Skip to content

Tropas de Israel realizan incursiones en Gaza tras dar a sus habitantes un ultimátum de 24 horas

Spread the love

La ONU considera que una evacuación de esas proporciones es “imposible” sin que tenga “consecuencias humanitarias devastadoras”, en palabras del portavoz Stéphane Dujarric en una declaración escrita. Un portavoz del Ejército israelí afirma que ya se han producido incursiones militares dentro de Gaza— Sin luz ni agua y con los hospitales abarrotados: la situación humanitaria se agrava en Gaza bajo los ataques israelíes

Israel le informa a la ONU que el norte de la franja de Gaza debe evacuar en 24 horas EFE/EPA/MOHAMMED SABER

Icíar Gutiérrez El Diario.es

24 horas para evacuar más de un millón de personas. El Ejército de Israel ha lanzado este viernes una orden de evacuación generalizada para casi la mitad de los 2,3 millones de habitantes de Gaza ante la inminente ofensiva terrestre sobre la franja, según ha informado un portavoz de la ONU. La orden ha sembrado el pánico entre la población civil y los trabajadores humanitarios, que ya estaban resistiendo los bombardeos israelíes y el bloqueo que no permite la entrada de alimentos, combustible ni suministros médicos.Raquel Martí: “No hay ningún lugar seguro para los civiles de Gaza”

El Ejército israelí ha dado una orden de evacuación este viernes por la mañana, advirtiendo a los cientos de miles de civiles de la ciudad de Gaza que se marcharan al sur en la franja, un estrecho territorio costero que está siendo blanco de bombardeos constantes desde el pasado fin de semana. “Civiles de la ciudad de Gaza, id al sur por vuestra propia seguridad y la seguridad de vuestras familias, y alejaos de los terroristas de Hamás que os están usando como escudos humanos”, ha pedido el Ejército.

https://twitter.com/i/broadcasts/1mnxepLANVbJX

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, ha declarado a varios medios de comunicación que las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) habían comunicado a los funcionarios de la ONU que trabajan en Gaza “que toda la población de Gaza al norte de Wadi Gaza debía trasladarse al sur de Gaza en las próximas 24 horas”, aclarando que se trata de aproximadamente 1,1 millones de personas.

“Naciones Unidas considera imposible que se produzca un desplazamiento de este tipo sin consecuencias humanitarias devastadoras”, ha afirmado Dujarric. “La ONU hace un enérgico llamamiento para que cualquier orden de este tipo, si se confirma, sea rescindida evitando lo que podría transformar lo que ya es una tragedia en una situación calamitosa”. Ha agregado que la misma orden se aplicaba también a todo el personal de la ONU y a las personas refugiadas en sus instalaciones, incluidas escuelas, centros de salud y clínicas en Gaza.

Incursiones del Ejército en Gaza

El portavoz de las Fuerzas Armadas israelíes ha dicho este viernes que durante las últimas 24 horas el ejército ha llevado a cabo incursiones de combate dentro de Gaza, en la zona más próxima a la frontera, al tiempo que, según el portavoz, se intentaba localizar a israelíes secuestrados.

Así, el Ejército asegura que fuerzas de infantería y blindadas registraron la zona en busca de pruebas que pudieran ayudar a localizar a los secuestrados. Al mismo tiempo, el portavoz afirmó, según Haaretz que destruyeron “la infraestructura terrorista y las células terroristas halladas en la zona, incluida una célula de Hamás que disparó misiles antitanque contra territorio israelí”.

Además, según este portavoz, la Fuerza Aérea israelí prosiguió sus ataques aéreos en la Franja de Gaza.

El presidente israelí responsabiliza a la población civil

El presidente de Israel, Isaac Herzog, ha acusado a los palestinos de Gaza de ser responsables colectivos de las acciones de Hamás por no haberse rebelado contra su Gobierno. Así, viene a tachar de cómplices de asesinato a los dos millones de habitantes de la Franja y, de paso, da vía libre a cualquier ataque contra Gaza.

“Hay una nación entera ahí afuera [en referencia a la Franja de Gaza] que es responsable. Que los civiles no estaban al tanto, no están informados de lo que iba a pasar, es completamente falso”, ha aseverado el presidente israelí en una comparecencia ante los medios heste jueves. Según Herzog, los gazatíes habría podido “luchar contra el régimen maligno que tomó a Gaza en un golpe de Estado”, refiriéndose a Hamás, que tomó el poder de facto en el enclave palestino en 2007.

“Todos ustedes [periodistas] estuvieron ahí [en las aldeas donde ocurrió el ataque de Hamás], ustedes lo vieron, ¿y ahora empiezan con la retórica sobre crímenes de guerra [de Israel]? ¿De verdad? ¿Es en serio?”, cuestionó el mandatario, alzando la voz: “Se me preguntó acerca de civiles no implicados con Hamás, y con todo respeto, si tienes un misil en tu maldita cocina y quieres dispararlo hacia mí, ¿tengo derecho a defenderme? Sí. Esa es la situación”, sostuvo:

“Esos misiles están ahí. Los misiles llegan desde sus cocinas hasta mis niños”, recalcó, al asegurar que la ofensiva militar de Israel busca “asegurarse que Hamás no pueda repetir esto nunca más. Israel actúa según el derecho internacional. Con todo respeto, realmente creo que esto está totalmente fuera de contexto. ¿Qué quieren que hagamos? Les decimos ‘salgan’ y ‘combatimos”.

División en la UE

En Bruselas están emergiendo voces discordantes respecto a la respuesta de Israel. Mientras el alto representante, Josep Borrell, y los portavoces, así como los grupos políticos, incluido el PPE, insisten en que debe enmarcarse en el “derecho internacional”, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha evitado mencionarlo, situándose en las posiciones más duras y alineadas con Estados Unidos. En el otro lado de la balanza se encuentra Borrell, que tras reunirse con los ministros de Exteriores de los 27, aseguró que Israel estaba violando el derecho internacional con el bloqueo a Gaza.

Según evoluciona el conflicto, la ONU ha advertido de que Israel está cometiendo crímenes de guerra –también Hamás– y sus agencias piden que se anule la orden de evacuar el norte de Gaza mientras los portavoces de la Comisión Europea no van tan lejos e incluso evitan criticarla. “Los civiles deben ser advertidos y alertados previamente de la llegada de operaciones militares que les permitan marcharse, y esto es lo que ha hecho Israel”, ha expresado el portavoz del gobierno comunitario, Eric Mamer, que, sin embargo, ha exigido que Hamás no use a la población civil como “escudos humanos”. Algo que, sin embargo, sí ha calificado como crimen de guerra.

Sin embargo, el alto representante ha reconocido que el aviso de Israel es “poco realista” para lograr la evacuación de un millón de personas. Ese llamamiento, realizado por la ONU, ha coincidido con el viaje de Von der Leyen a Israel junto a la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola. La alemana ha vuelto a evitar la referencia al derecho internacional y tampoco ha cuestionado la amenaza de Israel. “Sé que la respuesta de Israel demostrará que es una democracia”, ha declarado delante de Netanyahu.

Ante el distinto discurso respecto a la actuación de Israel, Borrell ha recordado desde China que la “posición de la UE” la fijaron los ministros europeos en una reunión extraordinaria en la que reconocieron el derecho a la autodefensa de ese país ante el ataque de Hamás “en consonancia con el derecho internacional y humanitario”. “Estamos en contra de cualquier ataque contra de civiles y la protección de los civiles es lo más importante”, ha dicho el jefe de la diplomacia europea, que ha vuelto a insistir en que el bloqueo a Gaza “incumple la ley internacional”. “Esto es perfectamente compatible con la condena a los ataques de Hamás en Israel”, ha apostillado.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que evacuar los hospitales del norte de Gaza es imposible porque muchos pacientes morirían en el traslado y los hospitales en la parte sur de la franja también están desbordados y no tienen capacidad para atender a los que llegarían. “Mover a pacientes muy enfermos, incluidos niños, que dependen completamente de apoyo médico vital para sobrevivir, y pedir al personal médico que evacúe, va más allá de la crueldad”, ha afirmado el portavoz de la organización, Tarik Jasarevic.

“Ordenar a un millón de personas en Gaza evacuar cuando no hay un sitio seguro al que ir, no es una advertencia efectiva. Las carreteras son escombros, el combustible escasea y el principal hospital está en la zona de evacuación”, señala también Clive Baldwin, asesor legal de Human Rights Watch (HRW).

Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados, ha afirmado que “la exigencia militar israelí” de que millones de civiles se trasladen al sur en un plazo de 24 horas “sin garantías de seguridad ni de retorno”, equivaldría “al crimen de guerra de traslado forzoso”. “Debe anularse”, ha dicho. 

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), más del 60% de los 423.000 gazatíes desplazadas en los últimos días se encuentran en sus instalaciones, por lo que ha instado a las autoridades israelíes a proteger a todos los civiles refugiados en esos lugares. “Son instalaciones de la ONU. Deben estar protegidos en todo momento y nunca deben ser atacados de conformidad con el derecho internacional humanitario”, ha afirmado la directora de comunicación de la agencia, Juliette Touma.

Sin embargo, la UNRWA se la visto obligada a reubicar su central de operaciones y a su personal internacional en el sur de Gaza, por precaución, tal y como ha anunciado a través de la red social X (antes Twitter). Esa medida ha sido tomada después de que la UNRWA haya perdido ya a 23 miembros de su personal humanitario, desde el comienzo de la ofensiva israelí sobre Gaza, el pasado fin de semana.

Hasta el momento, el saldo de víctimas en Gaza se eleva a 1.799 muertos, entre los que hay más de 500 niños, y más de 6.200 heridos, después de otra noche de intensos bombardeos sobre la franja. La fuerza aérea israelí dijo ayer haber lanzado 6.000 bombas sobre Gaza desde el sábado.

La suegra del primer ministro escocés Humza Yousaf, Elizabeth El-Nakla,ha hecho un llamamiento en las redes sociales desde Gaza, donde se encuentra atrapada con su marido tras viajar allí para visitar a su familia. Desde Deir al-Balah, al sur de la ciudad de Gaza, Nakla, que dice que este vídeo será “el último”. “Todos los de Gaza se dirigen hacia donde estamos nosotros. Un millón de personas, sin comida, sin agua… y aún así les bombardean mientras se marchan. ¿Dónde van a meterlos?”, dice entre lágrimas. “Pero mi pensamiento es: toda esa gente en el hospital no puede ser evacuada. ¿Dónde está la humanidad? ¿Dónde está el corazón de la gente del mundo, para dejar que esto ocurra en estos tiempos? Que Dios nos ayude”.

“Esta es Elizabeth El-Nakla. Es mi suegra. Enfermera jubilada de Dundee, Escocia. Ella, como la gran mayoría de la gente de Gaza, no tiene nada que ver con Hamás. Le han dicho que abandone Gaza pero, como el resto de la población, está atrapada sin tener adónde ir”, ha escrito en Twitter el líder escocés.

Hamas pide a la población que permanezcan donde están

Por su parte, el grupo islamista Hamás ha pedido a los gazatíes que ignoren lo que ha denominado “guerra psicológica” y permanezcan donde están. Salama Marouf, jefe de la oficina de medios de comunicación del Gobierno de Hamás –que gobierna la franja desde 2007–, ha declarado que la advertencia de evacuación era un intento de Israel de “emitir propaganda falsa, con el objetivo de sembrar la confusión entre los ciudadanos y dañar la cohesión interna”.

Este viernes, día sagrado para los musulmanes, Hamás también ha llamado a los palestinos a que se levanten en protesta por los bombardeos israelíes sobre Gaza, y les ha instado a marchar hacia la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén Este –donde la tensión suele estar elevada los viernes de oración–, y a enfrentarse a las tropas israelíes en la Cisjordania ocupada.

Desde el pasado fin de semana, 35 personas han muerto en los territorios ocupados de Cisjordania, en enfrentamientos y escaramuzas con las fuerzas israelíes y los colonos de la zona, donde se ha concentrado la violencia en los pasados meses, en los que se han registrado numerosos incidentes entre palestinos y colones israelíes, así como varias operaciones del Ejército contra localidades de Cisjordania. También han resultado heridas 650 personas y más de 200 están hospitalizadas, según el Ministerio de Sanidad palestino.

Es probable que una ofensiva terrestre en Gaza provoque aún más bajas en ambos bandos en brutales combates casa por casa. Israel ha movilizado la cifra sin precedentes de 360.000 reservistas, ha concentrado fuerzas adicionales cerca de la franja y ha evacuado a decenas de miles de residentes en las localidades y comunidades de los alrededores de la franja. Israel acusa a los milicianos de Hamás de esconderse en túneles bajo la ciudad.

Uno de los objetivos de una probable ofensiva terrestre sería la liberación de los rehenes israelíes y extranjeros, que están en manos de Hamás y del grupo palestino Yihad Islámica, y que Israel afirma haber identificado a 97 de ellos hasta el momento. El Gobierno israelí ha afirmado que no se pondrá fin al asedio humanitario de la franja hasta que todos los rehenes queden en libertad y salgan de ese territorio, y regresen a Israel sanos y salvos.

Hamás también ha anunciado hoy la muerte de 13 de los rehenes, incluidos extranjeros, en los bombardeos sobre Gaza en la últimas 24 horas, sin ofrecer detalles sobre su identidad ni nacionalidad.

Este viernes, el Ejército israelí ha informado en un comunicado de que se ha producido una explosión que ha provocado daños leves a una valla junto a Hanita, una localidad a 500 metros de la frontera con Líbano, y dice que las fuerzas israelíes “están respondiendo con fuego de artillería hacia territorio libanés”.  “Además, se activó una alerta sobre la infiltración de terroristas en la comunidad. Soldados de las FDI (las Fuerzas de Defensa Israelíes) están registrando la zona”.

Reuters cita a una fuente libanesa que afirma que grupos palestinos han intentado una infiltración armada que incluyó un intento de romper la valla fronteriza cerca de la ciudad libanesa de Alma Al-Shaab.

Fósforo blanco

La organización Human Rights Watch ha acusado a Israel de utilizar municiones de fósforo blanco en operaciones en Gaza y Líbano, denunciando que el uso de tales armas pone a los civiles en peligro de sufrir lesiones graves y de larga duración.

El Ejército israelí, preguntado por HRW afirmó que “actualmente no tiene conocimiento del uso de armas que contengan fósforo blanco en Gaza” y no hizo comentarios sobre su posible uso en Líbano, país que Israel ha atacado en los últimos días, en respuesta al lanzamiento de proyectiles desde territorio libanés.

El Laboratorio de Pruebas de Crisis de Amnistía ha verificado que las unidades militares israelíes que atacan Gaza están equipadas con proyectiles de artillería de fósforo blanco y dice que está investigando “lo que parece ser el uso de fósforo blanco en Gaza, incluido un ataque cerca de un hotel en la playa de la ciudad de Gaza”.

Las municiones de fósforo blanco pueden utilizarse legalmente en los campos de batalla para hacer cortinas de humo, generar iluminación, marcar objetivos o quemar búnkeres y edificios, pero se considera un arma incendiaria en virtud del Protocolo III de la Convención sobre la Prohibición del Empleo de Ciertas Armas Convencionales. El protocolo prohíbe el uso de armas incendiarias contra objetivos militares situados entre civiles, aunque Israel no lo ha firmado y no está obligado por él.

Gabinete de guerra

A última hora del jueves, el Parlamento israelí aprobó el gobierno de unidad de emergencia de Benjamín Netanyahu, que incluye a varios representantes centristas de la oposición, y el primer ministro advirtió de que se avecinan “días difíciles”, si bien anunció una “victoria completa”.

El teniente coronel Richard Hecht, portavoz militar israelí, ha dicho a los periodistas que las fuerzas militares se estaban preparando para un asalto terrestre en Gaza, y que los líderes políticos aún no lo habían ordenado. Netanyahu ha prometido “aplastar y destruir” a Hamás, y está arrasando Gaza por el camino. Israel contabiliza al menos 1.300 muertos tras el ataque del sábado.

La campaña de bombardeos de Israel ha destruido 752 edificios residenciales y no residenciales, que comprenden 2.835 viviendas, según la ONU, citando cifras del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda de Gaza. Otras casi 1.800 viviendas han sufrido daños irreparables y han quedado inhabitables.

Estados Unidos se ha comprometido a enviar más armas a Israel antes del esperado ataque terrestre. Antony Blinken, Secretario de Estado estadounidense, llegó el jueves a Tel Aviv para ofrecer el apoyo de Estados Unidos a Israel “hoy, mañana y todos los días”. Blinken dijo a Netanyahu: “Israel puede ser lo bastante fuerte por sí solo para defenderse, pero mientras exista Estados Unidos, nunca, nunca tendrá que hacerlo. Siempre estaremos a su lado”.

Aunque Blinken ofreció un apoyo inquebrantable a Israel y condenó el “reino del terror” de Hamás, también habló de las “legítimas aspiraciones del pueblo palestino a vivir con las mismas medidas de seguridad, libertad, justicia, oportunidades y dignidad”.

Después de Blinken, este viernes ha llegado a Tel Aviv el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd J. Austin, para entrevistarse con líderes israelíes y expresar su apoyo al pueblo de Israel tras el ataque de Hamás. Austin se reunirá con Netanyahu, con el ministro de Defensa, Yoav Gallant, con el que ha ofrecido una rueda de prensa, y con el resto de los miembros del gabinete de emergencia, que incluye al exjefe del Estado Mayor Benny Gantz.

Austin observará la entrega de ayuda militar enviada a Israel desde EEUU para reiterar el pleno apoyo de Washington al pueblo israelí y su compromiso de proporcionarle todo lo que necesita para defenderse, según un comunicado del Pentágono.

También se espera la llagada a Israel de las presidentas de la Comisión Europea y la Eurocámara, Ursula von der Leyen y Roberta Metsola, para “expresar su solidaridad con las víctimas de los atentados terroristas de Hamás y reunirse con los dirigentes israelíes”.

Con información de The Guardian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *