Skip to content

Sánchez culmina en Bruselas una semana de escalada del mensaje belicista

Spread the love

El presidente del Gobierno defiende aumentar la «capacidad de disuasión, seguridad y defensa» de la UE en el actual contexto. «La guerra en Ucrania está siendo de una especial crueldad. Estamos casi como en la Primera Guerra Mundial», apunta Margarita Robles. Sus posiciones reciben críticas desde la izquierda.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a Bruselas este jueves para participar en el Consejo Europeo.

MIGUEL MUÑOZ@MMUNOZORT

Bruselas acoge este jueves y viernes un Consejo Europeo marcado principalmente por la situación de guerra en Ucrania. Un contexto geopolítico en el que diferentes voces europeas han redoblado la apuesta militar para hacer frente a la amenaza que supone la Rusia de  Vladimir Putin.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha sumado al discurso y la posición mayoritaria en la UE tras una semana marcada por las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y las críticas de socios de los socialistas. 

Sánchez llegó a la capital belga este jueves. Se paró brevemente ante los medios de comunicación para marcar su posición. «Es un Consejo importante, tendremos un mensaje de apoyo de todos los líderes a Ucrania, en un momento en el que necesitan un mensaje político», afirmó el presidente. El secretario general del PSOE cree que se necesita «firmeza» y «respeto a un orden internacional basado en reglas».

Tanto la UE como el propio Sánchez defienden «fortalecer la industria de la defensa» y «aumentar la capacidad de disuasión» de Europa. Para el presidente del Gobierno, es «importante» que la ciudadanía española tenga presente la importancia de ofrecer una respuesta común a nivel europeo. Pasó, argumentó Sánchez, con la pandemia y con la crisis energética provocada por la invasión rusa. «Para garantizar la paz necesitamos aumentar nuestra capacidad de disuasión, seguridad y defensa», afirma Sánchez

«Ahora lo que estamos viendo es que hay un cuestionamiento de la seguridad europea por parte del régimen de Putin. Tanto la sanidad, la energía, las políticas del clima y también la seguridad son bienes públicos europeos. Necesitan de una financiación nacional y también de un aporte europeo», argumentó Sánchez. En este sentido, comparó la consecución de los fondos europeos para hacer frente a la pandemia con la industria de la defensa y la seguridad, que es «clave» en estos momentos. 

«Europa es un proyecto de paz. Y para garantizar esa paz, ese espacio de derechos y libertades que es Europa, necesitamos aumentar nuestra capacidad de disuasión, seguridad y defensa y que no haya tentaciones de regímenes autoritarios como el de Putin que pongan en cuestión  y debilite ese espacio», añadió Sánchez.

El presidente trató de acercar a la sociedad española la importancia de este asunto. «Cuando hablamos de Ucrania, Oriente Medio o de defensa son debates que nos afectan en el día a día. La capacidad de disuasión es fundamental para la paz», insistió. 

Este terreno ya lo había preparado Robles en una comentada entrevista publicada en La Vanguardia publicada el domingo. «La amenaza de guerra es absoluta y la sociedad no es del todo consciente», destacó. «Hoy en día, un misil balístico puede llegar perfectamente desde Rusia a España«, añadía la ministra. Su discurso tuvo una respuesta casi unánime desde los grupos de izquierda, que calificaron de irresponsable el mensaje y le reclamaron un mayor esfuerzo por las vías diplomáticas. 

Robles defiende su posición

Prácticamente a la vez que hablaba Sánchez ante los medios, la ministra Robles comparecía en la Comisión de Defensa del Senado. Lo hacía para hacer balance de su trabajo hasta la fecha e informar de los planes de la legislatura. Pero obviamente el asunto de la guerra en Ucrania y sus palabras del domingo tuvieron su hueco. 

Grupos como EH Bildu o ERC afearon el militarismo y belicismo de la ministra. Robles se defendió y argumentó su posición. Josu Estarrona, senador de EH Bildu, le preguntó si «considera pertinentes este tipo de declaraciones» y le advirtió de que pueden generar una «psicosis colectiva» en la sociedad.

«La guerra en Ucrania está siendo de una especial crueldad. Estamos casi como en la Primera Guerra Mundial«, destacó Robles, que invitó a los grupos crítico a hablar con Putin si quieren la paz. «Habla de alarmismo a la opinión pública. Por suerte, la ciudadanía española tiene sentido común y tiene formación. Aquí no se alarma a nadie, aquí la ciudadanía ve la realidad. Putin ha dicho que no tiene problemas en utilizar armas nucleares», añadió la ministra de Defensa.»Sería un motivo de alegría que su grupo pudiera conseguir la paz hablando con Putin», le dijo Robles a EH Bildu

«La amenaza de Putin es real, lo dice él cada día. Sería un motivo de alegría que su grupo pudiera conseguir la paz hablando con Putin«, le insistió Robles al senador de EH Bildu. «No es un tema de militarismo sí o no. La realidad no es lo que uno quiere, es lo que otros nos imponen. Como Putin. Nos hemos encontrado con la realidad. No es problema de militarismo, ha habido sátrapas siempre y contra eso no nos podemos poner de perfil», le dijo al representante de ERC. 

Robles argumenta que el rearme europeo, «como dicen algunos», significa «proteger los valores democráticos europeos». «No quiero un autócrata como Putin que nos diga que va a haber una Tercera Guerra Mundial y que va a lanzar armas nucleares», insistió. «Estamos comprometidos con la paz», insistió en varias ocasiones. 

La semana también ha estado marcada por la reunión que mantuvieron el lunes en Moncloa Robles y Sánchez con representantes de la industria de Defensa. El líder del Ejecutivo agradeció a los directivos de las empresas de la industria de defensa «su compromiso en un contexto geopolítico muy complejo, en el que España trabaja para prepararse ante las posibles amenazas de seguridad y aumentar el nivel de autonomía estratégica». «España quiere hacer del sector un actor clave en la primera Estrategia Industrial Europea de la Defensa», añaden en Moncloa. 

La visión de Sánchez sobre el papel de la OTAN y del gasto militar ha sido frecuentemente criticado por sus socios de Gobierno. Incluso por los integrantes de la coalición, antes Unidas Podemos y ahora Sumar. El aumento de los Presupuestos en Defensa han sido justificados por el presidente del Gobierno en el marco de los compromisos con la UE y la OTAN. Lo que pueda pasar a partir de ahora puede quebrar también el bloque progresista. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *