Skip to content

Un tigre de papel

Spread the love

El bombardeo criminal contra la poblaciòn civil en la Franja de Gaza constituye un crimen de lesa humanidad

Un tigre de papel

Por Manuel E. Meléndez Lavandero

El bombardeo criminal contra la poblaciòn civil en la Franja de Gaza constituye un crimen de lesa humanidad.

Conocedores en temas de escenarios de guerra afirman, que en los pasados días el ejército de Israel ha disparado más bombas que la suma total de las bombas lanzadas por los Estados Unidos, durante años en Afganistan.

En los primeros días Israel ha venido gozando del control de la narrativa mediática , contando con la complicidad de muchos gobierno occidentales y los medios de comunicación corporativos al servicio de los grandes intereses.

Sin embargo, la operación de dejar sin agua, electricidad, comida y asistencia médica, mientras bombardea indiscriminadamente a los cerca de dos millones de Palestinos encerrados en la Franja de Gaza, les va rebotando como bumerán histórico.

A medida que pasan los días, el mundo va conociendo las políticas genocidas del gobierno Israelí.

Los sectores progresistas, en Nueva York, Paris, Londres, y alrededor del planeta, se movilizan en las calles en favor del pueblo Palestino, por encima de los dictámenes de gobiernos fascistas, anti democráticos, que buscan silenciar las voces de condena al gobierno terrorista de Israel. Los países del mundo árabe cierran filas alrededor del pueblo Palestino.
La comunidad internacional no puede seguir ignorando el desastre humanitario de esa politica criminal del gobierno de Israel. El pueblo Palestino dentro y fuera de Gaza se unifica alrededor de la lucha de las organizaciones de la resistencia.

Lo cierto es que los sofisticados sistemas de vigilancia y al aparato de inteligencia Israelí fueron tomados por sorpresa por un movimiento de resistencia palestina con muy poca capacidad material o logística , pero con mucha creatividad y compromiso de luchar y resistir.

Todo el aparato del estado Israeli responde con rabia, con toda intenciòn de crear terror en la poblaciòn civil, busca recuperarse del ridìculo internacional y a la vez infiligir mucho dolor a las hermanas y hermanos de Palestina.

Pero ya son demasiados años del terrorismo de Israel contra el pueblo Palestino. Podemos decir que ese pueblo està curado de espantos.

Israel conduce una operaciòn de genocidio con bombardeos indiscriminados, brutal e inhumano en la Franja de Gaza. Desconoce todas las leyes y protocolos de la guerra. Es una bestia herida, por tanto peligrosa. No invensible, particularmente en el plano polìtico, alrdedor del cual giran las estrategias militares de las fuerzas en contienda.

Israel posee la superioridad militar lo que les permite efectuar bombardeos desde el aire y a distancia segura para sus tropas. Sin embargo, para poder controlar efectivamente, en algùn momento, tendràn que entrar por tierra. Y ya eso es harina de otro costal.

Intentan forzar el desalojo de cerca de un millòn de civiles, a quienes les tienen cerrado el paso para moverse, buscando empujarlos a una emboscada mortìfera. Esperan asì aniquilar por medio del sucio entrampamiento a un millòn de palestinos.

Despejar una amplia zona les puede resultar estratègico militarmente para minimizar la pèrdida de hombres en los combates cin la resistencia palestina y asì lograr que su ejèrcito de tierra entre sin problemas mayores.

Pero ya la Resistencia Palestina ha hecho claro que no se moveràn. No habrà una segunda Nabska. Van a combatir.

Los soldados israelìes, poseidos por la soberbia del sentido de superioridad, estàn acostumbrados a abusar de los civiles. Son fuertes contra madres, niños, viejos y hombres indefensos.
En el pasado, han demostrado tener miedo de ir al frente de batalla para medirse con militantes de la resistencia palestina, que tienen buen fogueo, espìritu de combate y alta moral. Rediatencia que ha demostrado durante màs de 75 años de opresiòn zionista, que no temen a la muerte para defender su derecho a existir.

Un ejèrcito de ocupaciòn jamàs cuenta con el factor moral de defender la tierra de sus ancestros, las bases fundamentales de su razòn de ser.

En el terreno de la tàctica y estrategia, la ofensiva palestina, del 7 de octubre de 2023, dejò demostrado, una vez màs, que una organizaciòn bien motivada, con conocimiento del terreno y alta moral combativa puede superar los obstàculos de la correlaciòn material de fuerzas. Al final de cuentas, la victoria serà de la parte que logre derrotar, polìticamente, la voluntad de combate de la otra.

Decìa Mao Tes Tung, con relaciòn al imperialismo norteamericano, que este, aunque pareciera muy poderoso, en realidad no era tan temible y afirmaba: Es un tigre de papel. Al respecto decìa Mao Tse Tung especìficamente:

«Cuando afirmamos que el imperialismo norteamericano es un tigre de papel, estamos hablando en términos estratégicos. Visto como un todo, debemos despreciarlo; pero, en cuanto a cada una de sus partes, debemos tomarlo muy en serio. El posee garras y dientes. Para acabar con él hemos de hacerlo por partes. Si, por ejemplo, tiene diez dientes y en el primer golpe le arrancamos uno, le quedarán nueve; le arrancamos otro más y le quedarán ocho. Cuando le hayamos quitado todos los dientes, le quedarán todavía las garras. Siempre que procedamos paso a paso y de modo concienzudo, conseguiremos finalmente el éxito»

Los factores de moral, razòn polìtica, derecho internacional, apoyo de los pueblos y la voluntad de resistencia estàn del lado Palestino y las organizaciones de la Resistencia que la representan.

En ese sentido, el desarrollo de los acontecimientos, de corto mediano y largo plazo, habràn de demostrar que Israel es tambièn, un tigre de papel.

¡Que viva Palestina Libre!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *