Skip to content

Se mueve el comercio electrónico en el mundo, y en Cuba también

Spread the love

Comprender las tendencias y necesidades de los consumidores es esencial para asegurar su crecimiento

Es común usar herramientas digitales para administrar las finanzas públicas, hacer comercio electrónico y gestionar la política tributaria, tendencia a la que se incorpora Cuba. Foto: Ricardo López Hevia

El mundo se está digitalizando, pese a las violaciones de la privacidad, de la seguridad cibernética y del costo que implica adoptar nuevas tecnologías.

En los últimos años el comercio electrónico ha tenido un gran desarrollo, y ha acelerado el cambio a las compras online, que alcanzan en la actualidad el 20 % del total a nivel mundial.

Se espera que llegue hasta el 24 % en 2026, según información de la plataforma global de datos e inteligencia empresarial, Statista.

Los países en los que se estima un mayor crecimiento serán Brasil 14,63 %, Argentina 14,61 %, Turquía 14,33 %, Canadá 10,92 %, EE. UU. 10,86 % y España 10,69 %.

En este proceso intervienen varios componentes: logística, transportación, entrega eficiente, experiencia de los usuarios y los canales de pago, en los que desempeña un papel fundamental la bancarización de las operaciones. Comprender las tendencias y necesidades de los consumidores es esencial para asegurar su crecimiento.

La pandemia de la COVID-19 trajo como consecuencia que, a nivel mundial las ventas por comercio electrónico crecieran más de un 25 % en 2020, y más de un 15 % en 2021. En el presente año se pronostica una tasa de crecimiento del 9,4 %.

Los ingresos por este concepto superaron los 3,1 billones de dólares en 2023, y se espera que superen los 3,6 billones de dólares en 2024. Las categorías de productos más vendidos son la electrónica, moda, comida, bebida, ferretería y mobiliario.

El 10 % de todas las ventas en algún comercio, ya sean online o no, se realizan con un dispositivo móvil, pero de las que se hacen en negocios digitales, el porcentaje asciende al 30 %.

El método de pago más extendido a nivel mundial es digital o con la wallet (billetera) del móvil, con un 49 %. En Europa está repartido: digital 27 %, tarjeta de crédito 25 %; mientras que en Latinoamérica, el pago con tarjeta de crédito (39 %) sigue siendo mayoritario.

Al cierre de 2023, más de 2 640 millones de personas realizan algún tipo de compra en internet, un incremento de 80 millones con respecto a 2022.

La media de usuarios de internet de la Unión Europea que realizaron compras online fue de aproximadamente 70 % en 2023. El grupo de edad en el que más ha aumentado el número de compradores online ha sido el de los usuarios entre 55 y 74 años, de un 27 % en 2013 a un 50 % en 2023, en esta zona geográfica.

En el caso de América Latina y el Caribe, el comercio electrónico continúa creciendo año tras año, y aumenta su participación en las economías nacionales. Entre 2020 y 2021 se registró un salto anual del 30 % en las ventas online, y en 2023 superó los 117 000 millones de dólares.

COMPORTAMIENTO EN CUBA

En 2023, el comercio electrónico en Cuba se caracterizó por un incremento en los volúmenes financieros gestionados por canales digitales y de los actores económicos que utilizan esta vía en su gestión de venta de bienes y servicios. También por la extensión de su habilitación, a través de las pasarelas de pago electrónico nacionales Transfermóvil, EnZona y Banca Remota.

Tuvo un papel esencial la implementación de la Resolución 111/2023, del Banco Central de Cuba para la bancarización de las operaciones iniciado en agosto pasado.

Contar con una infraestructura instalada de más de 7,6 millones de líneas móviles activas, de ellas 6,8 millones que acceden a internet; más de 282 000 hogares conectados a la red; con un 84 % de los consejos populares con al menos una solución para la navegación pública y más de 53 000 servicios de conectividad institucional, facilita el avance del comercio electrónico en el país.

Durante 2023 se realizaron 37,7 millones de operaciones mediante el monedero móvil Mi Transfer, extendiendo su uso a 376 000 usuarios, en tanto se realizaron 977 millones de operaciones mediante Transfermóvil, para un crecimiento de un 25 % con respecto al año 2022.

El monto de las operaciones sin efectivo (las que se realizan mediante las tarjetas de pago red) continuó en ascenso, y alcanzó un 68,30 % en el último año.

El pago electrónico de los servicios de electricidad, gas, telecomunicaciones e impuestos también aumentó. El total de usuarios de las plataformas de pago electrónico asciende a 9 280 000, 3 millones, 110 000 más que el año anterior.

En el turismo, el 95 % de las operaciones hoteleras y extrahoteleras se realizan por canales digitales; igualmente en otros sectores existe un alza en la utilización de este canal para la generación de ingresos en divisas, tanto directas del mercado exterior como en el mercado interior.

A pesar de estos resultados, los volúmenes financieros gestionados por canales digitales tienen montos poco representativos en algunos sectores.

Es necesario atender con prioridad lo relacionado con la implementación de la factura electrónica y la logística, fundamentalmente las posibilidades de transportación hasta el destinatario de los productos, los servicios de posventa y el desarrollo de una plataforma para soportar el comercio electrónico en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *