Skip to content

William Pérez Vega: SUFRO, LUEGO EXISTO

Spread the love

soy

una lágrima poco antes de la muerte

mañana seré grito

esa pedrada de consignas

ante el palacio gris de la perversidad

y estoy segura de que venceremos

SUFRO, LUEGO EXISTO

(Dedicado a las miles de maestras que sufren acoso laboral)

Hoy

cuando nos matan cada día

cuando hacen del taller

un centro de torturas

vestido de acoso laboral

en todos los puntos cardinales

quiero que mires los moretones de mi alma

que veas la tonelada de cruces

sobre el trabajo nuestro de cada día

esa lección que busca una sonrisa

en la cara de un niño, de una niña

porque tal vez es lo único que tienen

piensa que solo soy

una maestra que pide ayuda

el sumo del llanto cuando nos exprimen

que mi nombre puede ser Ana,

Eva, Juana o María

como cualquier Marissa

o tal vez Xaimara,

que estoy en el grito de Ixsia

que sobrevivo en Ponce,

en Las Piedras, quizás en Cidra

en cualquier lugar que señale la ruleta

con tu puñal de indiferencias

o en el llanto que se esconde bajo la máscara

porque le tengo miedo a tus amenazas

y digo presente en cada escuela

tantas veces vestida de invisibles

Pero por favor

no niegues que existo

no digas que es falso este sufrimiento

porque estoy hecha de carne y hueso

soy ese trabajo a puño y letra

en la esperanza de los pueblos

y aunque hoy solo soy

una lágrima poco antes de la muerte

mañana seré grito

esa pedrada de consignas

ante el palacio gris de la perversidad

y estoy segura de que venceremos.

William Pérez Vega

Un comentario sobre «William Pérez Vega: SUFRO, LUEGO EXISTO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *