Skip to content

SI ME MUERO, QUE ME MUERA

Spread the love

Cuando de luchar se trata solo hay puerta de salida para curar tanta herida con que la vida nos mata

William Perez Vega

  · 

SI ME MUERO, QUE ME MUERA

“Si me muero, que me muera

con la cabeza muy alta.”

“Cantando espero la muerte

que hay ruiseñores que cantan

encima de los fusiles

y en medio de las batallas”.

(Vientos del pueblo me llevan, Miguel Hernández)

Cuando de luchar se trata

solo hay puerta de salida

para curar tanta herida

con que la vida nos mata,

ya que entonces se desata

una copla lastimera

y el corazón de una fiera

que si tiene corazón

al luchar por tal razón

si me muero, que me muera.

Nos quitan hasta el suspiro

que en el fondo de una queja

sin más remedio nos deja

que gritar por lo que aspiro,

por el aire que respiro,

por la cena que me falta

con el coraje que exalta

la lucha por existir

aunque me cueste morir

con la cabeza muy alta.

Si es por la aldea que quiero

por el jardín y la flor,

por el derecho al amor

y por el nuevo sendero,

nunca le pondré algún pero

a lo que dicte la suerte

aunque me parezca fuerte

habré de seguir luchando

y si me toca peleando,

cantando espero la muerte.

Los pueblos han de escoger

la verdad y la justicia,

el derecho a la caricia

y la vida por nacer,

cuando hay ganas de vencer

los pueblos siempre levantan

en sus pasos se agigantan

porque eso al tirano aterra

y dice el grito de guerra

que hay ruiseñores que cantan.

Seamos consigna diaria,

la silaba del asombro

con que la palabra nombro

de la lucha proletaria,

porque es justa y necesaria

somos cientos, somos miles,

alcemos contra los viles

la utopía que guardamos,

nuestra bandera pongamos

encima de los fusiles.

Que la lucha sea un verso

que podamos recitar

tras la noche al despertar

contra el tirano perverso,

ante todo el universo

entre rimas y metrallas

para derrotar canallas

por esta patria irredenta

donde cada flor revienta

y en medio de las batallas.

William Pérez Vega © 29/9/21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *