Skip to content

Serie del Caribe: Puerto Rico busca su primer triunfo ante una Nicaragua que se estrena en la fiesta 

Spread the love

Los Criollos chocarán contra los Gigantes en el primer partido de esta edición del clásico caribeño, que tendrá como escenario el loanDepot Park de Miami

Antolín Maldonado Ríos

Por Antolín Maldonado Ríos El Nuevo diia

Periodista de Deportes

Los Criollos de Caguas serán los primeros en tirarse al terreno de juego en la Serie del Caribe 2024 que arranca el jueves en el loanDepot Park de Miami, cuando enfrenten a los Gigantes de Rivas, representantes de una Nicaragua que hace su primera aparición en este clásico.

RELACIONADAS

DEPORTES

Serie del Caribe 2024: itinerario, formato, transmisión y lo que debes saber del torneo en Miami

Por El Nuevo Día

DEPORTES

Conoce los rivales de Puerto Rico en la Serie del Caribe 2024

Por Antolín Maldonado Ríos

Los Criollos, dirigidos por el exreceptor de Grandes Ligas Yadier Molina, inician este torneo con el objetivo de ganar la corona y convertirse en el club de Puerto Rico con más títulos en la historia de este torneo.

El partido está señalado para las 11:30 a.m., hora de Puerto Rico, y será transmitido en la isla por Wapa Deportes.

Los Criollos estarán en su edición número 22 de la Serie del Caribe, y su quinta desde 2017, cuando ganaron el primero de dos títulos consecutivos. Regresaron al clásico caribeño en 2021 y 2022 sin correr la misma suerte, por lo que buscarán cambiar el rumbo de Puerto Rico en el evento.

En las últimas 24 temporadas, Puerto Rico solo ha ganado el título de la Serie del Caribe en tres ocasiones. Su último fue en 2018, que fue el segundo en años consecutivos para los Criollos. Caguas, de paso, fue el que detuvo en 2017 una sequía de Puerto Rico sin ganar, que duró 17 años, luego del título que conquistaron en 2000 los Cangrejeros de Santurce.

“Tenemos un gran equipo e hicimos un gran trabajo en la temporada. Salir campeón nos dio el beneficio de reforzarnos bien y eso fue lo que hicimos. A ver qué pasa. Nada está escrito y en béisbol cualquier cosa puede pasar. Pero estamos bien preparados y en realidad tenemos buenos jugadores”, dijo Molina a El Nuevo Día el miércoles, previo a abordar el vuelo del equipo hacia Miami desde el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.

Caguas abrirá en el montículo con el derecho Eduardo Rivera, uno de los 17 lanzadores que los Criollos tienen en su plantilla. Rivera, además, es uno de los refuerzos del equipo para esta Serie del Caribe y viene de terminar entre los líderes de pitcheo de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente con los Gigantes de Carolina durante la temporada regular. Compiló marca de 3-3 con 1.85 de efectividad, y fue el mejor de todo el circuito en ponchados, con 48 en 43.2 entradas.

En la serie semifinal contra Ponce continuó consistente con su gran labor y tuvo dos aperturas y cuatro salidas en total. En 13.1 entradas registró 1-0 con 1.35 de ERA, y ponchó a 13. Y luego en la serie final ante los eventuales campeones Criollos, no tuvo el mismo éxito, con tres salidas y dos aperturas, en las que su efectividad fue elevada con 7.71 en solo 4.2 episodios. Aun así Caguas se lo llevó como refuerzo y se le dará la primera bola ante Nicaragua.

“Hemos estudiado sus vídeos y hemos hecho nuestra asignación. Esperemos que durante el juego ejecutemos. Eduardo Rivera y Alex Sanabria van a ser los primeros dos abridores. Ganar es la meta. Sabemos que Nicaragua tiene buena fanaticada. Ese parque se va a llenar. Es cuestión de nosotros, no tenemos que estar pendiente de con quién juguemos. Tratar de jugar el béisbol que sabemos jugar”, agregó Molina, sin precisar aún cuál será su alineación.

Los Criollos tienen un gran elenco en sus jugadores de posición. En el cuadro tendrán a Vimael Machín, Jancarlos Cintrón, Emmanuel Rivera, Jack López y Trei Cruz. Los jardineros serán Nelson Velázquez, Johneshwy Fargas, Dwight Smith Jr., Danny Ortiz, Bryan Torres y Heliot Ramos.

Los Criollos son los máximos ganadores de la LBPRC con 21 campeonatos, pero han ido a la Serie del Caribe, contando esta de Miami, en 22 ocasiones, toda vez que en la edición de 2003 celebrada en el Estadio Roberto Clemente Walker de Carolina, participaron dos equipos por Puerto Rico: los entonces campeones Indios de Mayagüez, y el subcampeón, Caguas.

En Miami, los Criollos buscarán su sexto título en Series del Caribe, lo que rompería un empate con los Cangrejeros de Santurce como máximos ganadores boricuas en este escenario. Al momento, Caguas y Santurce suman cinco cetros cada uno. Mayagüez tiene dos, y es seguido por Ponce y por las desaparecidas franquicias de Bayamón, Arecibo y San Juan, todos con un título.

Nahira Montcourt
(Nahira Montcourt)

La isla tiene, al presente, 16 cetros en este clásico, para ser el segundo país detrás de República Dominicana, que marca el paso con 22. Les siguen México (9), Cuba (8), Venezuela (7), Panamá (2) y Colombia (1).

La Serie del Caribe tuvo una primera etapa entre 1949 y 1960 en que la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) tenía otra composición. Y en dicha etapa los cubanos fueron los máximos ganadores con siete de 12 ediciones, seguidos por los boricuas con cuatro y los panameños con uno. Tras la edición de 1960, la Serie del Caribe no se celebró más durante esa década tras la salida de los cubanos. La segunda etapa del clásico caribeño inició en 1970 y por más de cuatro décadas los cubanos estuvieron ausentes, hasta 2014, aunque desde entonces no siempre han dicho presente.

Confiado Rivera

Rivera, por su parte, reconoció la importancia de salir por la puerta ancha en el estreno.

“Me siento muy bien y le doy las gracias a esta gente que me dio la oportunidad de poder pitchear el primer juego. Vamos para encima. Nunca me he enfrentado con ningún equipo de Nicaragua, va a ser mi primera vez. Muy emocionado. Alegre, imagínate, que le digan a uno ‘vas a abrir el primer juego’. Uno se siente emocionado por esa oportunidad, cada día que uno logra algo nuevo”, dijo Rivera, quien asegura que no siente presión.

“Tenemos que ganar el primero, y después ir con los otros. Pero el primero es el más importante ahora mismo”.

El gerente general de los Criollos, Jesús “Motorita” Feliciano, le dio un espaldarazo a la selección de Rivera para el partido inaugural.

“Eduardo es tremendo lanzador. Yo creo que en este tipo de serie, al igual que en cualquier playoff que juegues, cuando te enfrentas a esos lanzadores que tienen buena velocidad -Eduardo tira a 96 y 98 millas-, uno como bateador empieza a hacer más de la cuenta. Es un buen lanzador para el primer juego de esa serie”, comentó Feliciano.

Nahira Montcourt
(Nahira Montcourt)

Caguas lleva un elenco monticular que incluye a Sanabia, que abrirá ante México el viernes, Derrick Adams, Daryl Thompson, Luke Westphal, Ricardo Vélez, Ricardo Gómez, Alex Claudio , Christian Torres, Ángel Reyes, Eduardo Rivera, Danny Wirchansky, Endyrs Briceño, Bryan García, Lincoln Henzman y Chávez Fernander.

Para Molina, que acaba de debutar en la LBPRC como dirigente con su primer campeonato, esta será también su primera Serie del Caribe como mánager. Sin embargo, regresará a un escenario familiar para él, luego de estrenarse como mánager de la selección de Puerto Rico en el pasado Clásico Mundial de Béisbol de 2023 en el loanDepot Park.

Previo al Clásico, Molina había dirigido en la liga invernal de Venezuela a los Navegantes de Magallanes.

Los Gigantes de Rivas, por su parte, fueron los campeones en su liga invernal en Nicaragua, uno de los tres países invitados junto a Panamá y Curazao. Jugarán con una plantilla que incluye 15 de los jugadores que representaron a los centroamericanos en el pasado Clásico Mundial de Béisbol en marzo, que también marcó su debut. Tienen además tres jugadores que tuvieron experiencia de Grandes Ligas: Francisco Peguero, Raudy Read y Cheslor Cuthbert.

Su abridor ante Puerto Rico será el dominicano Luis Ramírez, uno de nueve refuerzos extranjeros de los nicaragüenses. Ramírez, un derecho de 31 años, fue líder de victorias del torneo en Nicaragua con el Tren del Norte, que fue el otro equipo que apareció en la serie final ante los Gigantes de Rivas. Ramírez finalizó la temporada con balance de 8-3 en 11 aperturas en las que acumuló 62.2 entradas con 48 ponches y efectividad de 3.88.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *