Skip to content

¿Un nuevo siglo de guerra?

Spread the love

Emir Sader

Por Emir Sader Página 12

La historia de la humanidad está llena de guerras. La Guerra del Peloponeso, que duró 17 años, era inimaginable. Más recientemente, era inimaginable que la mitad del siglo pasado estuviera ocupada por dos guerras mundiales, que en realidad fueron una sola, con un intervalo entre ellas.

Cuesta imaginar cómo fueron las noticias radiofónicas sobre la guerra durante cuatro años, de 1914 a 1918. Fue básicamente una guerra de infantería, de combate cara a cara, del “o te mato o vos me matas”.

Como hubo noticias a lo largo del tiempo, sobre cómo fue ese día y lo que se esperaba para el día siguiente, se brindó información sobre cómo fueron los combates ese día, quién atacó a quién, cuántos murieron, qué ciudades fueron destruidas. Declaraciones de altos mandos militares, fotografías de mujeres y niños sufriendo los efectos de la guerra.

Lenin había dicho a finales del siglo XIX que, como el mundo había estado dividido entre las grandes potencias colonizadoras, el siglo XX sería un período de guerras interimperialistas, en las que un bloque de potencias intentaría arrebatar territorios al otro bloque. Incluso si se nos dice que la primera guerra comenzó con un incidente que involucró a personajes en torno a un incidente banal, las causas fueron mucho más profundas.

El clima de disputas interimperialistas entre el bloque liderado por Inglaterra y Francia, y el que llegó más tarde en la disputa, porque tardaron más en lograr la unificación nacional, con Alemania, Italia y Japón. Fueron prácticamente 50 años del mundo en un clima de guerra.

Cuando terminaba la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos lanzó bombas atómicas sobre Japón, Japón ya estaba derrotado, pero Estados Unidos quería demostrar su poder militar a la URSS. Pero pasaron algunos años hasta que la URSS también tuvo bombas atómicas, lo que impidió que el mundo entrara en una nueva guerra mundial. Era el clima de la llamada Guerra Fría.

Los estallidos de guerra en Ucrania y Medio Oriente nos devuelven a un clima de guerra. Lo cual quizás se extienda mucho más allá de lo que podríamos imaginar. Que corremos el riesgo de que se extienda a lo largo de la primera mitad del siglo XXI, que podría haber sido un siglo de paz y progreso.

Se discute si el personaje más destacado de nuestro tiempo será Lula o Milei.

La imagen de los niños palestinos es la más conmovedora y dolorosa de nuestro tiempo. ¿Nos vamos a acostumbrar a vivir en la guerra?

Hoy todos somos palestinos. Para que Palestina no desaparezca como país. Para que podamos negociar un proceso de paz para Medio Oriente . Para que América Latina pueda ser un continente de paz y solidaridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *