Skip to content

Un pendejo de Marista en la campaña primarista

Spread the love

Subieron al muerto parao a la tarima del cierre primarista. Bailaba como marioneta al son de la macarena. Ni siquiera en eso es original.

Verano 2019

Un pendejo de Marista en la campaña primarista

Por: Manuel E Meléndez Lavandero 

Subieron al muerto parao a la tarima del cierre primarista. Bailaba como marioneta al son de la macarena. Ni siquiera en eso es original. Toda su vida ha sido un plagio. Se copia de otros hasta en los exámenes del colegio. Le regalan los doctorados, los puestos de docente (indecente). Se ampara detrás del poder que le da su casta y privilegio de una clase social montada sobre la explotación, la corrupción y apropiación ilegal del trabajo ajeno. 

Quizá dijo una gran verdad, Yo nunca me he ido. Quetambién parecía a una frase copiada a Don Pedro AlbizuCampos. 

En el pnp apuestan a la memoria corta y a cambiar la narrativa. No tienen vergüenza, subestiman al pueblo. El verano del 2019 fue una movilización insurgente del puebloque puso en jaque a las estructuras de poder y logra la renuncia del gobernador pelele. Pero la victoria no fue tan radical como era necesario y posible en aquel momento. Lo cierto es que la estructura mafiosa en la que se escudaba el gobernador títere y su manada depredadora de fondos públicos, se mantuvo intacta. Hubo una reconfiguración de fuerzas que permitió la continuidad del pillaje con la banda del pnp que manejaba Wanda Vázquez y luego con la mafia de los Pierluissi, continua el saqueo, en el Departamento de Educación, Agricultura, Salud, Obras Públicas, Recursos Naturales; porque no se han ido. Hay que sacarlos para cambiar el país. 

Apuestan a la memoria corta. Apuestan a que el pueblo olvida los muertos de María, las burlas del chat, siguen apostando al mantra de “cogemos de pendejos hasta los nuestros” y siguen imponiendo su visión de “un Puerto Rico Sin puertorriqueños” 

Impulsan el desplazamiento poblacional, aprueban leyes para que vengan colonizadores del extranjero a desplazar los boricuas. Pero el pueblo no olvida, porque todos los días sufre y padece los embates de esas políticas del capitalismo salvaje.

Ni siquiera podrán cambiar la narrativa y borrar la memoria del pueblo trabajador, que sufrió los despidos masivos de empleados públicos bajo el nefasto Luis Fortuño (el dueño de las autopistas), el mismo que emitió tanta deuda que finalmente llevo al país a la quiebra económica, entregándolo a los designios de Wall Street

La vida cotidiana del país no permite el olvido. Las escuelasdesmanteladas, el colapso del sistema de salud, los escasesde vivienda accesible para el pueblo que trabaja, los bajos salarios, el alto costo de vida, los aumentos de la factura de electricidad, los peajes, los precios de los alimentos el desplazamiento poblacional, una junta dictatorial, un gobierno títere y colonial, no permiten el olvido.

Aquellos que apuestan a que el pueblo olvida y buscan cambiar la narrativa y entretener al país con trivialidades… sepan que con tanto abuso y atropello la conciencia, indignación y nivel de organización del pueblo crece y más que apostar a la memoria corta, podemos hablar que aquí la cosa está volátil y la mecha esta corta. 

Sigan ninguneando al país, que todavía retumban en las calles los ecos de la canción Afilando Cuchillos que nos obsequiaron ILé, Bad Bunny y Residente en el verano del 2019, particularmente el estribillo que nos recuerda, “Con el puño arriba, a la conquista. No nos va a meter las cabras un pendejo de Marista”. Nunca más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *