Skip to content

SOBRE LA SUPUESTA CONSULTA DEL CALENDARIO ESCOLAR

Spread the love

El Departamento de Educación, como patrono al fin, ahora está tratando de dar la apariencia de que está consultando al magisterio en torno al calendario escolar. Sin embargo, lo hace enmarcado en su mentalidad de empresa privada donde por un lado pretende aumentar el ritmo y la cantidad de trabajo del magisterio, recortar recursos y reducir gastos.

Contactos: Eva L. Ayala Reyes, 787 644 7034

​        William Moreno Rosario, 787 902 0934 

​Víctor Rivera Pastrana, 787 236 1099

El Departamento de Educación, como patrono al fin, ahora está tratando de dar la apariencia de que está consultando al magisterio en torno al calendario escolar. Sin embargo, lo hace enmarcado en su mentalidad de empresa privada donde por un lado pretende aumentar el ritmo y la cantidad de trabajo del magisterio, recortar recursos y reducir gastos. Sobre este particular debemos señalar que rechazamos esa pretensión. Si el Departamento de Educación quiere aumentar el tiempo lectivo la ruta tiene que ser hacia el fortalecimiento de la escuela pública, mejorar las condiciones de trabajo del magisterio que a su vez implica mejorar las condiciones de estudio del estudiantado.

La mejor forma de fortalecer la educación pública es garantizando las condiciones para que haya una educación de excelencia, lo que implica tomar en cuenta las necesidades educativas de nuestras comunidades. Eso implica nombrar el personal suficiente y a tiempo, poner las escuelas en las mejores condiciones incluyendo el elemento de la salud y seguridad, reducir la cantidad de estudiantes por grupo a un máximo de 15, proveer los materiales, equipo y facilidades necesarias para la labor académica, reducir la sobrecarga de trabajo, eliminar el trabajo administrativo y proveer la continua preparación del magisterio dentro de la propia escuela. 

Siempre hemos planteado que para lo anterior es imprescindible eliminar todo tipo de corrupción en la agencia para que los fondos lleguen a las escuelas. La corrupción se manifiesta a través de la politiquería, la abundancia de contratos para favorecer a privatizadores y allegados al partido de gobierno y el control del DE para ponerlo al servicio de privatizadores y politiqueros. Es imprescindible además eliminar la mentalidad esclavista y punitiva de parte de quienes dirigen el sistema hacia el magisterio.

Eso implica fortalecer todos los programas académicos, garantizar todos los recursos y servicios a los estudiantes de diversidad funcional, fortalecer los programas tecnológicos, deportivos y vocacionales y garantizar que la labor del magisterio sea reconocida y respetada. Actualmente el DE prepara a los directores de escuelas para que actúen como capataces, que látigo en mano maltratan al magisterio, lo carpetean y aprovechan cualquier oportunidad para fabricarle casos. Esa visión mercantilista y primitiva tiene que eliminarse. 

Si el DE quiere aumentar el tiempo lectivo: que nombre las maestras y maestros necesarios, el personal de apoyo, incluyendo el personal de mantenimiento para que el maestro/a se dedique solamente a su labor de enseñanza aprendizaje. No es necesario aumentar la cantidad de días de clase. Para aumentar el tiempo lectivo, por ejemplo, que se reduzca la cantidad de estudiantes por grupo nombrando más personal con todos los recursos y facilidades necesarias. Cualquier calendario escolar tiene que tomar en cuenta lo anterior. Lo demás es simplemente politiquear con la educación para vender una imagen de gobierno que no existe y ganar adeptos en año electoral. En ese sentido tal vez la mejor opción sea que el calendario escolar sea de agosto a mayo, como antes. La solución está en garantizar lo aquí planteado para poner en condiciones óptimas el tiempo que tanto maestros/as como estudiantes están en la escuela.

Si el DE quiere ser democrático, que respete los procesos de organización escolar, que nos garantice un sueldo justo, que nos provea todo lo necesario para enseñar, que nos devuelva el derecho a retiro según la Ley 91 y que elimine su visión punitiva y esclavista hacia el magisterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *