio al que se refiere está en Chile y en Argentina.

Dwight David «Ike» Eisenhower, presidente de los Estados Unidos (1957-1961) denunció en 1957 que el complejo militar-industrial de los EE.UU necesita de la guerra permanentemente. Si no hay frentes de guerra hay que abrirlos y las excusas hay que inventarlas.

Y es lo que vemos a diario. Así, el siglo 21 arrancó con el 9/11, guerras de Irak y Afganistán en la búsqueda de armas de destrucción masiva que nunca existieron.

La izquierda está muy atomizada, cada cual con su proyecto mientras las grandes masas populares y los pueblos originarios marchan a un ritmo propio. Formulan un socialismo comunitario.

De algo podemos estar seguros: la alternativa de organización social no la van a decidir profesores ni abogados: serán los pueblos que por generaciones y siglos fueron vejados y explotados los que decidirán cómo se organizarán.

La general Laura Richardson, jefa del Comando Sur de EEUU (REUTERS/Kevin Lamarque)

El caso de Argentina y Milei.

Frente a este régimen se ha levantado un movimiento de pueblo que supera los reclamos particulares y levanta un movimiento que integra todos los issues: solo la clase trabajadora puede hacer esto. Cuando se puso de pie la clase trabajadora comenzó la verdadera resistencia al fascismo. Un movimiento obrero de más de un siglo de lucha. Milei trajo la resurrección del movimiento obrero.

En las convocatorias recientes en la Argentina se dejaron de lado los sectarismos.

Distinguir las contradicciones principales de las secundarias. Tenemos solo tres balas y diez enemigos. Hay que saber cuáles objetivos atacar primero, pensando en los recursos que necesitamos para enfrentar los otros 7.


[1] El Comando Sur de Estados Unidos (USSOUTHCOM por las siglas en inglés de United States Southern Command) es uno de los diez comandos de combate unificado pertenecientes al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Su jurisdicción comprende los países de América Latina, con excepción de México, que pertenece al Comando Norte, y 12 islas bajo soberanía europea. También, abarca los océanos Atlántico y Pacífico entre los meridianos 30° y 92° oeste.1​ Tiene su sede en MiamiFlorida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *