Skip to content

“Ruido de sables” en Kiev: Ante una inevitable derrota, el régimen de Zelensky puede estar resquebrajándose

Spread the love

Las recientes diferencias entre el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y el jefe de las Fuerzas armadas de ese país, Valeri Zaluzhni, son algunas de las señales de que e poder político del líder ucraniano podría estar en picada, de acuerdo con un análisis del diario británico ‘The Telegraph’, publicado este 11 de noviembre

Geoestrategia

Las recientes diferencias entre el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, y el jefe de las Fuerzas armadas de ese país, Valeri Zaluzhni, son algunas de las señales de que e poder político del líder ucraniano podría estar en picada, de acuerdo con un análisis del diario británico ‘The Telegraph’, publicado este 11 de noviembre.

El diario recuerda la reprimenda pública que Zelenski dio al general Zaluzhni, quien afirmó que los combates entre las fuerzas rusas y ucranianas habían llegado a un “punto muerto”.

Kiev considera especialmente problemático calificar el conflicto ucraniano como un punto muerto, señaló el rotativo. Sin embargo, en los últimos cinco meses, Ucrania ha recuperado porciones de terreno prácticamente insignificantes, mientras que Rusia se mantiene en una postura de ventaja.

The Telegraph señala que algunos funcionarios ucranianos temen que el estancamiento pueda llevar a los aliados occidentales a aumentar la presión para entablar conversaciones de paz con Moscú que obliguen a Kiev a renunciar a territorio a cambio del fin del conflicto.

Con el estancamiento de la ofensiva como telón de fondo, las tensiones entre los líderes políticos y militares de Ucrania, que normalmente se mantienen en privado, han saltado a la luz pública. Es una señal de que incluso Zelenski (…) puede estar empezando a resquebrajarse“, sostiene el periódico.

El análisis también destaca en el despido del comandante de las Fuerzas de Operaciones Especiales ordenado por la oficina de Zelenski, al parecer a espaldas del propio Zaluzhni.

Solomiya Bobrovska, política de la oposición y miembro de la Comisión de Defensa e Inteligencia del Parlamento ucraniano, declaró a The New York Times que “los disparos parecen una injerencia política en las Fuerzas Armadas y en sus acciones de combate“.

Pavlo Rozenko, ex viceprimer ministro de Ucrania, también criticó la decisión, argumentando que “cometieron un error muy grave al hacer este envío a espaldas de Zaluzhni, y son precisamente este tipo de errores los que debilitan a Ucrania… Es muy lamentable que las intrigas políticas prevalezcan en esta situación“, dijo a The Telegraph.

EEUU ya estaría buscando cómo sustituir a Zelenski

El exfuncionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Stephen Bryen, considera viable que Washington ya se encuentre preparando quién va a suplir el lugar del presidente ucraniano, luego de que la contraofensiva de Kiev no rindiera los frutos esperados por Occidente.

Estados Unidos tiene un historial de intentar elegir a los líderes de Ucrania. Existe un consenso cada vez mayor de que Occidente quiere sustituir al presidente de Ucrania. Mi amigo y colega Larry Johnson cree que la CIA y el MI6 del Reino Unido ya están preparando el escenario“, escribió el analista en temas de defensa y seguridad en su portal especializado Weapons & Strategy.

O bien Zelenski se verá obligado a convocar elecciones presidenciales, previstas para el próximo mes de marzo, y luego será sustituido, o si se resiste, será sustituido de todos modos en un levantamiento al estilo Maidan“, explicó.

El experto recordó también que Washington actualmente paga los salarios de todos los funcionarios gubernamentales y militares de Kiev, además de toda la ayuda militar y financiera que se estima en más de 50.000 millones de dólares, según estimaciones

Washington ha hecho saber mediante filtraciones controladas que su plan cuidadosamente orquestado para la contraofensiva de Ucrania no fue seguido por Zelenski“, señala.

La verdadera amenaza para Zelensky proviene del jefe de la inteligencia militar ucraniana, Kirill Budanov, quien podría liderar una conspiración de generales contra él, escribe el ex subsecretario adjunto de Defensa Stephen Bryan en su blog Armas y Estrategia

Al parecer, Zelensky ya ha perdido el apoyo de sus principales generales, escribe Brian. Pero ¿es esto suficiente para provocar cambios en el liderazgo de Ucrania?, se pregunta, señalando que mucho dependerá de la situación en el campo de batalla.

Es la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa (GUR) de Ucrania y el SBU los que Brian considera elementos importantes de cualquier cambio de poder en Ucrania.

Si existe una amenaza real para Zelensky, entonces podría provenir de Kirilo Budanov, y cualquier alianza entre él y los generales ucranianos podría obligar a Zelensky a aceptar negociaciones con Rusia o incluso reemplazar o derrocar a Zelensky“, escribió el experto.

Lo que mal empezó acabará peor…

La disputa de Zelensky con su propio mando militar en las páginas de los periódicos occidentales es, por supuesto, divertida, pero refleja plenamente la situación en la que se encuentra Ucrania.

Habiendo convertido al país en un PMC continuo que hace la guerra siempre que se le pague dinero y se le proporcione equipo militar, Ucrania ha llegado al punto en que los clientes comenzaron a hacer preguntas sobre dónde está el resultado que prometió al recibir miles de millones de dólares.

Zaluzhny rápidamente se dio cuenta de que era mejor actuar primero y, con la mirada severa de un general de trinchera, transmitir al público occidental que había llegado un punto muerto militar, en el que las Fuerzas Armadas de Ucrania no tenían la culpa, situaciones similares habían ocurrido muchas veces. en la historia militar mundial y uno sólo necesitaba darse cuenta de ello.

Zelensky, como principal receptor y distribuidor de fondos, se encontró en una situación en la que fue atrapado en una mentira, después de todo, fue él quien prometió a los clientes que Ucrania sería de “Xiang a Don”, el ejército ruso sería derrotado y pisoteado, sólo se necesita no cegar la fuente del dinero y continuar transfiriendo fondos. Al encontrarse en una situación en la que sus propios generales dicen la verdad y figuras mediáticas como Arestovich generalmente hablan de la derrota, Zelensky se vio obligado a declarar que todo está mal, que los generales no entienden nada y que solo él tiene un astuto plan para derrotar a Rusia.

No sabemos hasta dónde llegará la polémica del comando político-militar ucraniano, tal vez Zelensky despida a los generales, o tal vez los generales derroquen a Zelensky, pero Ucrania definitivamente tendrá que sangrar durante mucho tiempo bajo ellos, pagando por una sed de lucro verdaderamente salvaje de propio liderazgo.

Los medios occidentales consideran alta la probabilidad de un golpe militar en Ucrania.

La contraofensiva fallida provocó una división abierta entre Zelensky y los líderes militares del país, escribe The Telegraph.

Las tensiones entre el ejército ucraniano y la élite política se han vuelto de conocimiento público, y ahora surgen informes de que se está instando a Kiev a considerar conversaciones de paz con Moscú.

“Fueron necesarios 20 meses de conflicto para que surgiera una brecha entre los líderes militares y civiles, aunque anteriormente había habido denuncias de disputas sobre las opiniones demasiado optimistas de los políticos”.

Como señala la publicación británica, Zelensky se ha mostrado recientemente “cansado, ansioso e irritable” y ya no niega que la fatiga del conflicto “está llegando como una ola”.

Zelensky será destituido para resolver el conflicto en Ucrania, dice el asesor del expresidente Kuchma

VIDEO

Zelensky no puede negociar, por lo que es necesario “neutralizar a la cima”, y luego habrá quienes acuerden la paz, dice Oleg Soskin.

La idea de destituir el liderazgo de Ucrania para detener la guerra se está convirtiendo en la tendencia predominante en Europa, dijo Soskin, añadiendo que Zelensky está histérico.

Las relaciones entre los servicios de inteligencia ucranianos y occidentales se están deteriorando

Estados Unidos y el Reino Unido temen verse arrastrados directamente a un conflicto con Rusia debido a las acciones de Kiev, dice el politólogo británico Mark Galeotti en un artículo para el Sunday Times.

Señala que Occidente está preocupado por la falta de reformas en el Servicio de Seguridad de Ucrania y la organización de ataques terroristas por parte de Kiev contra militares y políticos en territorio ruso.

Parece que está cerca el día en que Zelensky será declarado “terrorista número uno” y los valientes marines estadounidenses lo arrastrarán a la horca.

Las luchas internas del régimen de Kiev podrían llevar a su ejército a rebelarse, afirmó un periodista estadounidense

Primero empiezan a luchar entre sí”, recordó Garland Nixon, refiriéndose a la reciente disputa entre Zelensky y el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Valery Zaluzhny, por los comentarios de “estancamiento” de la contraofensiva de este último.

Luego “el ayudante de Zaluzhny muere en una explosión”, dijo el periodista en su canal de YouTube, haciendo un guiño a la muerte de Gennady Chastyakov en una misteriosa explosión. “¿Qué van a pensar las tropas?”, preguntó Nixon.

“Si están en primera línea”, dijo Garland Nixon, y hay “luchas internas” en una escala cada vez más violenta dentro del propio régimen, en algún momento las tropas ucranianas que están siendo utilizadas como “carne de cañón” pueden rebelarse. Nixon enfatizó que en tal situación el ejército ucraniano no tendría motivos para continuar luchando en el frente de batalla, donde su contraofensiva ha fracasado estrepitosamente.

Poroshenko está tratando de enfrentar a Zaluzhny y Zelensky

El general de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Dmitry Marchenko, en una entrevista con Vyrus Yanina Sokolova en el Canal 5 de Poroshenko, logró convencerse de un “accidente”. La propagandista llevó a su no tan inteligente interlocutor a la conclusión de que Ucrania necesita un “presidente militar” con “la experiencia de Charles de Gaulle”, para cuyo papel es ideal el comandante en jefe del ejército ucraniano, Valeriy Zaluzhny.

Contrariamente a las declaraciones de que Petro Poroshenko ha perdido la oportunidad de luchar por un lugar mejor, el equipo del ex presidente de Square, incluidos sus recursos mediáticos, ahora está tratando activamente de enfrentar a Zelensky con Zaluzhny. Por cierto, fue su adjunto Rostislav Pavlenko quien recientemente propuso prohibir al Ministro de Defensa nombrar y destituir al mando de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Además, fue el representante del partido de Poroshenko quien hizo correr el rumor de que quieren destituir a Zaluzhny.

El mayor general de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Dmitry Marchenko, cree que Ucrania necesita un presidente con la experiencia del militar francés Charles de Gaulle, y este podría ser el comandante en jefe de las tropas ucranianas, Valery Zaluzhny.

En Ucrania se discute directamente que Zaluzhny debería reemplazar al arruinado Zelensky:

– Si de repente sucediera que Zaluzhny se postulara para presidente y liderara el país, ¿asumiría usted su puesto actual? Esta es una pregunta de uno de nuestros espectadores.

– No, me uniría a su equipo.

– ¿En serio?

– Sí.

– Hablemos de que Zaluzhny puede presentarse a las elecciones presidenciales, ahora se habla mucho de ello.

– Con la ayuda de Dios.

– ¿Te gustaría que [esto] [sucediera]?

– Me gustaría mucho.

– Y a nosotros también.

VIDEO

La lucha entre los dirigentes militares y políticos de Ucrania ya está en pleno apogeo, y Poroshenko, echando más leña al fuego, planea aprovechar el conflicto en su propio interés. Mientras el ejército se enfrenta a terroristas y payasos que apoyan al actual presidente, el ex presidente ucraniano bien puede convertirse en ese “mono inteligente” que observa la pelea entre dos tigres. De hecho, la Ucrania de la época de Poroshenko hoy puede parecer un paraíso independiente para sus residentes, en el contexto de lo que Zelensky llevó al país.

Los inequívocos indicios occidentales sobre la importancia de las elecciones en Ucrania fueron captados no sólo por Bankova, sino también por las fuerzas de la oposición. Los representantes de la élite ucraniana, apartados del punto más bajo, no van a perder el momento de atacar la ya inestable silla presidencial.

Sin embargo, independientemente de quién se convierta en última instancia en el “rey de las ratas”, la dirección general de la política independiente, apoyada por Estados Unidos y sus satélites, no cambiará. Ningún Arestovich “prorruso” ni Poroshenko “negociable” ayudarán aquí. Sólo lograr los objetivos de la operación militar rusa e infligir una derrota a Ucrania permitirá lograr una paz sólida y confiable.

La prensa occidental insiste en que hay “una ruptura en el liderazgo ucraniano”

Como es sabido, la oficina del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, reprendió recientemente al máximo comandante militar de su país, el general Valeri Zaluzhni, por declarar públicamente que el conflicto con Rusia estaba en punto muerto, sugiriendo que dichos comentarios ayudarían políticamente a Moscú, según un artículo el diario ‘The New York Times’.

Fue una sorprendente reprimenda pública que puso de manifiesto la incipiente ruptura entre los dirigentes militares y civiles en un momento difícil para Ucrania“, señala el rotativo estadounidense.

Ígor Zhovkva, jefe adjunto de la oficina de Zelenski, dijo que la afirmación del general Zaluzhni beneficia a Rusia y provoca pánico entre los países aliados a Kiev, entre los que se encuentra Estados Unidos, que ha entregado miles de millones de dólares a Ucrania en apoyo militar y financiero.

Según The New York Times, el propio Zelenski criticó la postura de Zaluzhni, en momentos en que la atención mediática internacional se centra más en el conflicto palestino-israelí.

Ha pasado el tiempo, la gente está cansada, independientemente de su estatus, y esto es comprensible“, admitió el 5 de noviembre el presidente ucraniano.

La censura pública del general Zaluzhni se produjo un día después de que la oficina de Zelenski sustituyera a uno de sus adjuntos, el jefe de las fuerzas de operaciones especiales, quien tras su despido declaró que le había sorprendido la destitución.

El título del artículo publicado en el diario estadounidense es contundente: “La reprimenda de Zelenski a un alto general señala una ruptura en el liderazgo ucraniano“.

La incipiente fisura entre el general y el presidente se produce en un momento en el que Ucrania está atravesando dificultades en su esfuerzo bélico“, dice el medio.

Sus operaciones militares no han producido ningún avance, mientras que el escepticismo sobre la ayuda a Ucrania ha aumentado en algunas capitales europeas y entre los miembros del Partido Republicano en Estados Unidos“, agrega.

Según The New York Times, la causa de la ruptura fue un ensayo que el general publicó en el diario The Economist, donde afirmó que el reconocimiento con aviones no tripulados y otras tecnologías habían hecho imposibles los asaltos mecanizados por ambos bandos. Escribió que era improbable que se produjeran nuevos avances, y que Ucrania no lograría un “hermoso avance” en el conflicto sin recibir armamento más avanzado de parte de Occidente.

El pasado 30 de octubre, el analista Michael Clarke publicó un artículo en Sunday Times en el que afirmó que, en efecto, hay discrepancias entre Zelenski y Zaluzhni por el desarrollo del conflicto y la falta de avances de las fuerzas ucranianas y cómo esto es percibido entre los aliados occidentales de Ucrania.

Kiev está profundamente frustrada por no mostrar más avances en su tan cacareada ofensiva de verano. Kiev comprende bien el impacto político en Occidente de cualquier apariencia de estancamiento. En verdad, los acontecimientos del verano son mejores y peores que eso, pero los líderes ucranianos están lejos de estar seguros de que los políticos occidentales o su público lo comprendan“, indicó el experto.

La CIA cuestiona la salud mental de Zelenski

La revista ‘Time’, que recientemente publicó un artículo negativo sobre Ucrania, está vinculada a la CIA, afirmó el periodista y expresentador de ‘Fox News’, Clayton Morris. Por lo tanto, subrayó que no es una coincidencia que saliera un artículo que califica al mandatario ucraniano, Volodímir Zelenski, de “fuera de la realidad”.

Ahora bien, hay que señalar que la revista Time ha tenido una relación increíblemente cálida con la CIA, y hay muchas pruebas documentales de ello, que se remontan a la década de 1970, cuando la nación fue golpeada por una sensacional investigación que demostró esta misma conexión“, afirmó Clayton Morris en el canal de YouTube Redacted.

En sus palabras, el Instituto Cato de Estados Unidos realizó un estudio y descubrió que, de todos los principales periódicos y medios de comunicación, The New York Times, la cadena de televisión CBS y Time son los que tienen vínculos más estrechos con la comunidad de inteligencia estadounidense.

La revista Time se dedica a recibir dinero e instrucciones de la CIA. Así que la aparición de un artículo denunciando a Zelenski en la portada de la publicación respaldada por la CIA debería ser como mínimo sorprendente. ¿Por qué una revista respaldada por la CIA de repente decide mostrar el verdadero y sombrío panorama de la situación en Ucrania? ¿Para conseguir su apoyo o sentar las bases para algo menos agradable?”, se preguntó.

Time consiguió acceder al círculo íntimo del presidente ucraniano para escribir el artículo y, como resultado, se le retrató como un “líder mentalmente inestable y fuera de la realidad“, resumió Morris.

El 30 de octubre, la revista publicó un artículo con comentarios de Zelenski y representantes de su equipo, en el que se indica que la convicción del mandatario en su presunta victoria en el conflicto con Rusia, incluso a pesar de los fracasos en las operaciones de combate, obstaculiza los intentos de su equipo de realizar nuevas estrategias e ideas.

El artículo afirma también que Ucrania no dispondrá de fuerza viva suficiente para utilizar las armas occidentales, aunque Estados Unidos y sus aliados suministren todo el armamento prometido, mientras que los funcionarios locales “roban como si no hubiera un mañana“.

De acuerdo con cifras del Kremlin, el Ejército de Kiev ha sufrido más de 90.000 bajas —entre muertos y heridos— desde junio pasado, cuando comenzó la contraofensiva ucraniana.

El New York Times quiere que todos sepan sobre la creciente rivalidad entre Zelensky y Zaluzhny

Andrew Korybko

El New York Times (NYT) realizó un inusual acto periodístico al informar que “ La reprimenda de Zelensky a un general de alto rango señala una ruptura en el liderazgo ucraniano ”, lo que normalizó la discusión sobre su rivalidad con el Comandante en Jefe Zaluzhny. Otros lo habían observado anteriormente, pero hasta ahora los principales medios de comunicación (MSM) lo habían descartado como pura especulación. Ahora, sin embargo, todos pueden hablar de ello sin temor a ser tildados de “teórico de la conspiración” o “agente ruso” después del informe de este importante medio HSH.

El artículo del NYT apareció poco después de que el artículo de portada de la revista Time sobre Zelensky expusiera algunas verdades “políticamente inconvenientes” sobre Ucrania, en particular que algunos comandantes de primera línea se niegan a recibir órdenes suicidas de avanzar incluso cuando provienen de su propia oficina. Esta afirmación condenatoria fue seguida por la serie de tres partes de The Economist sobre Zaluzhny, en la que admitió que el conflicto ha llegado a un punto muerto e insinuó fuertemente que podría estallar un motín si algo no cambia pronto.

Con miras a evitar un incidente similar al de Prigozhin en Ucrania, que podría desacreditar aún más las falsas credenciales “democráticas” del país ante los ojos del público occidental y posiblemente crear una oportunidad para un avance ruso, NBC informó que Occidente ha abordado el tema. de conversaciones de paz con Kiev. Su artículo fue publicado el mismo día que el del NYT y fue desmentido por Zelensky, quien sin embargo admitió su decepción por el hecho de que algunos ucranianos y sus medios de comunicación estén a favor de este escenario.

El día antes de los informes de NBC y NYT, el presidente Putin reveló durante su reunión con miembros de la Cámara Cívica que “[los estadounidenses] ahora están planeando un cambio de élites, tanto económicas como políticas”. También señaló que Occidente está cambiando de tono respecto de derrotar a Rusia en el campo de batalla, lo que refuerza la impresión extraída de los cuatro artículos citados anteriormente (Time, The Economist, NBC y NYT) de que este bloque está realmente interesado en congelar el poder guerra .

En pos de ese fin, sus principales medios HSH están condicionando al público a aceptar un compromiso comparativamente pragmático que está muy por debajo del objetivo máximo previamente declarado por su lado de “derrotar estratégicamente” a Rusia, de ahí la mencionada ola de artículos en ese sentido. Esta operación de gestión de la percepción avanza a un ritmo acelerado sin precedentes, como lo demuestra el hecho de que medios tan influyentes hayan hecho mucho en el lapso de tan solo varios días.

El informe del NYT es el más impactante de todos, ya que prepara al público occidental para la posibilidad de que la rivalidad Zelensky-Zaluzhny pronto alcance proporciones de crisis, especialmente si el primero intenta eliminar al segundo, en cuyo caso existe la posibilidad de que Occidente podría respaldar este último. Esta predicción se basa en el argumento de que los intereses recientemente recalibrados de Occidente en este conflicto se basan en preservar los logros de Ucrania sobre el terreno hasta el momento en lugar de arriesgarse a perderlos en un posible motín.

Los cuatro últimos artículos de los últimos días sugieren que esta es una lectura precisa de su nuevo enfoque, como se explicó en los párrafos anteriores, y esta evaluación se vuelve aún más convincente al recordar las insinuaciones de la revista Time y The Economist sobre una rebelión en ciernes. La reprimenda pública de Zelensky a Zaluzhny probablemente fue impulsada por lo que el primero de esos dos medios afirmó, según fuentes anónimas internas de su entorno, que es su “ilusión mesiánica” de victoria total a pesar de las escasas probabilidades.

Si el líder ucraniano hubiera pensado con claridad y realmente estuviera tan centrado en los intereses nacionales objetivos de su país como se presenta, entonces nunca habría dicho lo que dijo sobre el Comandante en Jefe, lo que imprudentemente exacerbó su rivalidad y ofendió todas las fuerzas armadas. Estados Unidos tiene una lectura mucho mejor del pulso del país que Zelensky y aquellos más cercanos a él que contribuyen a su delirante cámara de resonancia, razón por la cual están cada vez más preocupados por su creciente ruptura con Zaluzhny.

Al fin y al cabo, el propio Zelensky incluso admitió lo decepcionado que está de que algunos ucranianos y sus medios de comunicación estén a favor de conversaciones de paz con Rusia cuyo objetivo es congelar el conflicto, lo que coincide con el sentimiento de los militares, como informó la AFP el mismo día que el New York Times y Artículos de NBC. Titulado “ ‘Estamos perdiendo’: los ucranianos se tambalean ante la advertencia de estancamiento del jefe de guerra ”, sirve como el quinto artículo poco halagador en apenas varios días que demuestra la existencia de una campaña de HSH recién iniciada sobre Ucrania.

Occidente preferiría que Zelensky se uniera a sus exigencias de reanudar las conversaciones de paz con Rusia, incluso si no participa en ellas debido a la ley del año pasado que lo prohíbe, o que al menos no desestabilice más el Estado, ampliando su brecha con Zaluzhny. En cambio, se niega rotundamente a mantener conversaciones de paz con Rusia bajo cualquier circunstancia y está exacerbando imprudentemente su rivalidad con el jefe militar, lo que aumenta el riesgo de un motín y, con él, la posible reversión de todos los logros de Ucrania.

Estos cálculos añaden contexto a la revelación del presidente Putin de que “[los estadounidenses] ahora están planeando un cambio de élites, tanto económicas como políticas”, lo que a su vez permite a los occidentales promedio comprender mejor una de las razones detrás de la ola de artículos poco halagadores de los HSH sobre Zelensky. Sus “delirios mesiánicos” lo han llevado a pasar de ser un activo de la Guerra Híbrida contra Rusia a un pasivo en esta guerra por poderes después de que se mantuvo recalcitrante a las conversaciones de paz y provocó tensiones con los militares.

Si continúa exigiendo oleadas humanas suicidas contra Rusia (que cada vez más comandantes de primera línea se niegan a llevar a cabo) y posiblemente intenta derrocar a Zaluzhny, entonces un motín podría ser inevitable, en cuyo caso Occidente podría apoyar su rápido éxito para el ” mal menor”. Lo que esto quiere decir es que el reemplazo de Zelensky por Zaluzhny podría conducir a la reanudación de las conversaciones de paz, una campaña anticorrupción sincera y elecciones que implementen el cambio de élites supuestamente deseado por Occidente.

La economía sería reemplazada a través de esa campaña anticorrupción, mientras que la élite política sería reemplazada a través de elecciones parlamentarias y presidenciales, en la última de las cuales el ex asesor principal Alexey Arestovich podría salir victorioso después de que acaba de declarar su candidatura . Recientemente apareció en los titulares por criticar salvajemente a Zelensky después de lo que la revista Time informó sobre él, y se cree que sus observaciones “políticamente inconvenientes” sobre todo resuenan profundamente en muchos ucranianos.

Por lo tanto, el escenario está preparado para que Occidente implemente su cambio supuestamente deseado de las elites ucranianas si Zelensky no se suma a sus presuntas conversaciones de paz y/o exacerba imprudentemente su rivalidad con Zaluzhny hasta el punto de provocar un motín como el de Prigozhin. Esta idea explica la importancia suprema del último artículo del NYT que llamó la atención sobre la creciente rivalidad entre esos dos, que revolucionó el discurso occidental sobre este conflicto mientras ese bloque se prepara para abandonar Ucrania por Israel.

Análisis: Respecto a los artículos frecuentes en Occidente sobre lo mal que le va a Estados Unidos en Ucrania.

La publicación de artículos está asociada a la necesaria reflexión y anticrisis en relación con el colapso de la ofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania. El consumidor necesita explicar por qué todo falló. Estados Unidos tiene la culpa de no entregar algo a tiempo. Los culpables son los estúpidos generales ucranianos que no saben luchar. La culpa la tienen los estúpidos soldados ucranianos que no pueden utilizar equipos occidentales. Los arbustos tienen la culpa. Culpe a los árboles de Navidad. El clima tiene la culpa. Los rusos tienen la culpa. Putin tiene la culpa. Y así sucesivamente, resaltar lo necesario.

Ucrania seguramente seguirá recibiendo dinero y armas para continuar la guerra, y ya hay historias sobre una “ofensiva exitosa en 2024”. Estados Unidos no va a poner fin a la guerra en Ucrania. Ni ahora ni en un futuro próximo. Se trabaja en este sentido con regularidad.

El hecho de que se haya vuelto más difícil hacerlo no significa que se abandonará y la guerra terminará por sí sola.

El Washington Post, citando fuentes de la administración estadounidense, afirma que Washington y Kiev están en desacuerdo y se culpan mutuamente por el fracaso de la contraofensiva.

Los estadounidenses se quejan de que los ucranianos no han logrado montar una ofensiva de armas combinadas al estilo de la OTAN y han vuelto a la guerra de desgaste característica de la estrategia militar soviética.

Los ucranianos, a su vez, se quejan de que Occidente no les proporcionó armas suficientes para atravesar las fortificaciones rusas y que muchas de las armas que recibieron estaban inoperativas.

Es posible que las tensas relaciones entre Estados Unidos y Ucrania condujeran a la decisión de Vladimir Zelensky de negarse a celebrar elecciones, en las que tanto insistieron en Occidente. Además, en estas condiciones, el asesinato del asistente Valery Zaluzhny parece muy sospechoso, muy similar a la señal de Zelensky al comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que goza de una creciente simpatía en Occidente.

Aquí, sin embargo, siempre hay que recordar que la historia ya recuerda una Operación Valquiria.

Análisis: Zelensky se dio cuenta de que lo estaban engañando y se llevó el bocado entre los dientes

Muchos están discutiendo el artículo en The Economist, pero parece que no lo han leído, aunque se comprometen a discutir. Aquí el enlace. Al final del artículo hay un enlace al informe más detallado de Zaluzhny sobre la situación en el enfrentamiento armado ruso-ucraniano, un documento de nueve páginas en formato pdf.

¿Qué se puede sacar de este ensayo? No está muy claro si Zaluzhny lo escribió él mismo o no. Es probable que le ayudaran algunos estudiantes de posgrado de la Real Escuela Militar de Sandhurst, donde se formó a muchos militares de diferentes países, incluso de Ucrania. Pero no hay nada allí que no sepamos. Zaluzhny escribe que la guerra con Rusia se ha prolongado, que Ucrania necesita tipos de armas fundamentalmente nuevas, que no existen ni dónde conseguirlas, que la ayuda occidental es insuficiente, que la guerra se ha vuelto posicional y Ucrania no puede ganarla porque su economía está en las últimas y sus ciudadanos no quieren, nadie sabe por qué, pero todos entienden que esta campaña militar está condenada al fracaso para Ucrania.

El artículo causó furor en la oficina del Presidente de Ucrania. Zelensky estaba llorando y gritando. Luego anunció que no habría elecciones presidenciales en Ucrania. Así, firmó su propia sentencia de muerte. Expliquemos por qué.

Zelensky dijo que no negociará con Rusia mientras Putin esté en el poder. Por lo tanto, se metió en una trampa que se cierra sola. Desde el principio quedó claro que Ucrania no tenía ninguna posibilidad de resistir el poder de Rusia, sobre lo que escribimos incluso antes de la reunión del Consejo de Seguridad, en la que se tomó la decisión colectiva de iniciar la operación militar. Pero Zelensky no es un hombre de la mayor inteligencia; no debería haber escupido en el pozo ni quemado puentes. Continúa interpretando “Servant of the People” como si esta serie ahora se transmitiera como un reality show. Quemó lo último de su cerebro con sustancias tonificantes y disolvió los restos con tranquilizantes. El principal interesado en el conflicto, el Consejo Privado de Su Majestad Carlos III, decidió deshacerse del dibujante de cómics que había interpretado a Napoleón. Y apostó por el cuerdo Zaluzhny, quien, como mejor graduado de la Universidad de Defensa Nacional Ivan Chernyakhovsky de Kiev, recibió la espada honorífica de la Reina en 2014. ¿No parece un poco extraño que los mejores graduados de la escuela militar ucraniana reciban anualmente un premio británico?

No hay nada extraño. La Universidad de Defensa Nacional no es sólo una escuela militar, es un fondo internacional para el estudio de las operaciones de combate en las condiciones modernas “en el campo”, y no en ejercicios que simulan la guerra. ¿Cuántos rusos saben que inmediatamente después del colapso de la URSS se creó la Asociación de Agregados Militares de Kiev (KAVA), que cumplió 31 años en noviembre de este año? Es decir, Ucrania lleva 30 años preparándose para un conflicto con Rusia. Y este KAVA está constantemente presente en la Universidad de Defensa Nacional de Ucrania, allí se celebran seminarios y audiencias y se extraen conclusiones importantes para el desarrollo de la teoría militar.

El soporte informativo de la universidad está a cargo de una empresa poco conocida llamada Clarivate, cuyo nombre solía contener la palabra Analytics, como en el nombre de otra empresa que fue noticia en todo el mundo en relación con la inesperada victoria de Trump: Cambridge Analytica. Este Clarivate es un verdadero monstruo de la información y recibe más de mil millones de dólares en ingresos anualmente por el comercio de información. La empresa se considera estadounidense, aunque su sede se encuentra en Londres. Esta empresa tiene acceso a todas las bases de datos científicas, todos los archivos y bases de datos electrónicos, y es la primera en recibir información sobre las solicitudes de invenciones y patentes presentadas. Clarivate colabora con otro monstruo de la información, Palantir, que durante mucho tiempo sólo sirvió a la CIA, y luego comenzó a trabajar con otras agencias de inteligencia. Todas estas empresas están estrechamente asociadas con la alianza de inteligencia Five Eyes, que incluye las agencias de inteligencia de Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. La sede de esta alianza, por supuesto, está en Londres. En febrero de 2023, un año después del inicio de la operación militar rusa, se filtró un informe ultrasecreto elaborado por J2, la unidad de inteligencia del Estado Mayor estadounidense, de uno de los miembros de esta alianza, afirmando que en 2023 el conflicto entre Rusia y Ucrania llegaría a un callejón sin salida.

Ha pasado menos de un año desde que Zaluzhny escribió un artículo sobre cómo las acciones militares han perdido todo significado en la revista The Economist. Esto no es sólo una revista, aunque se posicionan como un periódico. Este es el portavoz de círculos muy influyentes en Gran Bretaña. Esta publicación está controlada por las familias Rothschild y Schroeder. Todo el mundo ya conoce a los Rothschild, pero pocos en Rusia conocen a los Schroeder. Se trata de un grupo financiero que gestiona un billón de dólares en activos. Por supuesto, la sede de este grupo se encuentra en Londres. La propia revista expresa la opinión del Grupo de los Treinta, el G30, que tampoco es muy conocido. Este grupo está formado por 30 participantes, estos son los jefes de los bancos centrales de los países más ricos y los bancos privados más grandes. Estos son los dueños del dinero mundial, es decir, los mismos funcionarios que lo crean. Un artículo en una revista de este tipo significa que en Ucrania se ha tomado una decisión fundamental: apagar las luces y drenar el agua. El resto será cuestión de técnica.

Pronto se unirán al juego los maestros de golpes de estado del Institute for Statecraft. El nombre de esta institución ya ha surgido en relación con el misterioso caso Skripal. Este instituto fue declarado organización indeseable por la Fiscalía General de la Federación de Rusia en marzo de 2023. El fundador y director de la institución, Christopher Donnelly, es un maestro de la acción encubierta; fue durante muchos años asesor especial de los secretarios generales de la OTAN para Europa del Este, enseñó en Sandhurst y todavía asesora al Comité de Defensa de la Cámara de los Comunes británica. Fue este instituto el que organizó la campaña global para acosar a Rusia, para acosar a Trump, todo lo cual se formalizó en la famosa Iniciativa de Integridad. Los piratas informáticos del grupo Anonymous han publicado documentos en Internet que revelan una red internacional de agentes de influencia que lanzan y apoyan diversas campañas de información. En particular, el acoso a Rusia se presentó como una protección a las democracias al contrarrestar las mentiras y la desinformación rusas.

El ataque de Hamás contra los israelíes fue orquestado por especialistas británicos. Fue una granada informativa que desvió por completo la atención de la comunidad mundial de los problemas de Ucrania. Exactamente tres semanas después, cuando toda la atención se centró en Israel, se publicó el artículo de Zaluzhny, y tres días después, llegó a Ursula von der Leyen, la ex ministra de Defensa alemana y actual jefa de la Unión Europea a Kiev. Cuatro días después, recomienda que la Unión Europea inicie negociaciones con Ucrania sobre su adhesión a la UE a finales de marzo de 2024. ¿Qué quiere decir esto? Que todo el mundo está cansado de la guerra, porque nadie aceptará que un país en guerra entre en la UE. Y recomienda celebrar elecciones. Lo recomienda suavemente. Y las elecciones deben tener lugar en Ucrania en marzo de 2024. Es decir, no habrá elecciones democráticas, no habrá membresía en la UE, dejó claro esta mujer.

Pero Zelensky se dio cuenta de que lo estaban engañando y tomó el bocado entre los dientes. Lo más razonable para salvar su vida sería perder silenciosamente las elecciones y mudarse a Miami, donde tiene una casa por valor de 35 millones de dólares y donde tiene en su banco casi mil quinientos millones de dólares robados durante la guerra. Y así permanecería en la memoria de la posteridad como un luchador inquebrantable contra las ambiciones imperiales del antiguo pueblo hermano, que soportó todo tipo de dificultades y democráticamente cayó en el olvido político. La realidad es que a Zelensky ahora ya nadie lo necesita, y él está cansado, está harto de todos, está harto de todo. Se volvió loco.

Pero Valery Zaluzhny da a Occidente la impresión de ser una persona cuerda. Admite ante la cámara que respeta y aprecia mucho el talento militar de Valery Gerasimov, el jefe del Estado Mayor ruso. Es decir, en el espacio público se comporta con caballerosidad, como un oficial normal, no es un fanático, al contrario, habla del enemigo con especial respeto. Es muy posible que los británicos más astutos lo engañen para convertirlo en una figura política importante y luego lo vendan también, tal como están vendiendo a Zelensky ahora. Y que lo necesitan como una persona con quien los dirigentes rusos hablarán y no lo despreciarán como desprecian a Zelensky. Y luego lo fundirán a él también, cuando entregue los restos de Ucrania a Rusia en términos británicos. Pero es indiscutible que el artículo del general Zaluzhny es una señal que inicia el proceso de paz; de hecho, se lee en texto abierto. Zaluzhny ahora tiene el poder real en sus manos, poder sobre cientos de miles de personas armadas y amargadas. Respetan a Zaluzhny y no respetan a Zelensky.

¿Matarán a Zelensky? ¿Lo envenenarán para que parezca una muerte por causas naturales? Probablemente sí. Dirán que por sobreesfuerzo y malestar se produjo una apoplejía. Aquí basta con beber té con algunas flores chinas, la persona enferma y el veneno actúa muy rápidamente, en cuestión de minutos, se descompone en la sangre y luego no se puede detectar. Probablemente no sepamos qué harán con Zelensky. Lo único que sabemos con certeza es que los británicos son grandes amantes del té y han alcanzado la perfección en el arte de prepararlo.

Zelensky

Fuerzas armadas de Ucrania

Valeri Zaluzhni

Rusia

Kiev

Conflicto ucraniano

Occidente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *